El movimiento de mujeres que impulsa la discusión sobre la legalización del aborto recibió una mala noticia este fin de semana: el jefe de Gabinete Marcos Peña dijo que "personalmente" estaba en contra del aborto. "No ha habido debate sobre el tema", sostuvo el funcionario consultado por los periodistas Sebastián Abrevaya y Werner Pertot. Sin embargo, "si hay una vocación de plantearlo", el tema "se discutirá", aunque "al día de hoy no ha habido eso".

Las diferentes agrupaciones que por estos días vuelven a agitar el debate por la legalización del aborto no se sorprendieron, porque en rigor no tenían demasiadas expectativas respecto del jefe de Gabinete. Por el contrario, tras la declaración de Peña, las miradas volvieron a posarse con más intensidad sobre el ministro de Salud Adolfo Rubinstein, sobre quien sí depositan expectativas e incluso lo consideran un potencial aliado.

El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein
El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein

Médico epidemiólogo y fundador y ex presidente del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), a Rubinstein no se le conocen posicionamientos públicos respecto del tema, aunque sí cierto interés sobre la cuestión de los embarazos adolescentes. Cuando reemplazó a Jorge Lemus, ex funcionarios de la gestión de Ginés González García aseguraban que "es muchísimo mejor que Lemus, sólido técnicamente y con sensibilidad de sanitarista".

Por eso, no son pocas las feministas que creen que si considera la cuestión bajo una mirada clínica y epidemiológica, "con sensibilidad de sanitarista", muy probablemente siga los pasos de González García y se pronuncie a favor de su legalización, sobre todo teniendo en cuenta la experiencia uruguaya.

Fabiana Túñez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Télam)
Fabiana Túñez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Télam)

Resulta difícil de creer que la titular del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Túñez, no haya planteado nunca el tema a su superiora, la ministra Carolina Stanley, al jefe de Gabinete o al mismo presidente Mauricio Macri, como afirmó Peña. Creadora de la ONG "La Casa del Encuentro", Túñez es una feminista con años de militancia, y hace tan solo unos días reconoció, en declaraciones radiales, que "el aborto es tema pendiente".

Es más probable, piensan en el movimiento de mujeres, que las declaraciones del funcionario a Página/12 sean la postura del Gobierno mucho más que lo que éste admite.

Por eso, entre algunas de las activistas más destacadas esperan ahora que sea Rubinstein quien tenga "una vocación de plantearlo" –como exigió Peña–, y convenza al presidente de abrir la discusión.

Continúe leyendo la sección Círculo Rojo