Durante el evento de fin de año, realizado el último martes en el restaurante central de La Rural de Palermo, el presidente de la Asociación Argentina de Angus, Alfredo Gusmán, aseguró que el aumento de las retenciones anunciado por el gobierno nacional, fue “inconsulto”, y agregó, “sepan los funcionarios que desde hace muchos años que como productores sentimos que al campo se lo discrimina solicitándonos aportes extraordinarios, que no se le requieren a otras actividades del país”.

Gusmán, además comentó que aumentar la presión impositiva al sector agropecuario, “son medidas que demuestran su negatividad en nuestra economía”, y pidió diálogo con funcionarios, dirigentes y técnicos “para no repetir los errores que tanto daño provocaron a la producción, empleo y consumo en nuestro país”.

El titular de la raza Angus, también comentó que la Asociación está trabajando con toda la cadena, en el marco de la Mesa de las Carnes, con la intención de aportar al gobierno propuestas de procesos virtuosos que signifiquen mayor producción, aumento de las exportaciones, mayor ingreso de divisas y generación de empleo, asegurando al mismo tiempo el consumo interno y la capacidad de compra de la población.

Exportaciones

Este año, es significativo el incremento que han tenido las exportaciones de carne vacuna. En ese sentido, Gusmán sostuvo que las ventas al exterior pasaron de 1.700 a 4 mil millones de dólares, lo que derivó en la apertura de nuevas fábricas, y también aumentó la capacidad y modernización de las existentes. “Todo sucedió sin resentir el consumo de proteína animal, con más de 110 kg por habitante por año”, expresó el presidente de Angus.

En la actualidad, el sector de las carnes argentinas genera más de 700 mil puestos de trabajo formal, pero Gusmán aclaró que el aporte podría ser mayor, en el caso que se apliquen las políticas adecuadas.

Por último, la máxima autoridad de la Asociación de Angus, dijo: “Ningún país puede lograr ese, ni otro crecimiento, con tasas de interés escandalosamente positivas e imposibles de pagar, ni con políticas públicas con restricciones al comercio y retenciones que promuevan la liquidación de nuestros rodeos, la menor producción y el cierre de nuestras fábricas, problemas que sin duda son endémicas en nuestra historia reciente”.