El fin de semana finalizó la 133 Exposición de La Rural.
El fin de semana finalizó la 133 Exposición de La Rural.

Los hechos que demuestran la recuperación del sector ganadero se enlazan: expectativas por la continua apertura de mercados, animales destacados y genética de punta.

En el contexto del cierre de la 133º edición de la Exposición Rural de Palermo  -el termómetro anual de la ganadería argentina-, Infobae entrevistó a referentes de las distintas razas bovinas: Angus, Brangus, Braford, Hereford, Shorthorn y Limousin, que analizaron la coyuntura
del sector ganadero.

En el predio de La Rural caían algunas gotas sobre las mesas de madera que
rodeaban al food truck de la Asociación Argentina de Brangus bajo los árboles de más de 100 años. Pasada la hora del almuerzo, y pese a la lluvia, los despachos del menú elaborado por Christian Petersen no paraban: hamburguesas y empanadas al horno de barro -todo elaborado con carne de la raza-, choripán y mollejas ahumadas.

"Esto es lo que necesitamos: llevar el campo a la mesa. Pensamos en "Los Corrales de Brangus"  para que justamente la gente entienda que lo que se jura en aquella Pista Central produce lo que se come ahora acá", señaló Martín Goldstein, director de la Asociación Argentina de Brangus, sentado en una de las sillas del espacio al aire libre de unos 1700 metros cuadrados.

Martín Goldstein, director de la Asociación Argentina de Brangus.
Martín Goldstein, director de la Asociación Argentina de Brangus.

Al analizar la coyuntura que atraviesa el sector ganadero, el productor destacó la fuerte demanda exportadora, traccionada por China, que adquiere entre un 65% y un 70% del total de las exportaciones. "Pese a la depreciación del salario, el consumo está estabilizado: esperamos que a partir del arreglo de paritarias se recupere un poco más. Lo mejor es la perspectiva: estamos sentados en un negocio que tiene muchísimo futuro", reflexionó. En esta edición de la muestra se inscribieron 102 ejemplares Brangus y 45 cabañas.

Por su parte, la raza Angus llegó a Palermo con 387 ejemplares, 25% más que en 2018, y con la presencia de 95 cabañas provenientes de provincias como Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe. El año pasado, la Asociación Argentina de la raza exportó 1544 toneladas de carne con marca Angus y este año aspira a duplicar ese número.

Alfredo Gusmán, presidente de la Asociación, afirmó: "Este año ha sido realmente un boom, sobre todo en los últimos 30 días". Gusmán también recordó que cuando en mayo pasado visitó la SIAL en Shanghai, la feria de
alimentación más grande del mundo, quedó demostrado el interés de los
compradores, sobre todo de representantes del gigante asiático, que visitaban los stands argentinos.

Alfredo Gusmán, presidente de la Asociación
Alfredo Gusmán, presidente de la Asociación

"De los 22 frigoríficos exportadores de carne presentes en el pabellón nacional, 13 estaban habilitados para exportar con la certificación Angus: hoy llegamos a 19", afirmó en diálogo con Infobae.

Temor electoral

A casi seis días de las PASO, la primera pulseada electoral que anticipará el rumbo de los comicios en octubre, la incertidumbre nubla el análisis de Goldstein. "Este escenario de optimismo sería totalmente distinto si gana la fórmula de Alberto Fernández: no nos extrañaría que tomen medidas para castigar la exportación. En el pasado argumentaban defender el consumo interno; sin embargo la carne aumentó más. Además se perdieron 10 millones de cabezas de ganado. El kirchnerismo nunca entendió la virtuosidad de la media res: los cortes que se exportan no siempre son los
mismos que demandan los argentinos. Cuanto más caro se vende afuera un lomo, más barato se puede vender en el mercado interno una tira de asado", ejemplificó.

Por su parte, Diego Rodríguez, gerente de la Asociación Braford Argentina, coincidió con el director de Brangus: "Los dos factores que complejizaron este año el negocio ganadero fueron la falta de financiamiento y la incertidumbre política por las elecciones. Observamos un criador más cauto, a la expectativa de lo que va a suceder", explicó.

La raza se luce en Palermo: este año ingresaron 114 reproductores y dos terneros, casi un 20% más que el año pasado. "Superamos nuestras expectativas tanto en el número de animales como en el de cabañas: se inscribieron 30 expositores de nueve provincias distintas", dijo Rodríguez.

En tanto, el presidente de la Asociación Argentina Criadores de Hereford, Alejandro de La Tour, destacó: "Los productores ganaderos somos optimistas por naturaleza, pero en negocios de largo plazo, la incertidumbre y el temor a una vuelta al pasado frena el crecimiento".  En esta edición de la Exposición Rural ingresaron 120 animales con más de 30 expositores: "Este año tenemos tres expositores debutantes, una constante que registramos hace varios años", agregó.

Mónica Schmale, presidenta de la Asociación Argentina de Criadores de Limousin, tomaba mate junto a su equipo en el stand de la raza en el Pabellón Amarillo. Este año, Limousin está presente con 42 animales provenientes de 7 cabañas. Según cálculos de Infobae, este año ingresaron a Palermo más de 800 ejemplares de las seis razas bovinas y se inscribieron alrededor de 220 cabañas.

"Vemos muy buenos reproductores y estamos muy contentos porque la raza viene creciendo muy bien", puntualizó. Sin embargo, explicó que la incertidumbre de las elecciones "asusta" al criador: "Creemos que la industria de la carne vino para quedarse; lo que puede suceder es que si gana la fórmula Fernández-Fernández se aplique algún tipo de retención. Yo soy muy optimista con la ganadería: China seguirá demandando carne y el mundo también. Pero la gente tiene miedo, miedo a invertir en
un corral, un galpón, en más animales, etc", explicó.

Según la productora de Castelli, a la inquietud por la llegada de las elecciones se suma la problemática del sistema laboral. "Es la primera medida y la gran tarea que debe tomar el próximo gobierno porque con las cargas sociales que existen actualmente no se puede competir con ningún país. Pagás un sueldo y casi otro de cargas sociales. ¿Quién va tomar empleados nuevos?, se preguntó.

Por su parte, la raza Shorthorn está presente en la muestra con 46 animales de 16 cabañas. Con respecto al ánimo del productor, Alejandro Ferrero, presidente de la Asociación Argentina de Shorthorn, afirmó que el criador está expectante por las elecciones pero siempre es "optimista y entusiasmado". Como prueba de ello, ratificó que este año en Palermo ha habido un 20% más de inscripción en todas las razas. Pero agregó: "La fiesta nunca es completa porque estamos a la expectativa de qué pasará en octubre".