El primer encuentro contó con la presencia de 10 internos y 23 agentes penitenciarios de diferentes unidades los cuales se instruirán como futuros capacitadores en un programa de formación continua
El primer encuentro contó con la presencia de 10 internos y 23 agentes penitenciarios de diferentes unidades los cuales se instruirán como futuros capacitadores en un programa de formación continua

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación formó parte de la primera capacitación del Proyecto de Huerta Orgánica en la Unidad N°19 del penal de Ezeiza.

El principal objetivo es abastecer a la comunidad interna de la institución con “alimentos de estación, frescos y de calidad diferenciada”, y simultáneamente capacitar a la población penal a través de actividades de mantenimiento de la huerta.

“Esto permitirá dotar a los internos de competencias para que, al recuperar la libertad, se facilite su reinserción social, otorgándoles la posibilidad de trabajar en emprendimientos productivos de estas características”, recalcaron.

El principal objetivo es abastecer a la comunidad interna de las unidades penitenciarias con alimentos de estación, frescos y de calidad diferenciada
El principal objetivo es abastecer a la comunidad interna de las unidades penitenciarias con alimentos de estación, frescos y de calidad diferenciada

El curso intensivo es teórico-práctico y comprende la enseñanza de las bases metodológicas de una huerta sustentable y los principios de la producción orgánica. El primer encuentro contó con la presencia de 10 internos y 23 agentes penitenciarios de diferentes unidades los cuales se instruirán como futuros capacitadores en un programa de formación continua.

Fue dictado en la unidad penitenciaria y constó de cuatro encuentros: el primero fue el 24 de septiembre y el último, el jueves 10 de octubre, que contó con la participación de Gabriel Saladrigas del Instituto Nacional de Semillas –INASE- y técnicos de la certificadora Organización Internacional Agropecuaria –OIA-, quienes explicaron los requisitos para poder vender semillas orgánicas y certificadas de calidad.

El proyecto piloto tuvo lugar en la Unidad N°19 del penal de Ezeiza, con internos próximos a recuperar la libertad y reinsertarse laboralmente
El proyecto piloto tuvo lugar en la Unidad N°19 del penal de Ezeiza, con internos próximos a recuperar la libertad y reinsertarse laboralmente

A su vez, mañana los agentes realizarán una visita a dos establecimientos orgánicos de hortalizas certificados en Open Door y Luján, y se entregarán los certificados correspondientes. Durante noviembre y diciembre, habrá un seguimiento y acompañamiento técnico.

La primera experiencia

El proyecto piloto tuvo lugar en la Unidad N°19 del penal de Ezeiza, con internos próximos a recuperar la libertad y reinsertarse laboralmente. En diálogo con Infobae, Facundo Soria, coordinador del Área de Producción Orgánica de la cartera de Agricultura, explicó que durante las primeras capacitaciones se hizo hincapié en cómo realizar una huerta con un manejo sustentable.

“Se enseñó desde la preparación de los canteros, los preparados para el control de plagas y la fertilización a partir de compost casero”, explicó el ingeniero agrónomo.

"Se enseñó desde la preparación de los canteros, los preparados para el control de plagas y la fertilización a partir de compost casero, etc.", explicó Facundo Soria, coordinador del Área de Producción Orgánica de la cartera de Agricultura

Además de producir hortalizas de fruto, hoja y raíz orgánica, también podrán elaborar semillas orgánicas certificadas, una unidad de negocios más para que los internos adquieran como competencia, impulsada por la gran demanda que existe actualmente.

Silvina Ferreyra, también integrante del Área de Producción Orgánica, fue la encargada de impartir las clases. “Todo lo que es la enseñanza de una huerta orgánica se basa en tres pilares fundamentales: el económico, el social y el ambiental. Esta experiencia me emociona mucho porque representa y sintetiza los Objetivos de Desarrollo Sostenibles –ODS-. La respuesta fue muy interesante tanto de los agentes como de los 10 internos que estuvieron sumamente comprometidos”, afirmó la docente a Infobae.

De la misma forma, Soria explicó que le sorprendió el nivel de respuesta de los internos y los conocimientos previos que tenían sobre el tema. “Calculo que en diciembre obtendremos la primera producción de hoja, plantas como lechuga, perejil e incluso aromáticas. De todas maneras ellos van a obtener una producción en pequeña escala que la van a consumir internamente: falta un poco para que esto se desarrolle en tamaño y escala para que pueda ser vendido como orgánico el día de mañana”, afirmó.

Además, agregó: “La idea es poder replicarlo en otras unidades ya que muchos agentes que tomaron el curso piensan impartir estos conocimientos en las unidades donde trabajan, también en el penal de Ezeiza. Y después vamos a evaluar si se puede extrapolar a otros establecimientos penitenciarios del país”.

La iniciativa surgió a partir del trabajo público-privado entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, a través del Área de Producción Orgánica, el Ministerio de Producción con el programa “El Mercado en tu Barrio” compartido con la cartera agrícola, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, a través del Ente de Cooperación Técnica y Financiera del Servicio Penitenciario Federal -EnCoPe-, el INASE, la certificadora OIA, y el Movimiento Argentino para la Producción Orgánica -MAPO-.