Renuevan el reclamo de una mayor competitividad para las economías regionales: aportan casi USD3.000 millones de dólares por año de exportaciones

Un documento de Coninagro planteó atenuar el impacto en la suba de los insumos dolarizados y la falta de financiamiento genuino para desarrollar la actividad

Una vez más reclaman una mayor competitividad para las economías regionales
Una vez más reclaman una mayor competitividad para las economías regionales

Más allá del aporte que hacen los granos a la economía argentina y las vicisitudes que enfrenta la producción de carne vacuna por la intervención oficial, las economías regionales hacen un llamado de atención frente a las exportaciones, que generan anualmente por casi 3.000 millones de dólares, y reclaman atención para devolver al sector competitividad y atenuar el impacto en la suba de insumos dolarizados y la falta de financiamiento genuino para desarrollar la actividad.

Carlos Iannizzotto, presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (CONINAGRO), señaló que dicha contribución que hace una parte del agro “es fruto del trabajo” de economías que producen frutas, aves y carnes alternativas, tabaco y azúcar, miel, arroz, legumbres, infusiones como el té o la yerba mate y la producción olivícola. Allí, el dirigente cooperativista instó a las autoridades nacionales a “no estigmatizar” a aquellas actividades regionales que “dinamizan sectores productivos del Interior y que motorizan (su estructura económica por vía) de la exportación”.

Por ello, desde la entidad se insta a “trabajar juntos y de manera inteligente” desde el sector público y privado para “generar más exportación, más dólares y empleo, justo lo que necesita la Argentina para crecer”, y en este sentido se reclamó acciones gubernamentales que permitan “crear las condiciones” para cumplir con estos objetivos.

En un trabajo elaborado por Coninagro, basado en un estudio prospectivo del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), se calcula que de promover la producción de 188 productos regionales, se podrían generar hasta 28.000 millones de dólares adicionales al año a partir de contar con una disminución de impuestos, facilitar el acceso al crédito y avanzar con la eliminación de los derechos de exportación.

Entre las “alertas” presentadas por la entidad cooperativista figura un escenario cambiario desfavorable para la producción agropecuaria, con diferencias presentes en la economía del productor que recibe un dólar oficial de $95 pesos mientras que algunos insumos dolarizados los debe cancelar a valores que se vinculan al tipo de cambio informal, a más de $150.

Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro (Foto: Gustavo Ortiz)
Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro (Foto: Gustavo Ortiz)

En ese sentido, Iannizzotto consignó que “el escenario cambiario no es bueno y precipita la especulación, decididamente estamos en contra del desdoblamiento cambiario. Aquí lo destacable es la generación de divisas por parte del campo como el motor que dinamiza la economía argentina, dando trabajo y empleo, es el único sector que sigue empujando la economía del país en pandemia”.

Insumos

En los informes presentados por los representantes del movimiento cooperativo también se detalla el impacto que está teniendo sobre el negocio agrícola el encarecimiento que reportan insumos atados al dólar estadounidense tales como los fitosanitarios, el combustible sujeto al petróleo o bien los granos que deben destinarse a la alimentación pecuaria. De acuerdo con los datos de Coninagro, en un promedio a nivel nacional, se estimaron determinados costos de producción; los fertilizantes representan el 23% de los costos en la producción en maíz, mientras que el flete representa el 11% del precio del maíz. Por su parte, el gasoil significa el 22% de la estructura de costos de labores agrícolas.

También el gasoil experimentó una suba del 92% en el último año, según un promedio relevado con datos de la Secretaría de Energía, que recaba información de las estaciones del interior del país. Solamente en el área metropolitana, el incremento en los combustibles superó el 70% interanual. En el caso de los fertilizantes, la urea presentó ya un aumento del 44% interanual a valor dólar, con una inflación que crece por arriba de la evolución que reporta el tipo de cambio.

Con el objetivo de plantear las dificultades de competitividad que enfrenta el sector agropecuario, y en especial en las economías regionales, Coninagro también estima conveniente rever la situación que propone la continuidad de los derechos de exportación, que en abril pasado, según consignaron los especialistas, aumentaron un 183% interanual en concepto de retenciones al agro, y ya “representan doce de cada cien pesos de recaudación de impuestos, sin ingresos de la seguridad social”.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR