El interior pampeano, cuna del campo argentino, tendrá una escasa presencia en la nueva conformación de la Cámara de Diputados: sólo habrá 16 de los 107 legisladores totales, casi el 15%, que representarán a las tres provincias con mayor cantidad de habitantes del país.

Los datos se desprenden de un informe realizado por la Fundación Barbechando. “Según un análisis que realizamos para conocer el origen de los diputados -según padrón electoral y su participación política- detectamos que las comunidades del interior de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe no tienen representación política proporcional a su importancia demográfica o económica”, indica el documento de la entidad.

Tal es así, que las tres provincias pampeanas, donde habitan aproximadamente 7.400.000 personas en total, contarán con 16 diputados que representarán sus intereses en la cámara baja. Por el contrario, siete distritos del Norte argentino: Salta, Jujuy, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, Chaco y Tucumán, serán representadas por 53 diputados y cuentan con una cantidad similar de habitantes: casi 7.200.000.

La directora ejecutiva de la Fundación, Florencia Ricchiuti, explicó que las comunidades del interior pampeano no serán un actor político influyente a nivel nacional, y pronosticó que esto conllevará a una falta de oportunidades laborales, redes de transporte obsoletas, una infraestructura de comunicaciones lenta, escasa oferta educativa de nivel superior, servicios de salud y servicios culturales mediocres, entre otras problemáticas.

“La buena calidad de vida y estabilidad social de las comunidades del interior esconden pérdidas de oportunidades y estancamiento secular: su base económica, primordialmente agropecuaria, es protagonista a la hora de aumentar la recaudación, pero a la hora de recibir inversión pública es un mero actor secundario. Para impulsar su desarrollo territorial se necesitan legisladores en el Congreso de la Nación", afirmó Ricchiuti. Y agregó: “Para salir de este estancamiento es necesario que las comunidades del interior sean conscientes de su identidad, su importancia y su potencial, y que además reclamen lo que es suyo, un protagonismo político y social para alcanzar un país más equilibrado”.

Cierre de año

El martes, la Fundación realizó su cóctel de fin de año junto a funcionarios nacionales y provinciales, senadores, diputados, representantes y dirigentes del sector agropecuario. Allí, Álvaro Tomás, presidente de Barbechando, dijo en su discurso que desde la entidad analizan en detalle los perfiles de los legisladores para observar cuáles están vinculados al agro y cuáles son sus intereses, como así también la representatividad de las comunidades del interior dentro del Congreso.

“Nuestro trabajo es paso a paso: sabemos que cada vez que logramos una reunión entre un legislador y un productor agropecuario se produce esa empatía donde cada uno entiende la complejidad de sus trabajos y de los procesos legislativos, de los intereses y las políticas que están en juego en cada uno de estos procesos. Cada vez que logramos esto, dimos un paso”, afirmó Tomás.

Por último, el presidente de la entidad concluyó: “Vivimos un momento crítico y esperamos junto a todos ustedes poder seguir brindando un servicio y la oportunidad que da Barbechando para todo el sector, ayudando a construir una red de confianza entre el sector agrícola y el Congreso Nacional”.