Ya en la antigua Grecia se consideraba que los Juegos Olímpicos favorecían la amistad de los pueblos. Algo más acá en el tiempo, el diputado nacional Daniel Scioli aprovechó las olimpíadas de invierno de Pyeongchang para filosofar sobre el deporte, una actividad que conoció tanto desde la práctica –es futbolista y fue motonauta– como desde los despachos oficiales –fue secretario de Deportes de la Nación durante las presidencias de Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde–.

"Reflexionaba sobre el poder del deporte para unir a los pueblos. Los Juegos Olímpicos en #Pyeongchang2018 son emblemáticos. Las dos Coreas desfilaron bajo una misma bandera, a pesar del enfrentamiento. Perón tenía razón cuando decía que el deporte inspiraba valores para la paz", escribió en sus redes sociales.

Con el ejemplo de las dos Coreas, y la máxima del General en mente, no sería una mala idea para el "Pichichi" organizar unos picaditos para cerrar la grieta.

Continúe leyendo la sección Círculo Rojo