Esquel: en medio de la pandemia y con estrictos protocolos sanitarios, se realizó una exposición de ovinos

Con protocolos sanitarios rigurosos y un número acotado de personas, la Sociedad Rural de Esquel fue una de las pocas entidades que pudo desarrollar una muestra de este tipo

La consagración de uno de los grandes campeones de la rural de Esquel (Foto: Sociedad Rural de Esquel)
La consagración de uno de los grandes campeones de la rural de Esquel (Foto: Sociedad Rural de Esquel)

Con la llegada de la pandemia del coronavirus, las tradicionales convocatorias de la cadena agroindustrial y las exposiciones rurales quedaron relegadas a un segundo plano, al menos de manera presencial, ya que si hubo mucha actividad mediante las plataformas virtuales.

En estos meses de incertidumbre sanitaria se pudo observar en el interior del país la realización de algunos remates ganaderos, donde solamente podían asistir productores interesados en adquirir los lotes, con un estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios dispuestos por las autoridades nacionales, provinciales y municipales.

De esta manera, algunas muestras van retornando de a poco al círculo de rotación ganadera. Ese fue el caso de la Exposición Rural de Esquel, que durante el fin de semana pasado, al aire libre y con el distanciamiento social obligatorio pertinente, llevó adelante la edición número 95, con una fuerte presencia de las razas ovinas de la región.

Según comentaron desde la mencionada entidad ruralista, en los primeros días del evento las autoridades hicieron la admisión para que los feriantes pudieran concurrir con los animales y luego en la pista central del predio de la rural se desarrolló la elección de los mejores ejemplares de las razas Corriedale y Merino, que estuvieron a cargo de los jurados Pablo Jamieson y Carlos Neira, respectivamente.

Con un paisaje inmejorable y menos de 150 personas, las autoridades locales se embarcaron en el regreso de los remates ganaderos en esa parte del país. Leonardo Jones, presidente de la Sociedad Rural local dijo que duró tres días con actividades ovino-lanar. “No teníamos permiso de convocar a más gente”, sostuvo.

Sólo asistieron los expositores, compradores, jurados y gente de la organización. En total, participaron 17 cabañas provenientes de las provincias de Río Negro, Chubut y Santa Cruz. La imagen dista de lo que se vivió el año pasado cuando participaron unas 2.000 personas. “La única salida era reducir la cantidad de gente que iba a venir a la exposición, pero también las actividades”, observó el presidente de la Rural de Esquel.

Los años anteriores, el evento convocó a miles de espectadores que se sumaron para disfrutar de las actividades ganaderas de las ciudades y provincias vecinas. En tanto, esta vez fue necesario achicar la actividad en general, por lo que solamente se hizo ganadería ovina: carneros y ovejas. En esta oportunidad no se pudo realizar la muestra de caballos, que es una de las granes propuestas que realiza la Sociedad Rural de Esquel todos los años.

Los números

Durante 2020, a nivel país sólo se desarrolló el 15% de las exposiciones que se realizan normalmente año tras año. En ese sentido, el titular de la rural de Esquel, rescató que ellos fueron afortunados por haber llevado adelante la bovina, en octubre del año pasado, y la ovina en el arranque del presente año. Pero para hacerlo, debieron tomar todos los recaudos pertinentes para evitar contagios.

Al momento de la elección de los mejores ovinos de las razas que participaron, el Gran Campeón Corriedale fue un ejemplar de la Cabaña Floradora, de la provincia de Santa Cruz y el Campeón Supremo de la raza Merino, correspondió a un carnero de la Cabaña Laguna del Toro de Gobernador Costa, de Chubut.

Además, el carnero Gran Campeón de la cabaña Leleque, se subastó en $380.000, pero no sucedió lo mismo con el campeón supremo de la cabaña Laguna del Toro, cuyo precio tenía una base de $800.000 y no fue vendido. No obstante, señalaron los organizadores de la muestra que aún así se vendió el 93% del total de los animales y remataron el 60% de los ovinos puros de pedigree.

La pandemia aceleró varios años la era digital a nivel mundial y algunas de las actividades del campo fueron también protagonistas de estos cambios. La organización decidió publicar días antes un catálogo digital con los animales que estaban inscriptos para que los interesados pudieran verlos previamente antes de comprarlos, y quienes no pudieron acceder a la exhibición personalmente lo hicieron a través de las plataformas de streaming y las redes sociales.

Seguí leyendo: