Fuerte crítica de una de las entidades del campo a un proyecto oficialista sobre el manejo del fuego: “Carece de razonabilidad”

Desde Confederaciones Rurales Argentinas solicitaron a diputados y senadores que rechacen la iniciativa

Preocupación en la dirigencia agropecuaria por un proyecto con cambios a la actual Ley del manejo del fuego
Preocupación en la dirigencia agropecuaria por un proyecto con cambios a la actual Ley del manejo del fuego

En la Cámara de Diputados de la Nación el oficialismo presentó un proyecto para realizar cambios en la Ley N° 26.815 sobre el manejo del fuego, que prevé sanciones para los productores agropecuarios que son propietarios de la tierra que sufren los incendios.

Desde Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), advirtieron que el proyecto “no distingue entre aquellos incendios provocados de manera intencional o si fueron provocados por personas que no son titulares del campo. Es decir, se iguala sin distinción de responsabilidades, siendo siempre víctima del castigo propuesto el titular registral del inmueble”.

“Llama la atención la manifiesta intencionalidad de la norma que pretende ejemplificar bajo el supuesto ideológico que los propietarios queman sus campos, cosechas e instalaciones para hacer negocios futuros”, señalaron desde la entidad.

Y agregaron: “Cuesta entender la razonabilidad política del proyecto que parece inspirarse en el desconocimiento de lo que sucede con los incendios o peor aún por el desprecio a encontrar soluciones al verdadero problema de los incendios y sus causas reales”.

A modo de ejemplo, la entidad agropecuaria comentó lo sucedido en la provincia de Formosa, donde este año como consecuencia de la sequía se quemaron más de 500.000 hectáreas, zonas de pastizales, montes bajos, sotobosques.

Además, en Córdoba los incendios arrasaron casi 200 mil hectáreas, las cuales fueron en mayor medida zonas serranas sin un valor productivo y menos aún con fines inmobiliarios.

“Y si se aplica la nueva Ley que promueve el oficialismo, sería muy difícil de reparar el sistema vegetativo que se quemó”, sostienen desde la entidad que preside Jorge Chemes, a partir de la iniciativa que promueve el oficialismo.

Juan Cabandié durante su recorrido por los incendios en Entre Ríos, donde fue criticado por los productores por sus expresiones
Juan Cabandié durante su recorrido por los incendios en Entre Ríos, donde fue criticado por los productores por sus expresiones

Frente a este panorama, los integrantes de Confederaciones Rurales Argentinas solicitaron a los diputados y senadores que rechacen el proyecto que modifica la actual Ley del manejo del fuego, “ya que carece de razonabilidad y con un doble castigo a quien ha sufrido un incendio, que muchas veces obedece a la intencionalidad de terceros. Reformar una ley debe ser siempre la búsqueda de una norma superadora y no un acto de irracionalidad política fundado en prejuicios inaceptables", expresó la dirigencia.

Polémica

Los cruces entre los productores y el oficialismo por los incendios en diversas zonas del país, tuvo su epicentro en la provincia de Entre Ríos, donde el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, sostuvo en más de una oportunidad que las quemas de pastizales son intencionales y tienen como objetivo mejorar las pasturas o extender las fronteras productivas. Incluso presentó denuncias penales contra productores o arrendatarios de los campos en los que se registraron incendios.

La Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER) le respondió en muy duros términos al funcionario y lo acusó de confundir a la sociedad “con inexactitudes, mentiras y campañas ideologizadas” sobre los incendios en el Delta del Paraná.

Los ruralistas entrerrianos replicaron que culpar a los productores “marca la ignorancia y la mala intención” de quien los denuncia, en este caso el ministro Cabandié.

En ese sentido, desde FARER aseguraron que no se trata de quema de pastizales sino de “incendios de esteros, donde arde la turba producto de una gran bajante de los ríos, con una sequía que tiene similitudes con la de 2008”. A su vez, explicaron que los mismos pueden desatarse por “acciones imprudentes de lugareños, pescadores, cazadores, entre otros factores”.

“Atribuir la responsabilidad a los productores es sólo combustible político que suena a deja vu”, plantearon en alusión al conflicto de 2008 entre el gobierno kirchnerista y el campo.

Seguí leyendo:

El ruralismo reiteró su preocupación por la toma de tierras, presión impositiva y disparada del tipo de cambio