Buscan mejorar la calidad de la carne de pollo a través del bienestar animal.
Buscan mejorar la calidad de la carne de pollo a través del bienestar animal.

El martes en la sede de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires se
realizó el tradicional acto por el "Día de la Avicultura", organizado por la
Cámara Argentina de Productores Avícolas (CAPIA) y el Centro de Empresas
Procesadoras Avícolas (CEPA).

El evento contó con la presencia del Secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y el ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquís.

Durante el discurso de Javier Prida, presidente de CAPIA, la cadena avícola
transmitió un mensaje con el objetivo de analizar la implementación de políticas públicas para hacer frente a las principales preocupaciones que existen en el sector y que representa el 50% de la proteína animal que consume en nuestro país.

Según Prida: "La industria de producción de huevos enfrenta por estos días
múltiples desafíos para poder consolidar el crecimiento sostenido que tuvo en los últimos 9 años y expandirse acorde con la proyección que ofrecen otros países que atravesaron un proceso similar".

Además sobre la producción de pollos, Prida comentó: "Es imprescindible
recuperar el ritmo de inversiones y reconversión de galpones para crianza y
poder estar así en un nivel acorde que le permita aprovechar las oportunidades comerciales internacionales, con un alto nivel de competitividad".

Las proyecciones para la producción de pollo para este año se ubican en
2.180.000 toneladas, de las cuales se canalizarán a la exportación 240.000
toneladas, -representando la oferta para el mercado interno de 46 Kilos por
habitante año-.

En lo que respecta al huevo, nuestro país es el 8° consumidor mundial

En la actualidad, se consumen 270 unidades per cápita al año, y la producción se desarrolla en 18 de las 24 provincias que tiene el
territorio nacional.

Por otro lado, a lo largo de la cadena de producción se generan 100.000
puestos de trabajo, se consumen 6 millones de toneladas de maíz y 2,2
millones de toneladas de soja. La industria avícola representa el 15% del
consumo de maíz de una cosecha record como la del presente año.

Reclamos

Frente a esta realidad y el impacto de la cadena en la economía del país, desde el sector avícola sostienen que "hay una oportunidad para que el país
intensifique la diversificación de su matriz productiva, más allá de la soja, el
maíz, el trigo y la carne roja, y que incluya a los productos avícolas como un
elemento fundamental de agregado de valor en su complejo agroindustrial", subrayó Prida.

Para conseguir el  objetivo, los avícolas pidieron que el Estado realice su
aporte, mediante políticas estructurales, con la continuidad de la apertura de mercados internacionales, y analizar la posibilidad de diseñar un esquema de incentivos a las exportaciones con la mirada puesta en la mejora de la competitividad.

Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, durante su discurso el último martes en el acto por el “Día de la Avicultura”.
Javier Prida, presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas, durante su discurso el último martes en el acto por el “Día de la Avicultura”.

Pero además, en lo que respecta a la mejora de la competitividad, reclamaron un nuevo sistema impositivo, con una revisión del esquema actual en los tributos nacionales, provinciales y municipales que se solapan entre sí. A su vez se habló de la importancia de tener mejores líneas de financiamiento para continuar con la modernización, tecnificación y ampliación de las plantas de producción y los sistemas de procesamiento.

Por otro lado hubo hacia el gobierno nacional un reclamo para que se cumpla con la promesa que realizó en su momento el ex ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, de rebajar el IVA a los productos avícolas para nivelar su tributación a la de los demás productos proteicos de la mesa nacional. "Esa medida se aplicó para la producción y comercialización de pollo, pero no se implementó para el huevo y los ovoproductos", aseguró Javier Prida.

En relación a la importancia que tiene el sector en la economía, el presidente de CAPIA dijo que hasta el momento no se ha conseguido una sana asimilación con el sector público, ya que en los últimos tres años, ningún plan social alimentario incluyó el huevo, excepto en la provincia de Jujuy."Y esto sucede mientras el huevo es el producto más completo, versátil y económico al alcance de la mano. Hoy un kilo de huevo en polvo cuesta lo mismo que un kilo de leche en polvo, y nutre el doble. Pese a estos contratiempos, aún tenemos la convicción de que trabajando en conjunto con las autoridades alcanzaremos las soluciones que necesita el sector".

A partir de este reclamo de profundizar el diálogo para analizar la situación de la cadena avícola, se anunció la creación de la Mesa Nacional Ovoavícola.
Por último se destacaron medidas adoptadas por la Secretaría de Gobierno de Agroindustria sobre estadísticas, el trabajo que se realiza con el INTA y el INTI, y también con el Senasa, que "más allá de las limitaciones presupuestarias que el Senasa, hay un fuerte compromiso, profesionalismo y buena voluntad de todos sus trabajadores, que son características que debemos resaltar. Para eso debemos trabajar en dotar al Senasa de más profesionales", aseguró Prida.

Con el objeto de conseguir en 2030 una avicultura que transforme carne de
pollo y huevo el doble del maíz y de la soja que transforma hoy, desde CAPIA y CEPA se mostraron a favor de continuar con la desburocratización
administrativa estatal que hasta el momento está consiguiendo importantes
resultados, y trabajar de manera conjunta en la búsqueda de eficiencia,
incorporando tecnología, desarrollando investigación de la mano de las
inversiones, ya que en este terreno se disputa gran parte de la competitividad.