Para los integrantes de la Cadena de Ganados y Carnes, “este es el camino a seguir”.
Para los integrantes de la Cadena de Ganados y Carnes, “este es el camino a seguir”.

Durante el kirchnerismo, la ganadería fue una de las actividades que sufrió las políticas de ese proceso. La carne vacuna -históricamente reconocida por su calidad-, también fue alejada de los mercados internacionales.

Frente a ese momento tan negativo para la actividad, con fuertes caídas en
producción y exportaciones, surgió en 2015, en plena exposición rural de
Palermo, la Mesa de las Carnes, con 30 entidades vinculadas a la cadena de
ganados y carnes.

A cuatro años de ese histórico momento y en el mismo lugar elegido para su
creación, la Mesa de las Carnes volvió a reunirse ayer, con un panorama muy diferente al de años anteriores, pero con enormes desafíos y problemas a resolver para hacer frente al aumento de la demanda internacional, y con la firme decisión que "este es el camino" para aprovechar las oportunidades que brinda la demanda.

Los integrantes de la Mesa destacaron "el marco de respeto, de inclusión y de consenso de las instituciones, la generosidad de quienes las representan en la Mesa, por las propuestas, los logros y los desafíos acordados".

También resaltaron las políticas que se pusieron en marcha para transitar el
proceso de cambio, como el aumento de la oferta de novillos, el control de las reglas de competencia y la mejora del acceso comercial y sanitario a los
mercados. El incremento del empleo formal, eliminando la precarización y
aumentando la capacitación de los operarios fortaleciendo a los pequeños
productores y fomentando el arraigo, fue otros de los ítems fundacionales
remarcado.

"La Argentina mejor posicionada en el ranking global es uno de los logros que anima a los productores. Estamos en el quinto puesto y recuperamos
protagonismo en el mundo", señaló Víctor Tonelli, Coordinador de la Mesa, quien también aclaró, "todas las carnes crecieron en el mercado interno".

El Coordinador de la Mesa de las Carnes afirmó que todas las carnes crecieron en el mercado interno.
El Coordinador de la Mesa de las Carnes afirmó que todas las carnes crecieron en el mercado interno.

Otro de los coordinadores de la Mesa es Fernando Canosa, quién sostuvo que el crecimiento de la actividad también se expresa en un aporte a la sociedad, y comentó: "Ha sido positivo para las administraciones nacional, provinciales y municipales; y para el bienestar general de la sociedad en su conjunto por el arraigo y el desarrollo en cada comunidad en que se desenvuelve la agroindustria pecuaria".

Los desafíos por delante 

Entre los problemas a resolver aparecen los de financiamiento, aranceles altos, informalidad, presión impositiva e impuestos distorsivos. En lo que hay para mejorar, Luis Bameule enumeró la tasa de destete y al peso de faena. "Mejorar todo esto nos tiene que permitir aumentar la oferta al mundo", sostuvo.

En su presentación, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel
Pelegrina, dijo que en la Mesa se trabaja de manera coordinada e integrada, y agregó: "Indudablemente este es el camino a seguir, mirando cómo mejorar esta competitividad que incluye a toda la cadena. Es importante el apoyo del gobierno y del propio presidente de la Nación que se hace presente y toma nota; y luego controla a sus funcionarios sobre lo que avanzamos o no. Por este camino vamos a poder plasmar la grandeza de nuestra actividad que se desarrolla en todo el país y trae progreso y arraigo para nuestra Argentina que queremos que se desarrolle integrada y federal".

Por su parte el Secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis
Miguel Etchevehere, resaltó la apertura de mercados en el mundo para la
carne argentina, las medidas tomadas por el gobierno para beneficiar a los
productores y el horizonte positivo para la industria.

El funcionario puso el acento en “donde estábamos en 2015 y dónde y cómo estamos hoy”

Otro de los que opinó fue Gonzalo Álvarez Maldonado, integrante de
Coninagro, quien manifestó: "Estamos observando que los problemas
fundamentales de la ganadería están en el sector productivo, pero es muy
difícil de superar si no hay una buena política de financiamiento. Es lo que nos está sucediendo a los que representamos a los pequeños y medianos
productores. Además, la presión fiscal saca una porción al excedente que
podría tener el productor, y donde hubo un compromiso para una reforma fiscal de fondo que atienda al sector productivo, pero hasta ahora es uno de los deberes que está pendiente".

SEGUIR LEYENDO