Delia Ferreira junto a Natalia Fidel, Adrián Pérez y María Rosa Muiños
Delia Ferreira junto a Natalia Fidel, Adrián Pérez y María Rosa Muiños

La Legislatura porteña otorgó, la semana pasada, un reconocimiento a la Delia Ferreira por su designación como presidenta de Transparency International, en encuentro del que participaron las legisladoras Natalia Fidel y María Rosa Muiños.

Transparency International es la principal organización no gubernamental en el mundo en la lucha contra la corrupción y Ferreira es la primera argentina en ocupar el cargo. Pero además, la abogada cordobesa es una ferviente opositora al voto electrónico, un dato no menor, teniendo en cuenta que de la ceremonia participó el secretario de Asuntos Políticos e Institucionales del Ministerio del Interior, Adrián Pérez.

Durante las audiencias en el Congreso para la postergada reforma electoral, Ferreira se pronunció en contra del voto y la boleta electrónicos porque "no garantizan la seguridad y el secreto del sufragio", y apoyó la implementación de la boleta única de papel.

La ciudad de Buenos Aires implementó en 2015 la boleta electrónica, y fue objeto de críticas por parte de opositores por las vulnerabilidades del sistema.