"Vaya el ánimo que tienen ustedes de compartir un mediodía con un fiscal", arrancó en el atril del Sheraton Libertador Carlos Rívolo, presidente de la Asociación de Fiscales y Funcionarios de la Nación, invitado por el Rotary Club Buenos Aires.

Entonces miró las mesas repletas, de hecho no quedaba un sitio libre para sumar a ningún comensal, y agregó: "Hay bastantes defensores, podemos equilibrar la balanza".

Después sí arrancó con su planteo sobre el futuro del Poder Judicial en respuesta a la consigna del ciclo de conferencias "Qué pretendo para la Argentina".