La caída del cultivo de soja preocupa a la cadena oleaginosa que apoya el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea
La caída del cultivo de soja preocupa a la cadena oleaginosa que apoya el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea

La caída que experimenta el área de cultivo de soja preocupa a la cadena oleaginosa, con el poroto que le cede terreno al maíz no solo por el actual esquema de retenciones, sino también por factores técnicos como fertilización y menor obtención de proteínas. Más allá de esto, se pondera el aporte que promoverá el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

Gustavo Idígoras, presidente de CIARA–CEC, manifestó a Infobae que "el Mercosur logró bastantes flexibilidades en los contratos firmados con la Unión Europea y también obtuvo muchísimas cosas en lo que hace a la propiedad intelectual de lo que inicialmente quería Bruselas. También los plazos para adaptarse a los cambios, que en promedio son siete años, van a permitir a muchos sectores estar en buenas condiciones para enfrentar cualquier situación de competencia frente a sus pares europeos".

"Con lo cual hoy no nos tenemos que preocupar por las consecuencias negativas que puede proponer el acuerdo alcanzado, sino por los potenciales beneficios. Sin embargo, hay que empezar a trabajar pensando en eso", explicó Idígoras, quien reseñó que Europa eliminará en cuatro años los derechos de importación para los aceites sin refinar, y en un plazo de siete años para los aceites refinados.

Tenemos que comenzar a pensar de qué manera vamos a venderles más aceite al principal mercado consumidor del mundo como es la Unión Europea

Más opiniones

Al respecto Rodolfo Rossi, tres veces presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja (ACSOJA), comentó: "El acuerdo me parece extraordinario, ya que aumenta el caudal de consumidores, y sin duda hay todo un derrame hacia lo que es la creación de valor, e incluso dentro de la soja".

Rossi comentó que la cadena sojera deberá evaluar en Argentina los motivos por los cuales decrece abruptamente el área de siembra del poroto. Las plantas del complejo oleaginoso cuentan con una capacidad ociosa que ronda el 40% y se acentúa la primarización en las exportaciones del poroto, que le gana espacio a la venta externa de productos intermedios como aceite y harina de soja.

Con una superficie de maíz que le gana espacio a la soja durante la presente campaña gruesa, Rossi explicó a Infobae que "no puede ser que caiga el área sojera cuando hay forma de aumentar la superficie agrícola, y hay mercado externo por la fiebre porcina, un rol que va a cumplir Brasil. Por ello tenemos que reformular cada paso que da la cadena oleaginosa para volver a ser protagonistas con el esquema de rotación de cultivos y la sustentabilidad del complejo sojero. Allí hay que propender el aumento del rendimiento unitario".

Según Rossi, "son varios los factores que traban el desempeño que supo mostrar la producción de soja en la Argentina, donde el nivel de retenciones es enorme, y es casi imposible crecer con este escenario de impuestos cuando Estados Unidos creció en los últimos años. También lo hizo Brasil y hasta Paraguay. Y por otro lado está la fertilización, con proyectos para fertilizar reduciendo impuestos, lo que va repercutir enormemente en la soja. También se debe atender los niveles de proteínas que exhiben nuestras harinas, que están cayendo. Y por último está la Ley de Semillas, ya que tenemos que tener el tema jurídico más o menos controlado, y quizás tengamos que hacer un mea culpa. También el sector político", dijo.