En pleno desarrollo de la campaña agrícola, la Bolsa de Rosario ajustó sus estimaciones de maíz y soja (Reuters / Enrique Marcarian)
En pleno desarrollo de la campaña agrícola, la Bolsa de Rosario ajustó sus estimaciones de maíz y soja (Reuters / Enrique Marcarian)

Si bien en las últimas horas hubo registros de precipitaciones en algunas zonas de la región núcleo, la cosecha de maíz y de soja no se detiene, así como también la siembra de trigo.

De acuerdo al panorama brindado por la Guía Estratégica para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario, en las últimas 48 horas el ingreso de aire muy húmedo desde el Atlántico activó las lluvias.

El mal tiempo persistirá, fundamentalmente, sobre el territorio de la provincia de Buenos Aires hasta el lunes o martes de la semana próxima, con acumulados que permitirán mejorar la humedad de los suelos para la siembra de trigo. Se prevé que las lluvias luego se dirijan luego hacia el NE Argentino, dónde Entre Ríos podría recibir la mayor cantidad de milímetros.

Frente a este panorama, la bolsa rosarina actualizó sus estimaciones realizando ajustes en maíz y soja, donde en el caso de la oleaginosa habrá menos producción por las inundaciones que afectan el sudoeste de la provincia de Chaco, y también por una menor área sembrada. La superficie sembrada se ajustó  de 17,6 a 17,3 millones de hectáreas. La superficie apta para la cosecha ahora se estima en 16,7 millones de hectáreas, habiéndose ya cosechado el 96% de la misma.

Hace un mes atrás, la BCR presentaba una estimación de cosecha de soja en 57 millones de toneladas, cuando ahora luego de realizar el ajuste de la misma por la situación de Chaco, la cosecha llegaría a 56.500.000 toneladas.

Los primeros relevamientos realizados en la zona señalan que los excesos de agua se han cobrado 300 mil toneladas, y el rendimiento bajó a 26,5 quintales por hectárea, cuándo podrían haberse superado los 35 a 36 quintales por hectárea de no haberse producido el temporal.

Los especialistas de la Bolsa de Comercio de Rosario aseguraron que gran parte de la producción, perdió un 10% del área sembrada con soja, y también hay otros casos donde han perdido el 90% de lo que se ha sembrado.

Cosecha de maíz

En lo que respecta a la cosecha de maíz, la misma se perfila para alcanzar un nuevo récord. La campaña podría romper la barrera de producción de las 50 millones de toneladas, según las estimaciones de la bolsa de Rosario. La estimación de junio aumentó en 2 millones de toneladas en relación al mes de mayo, y ahora se ubica en 50.500.000 toneladas. Hasta el momento se ha cosechado el 52% del área, y con rendimientos históricos de 85,9 quintales por hectárea.

La suba de la estimación se explica por los estudios satelitales realizados en el centro y sur de Santa Fe, donde se comprobó que se sembraron 170.000 hectáreas más con maíz

Además se suman 60.000 hectáreas en Entre Ríos. Todo esto permitió pasar a una siembra de 6.900.000 hectáreas.

Siembra de trigo

Según las proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, la siembra de trigo alcanzaría en la campaña 2019/2020 las 7 millones de hectáreas, el área más alta de los últimos 18 años. Este crecimiento de área, que sería del 8% en relación al ciclo pasado, estaría relacionado a las precipitaciones que retornaron a la provincia de Buenos Aires, y a los mejores precios para el productor al momento de la cosecha.

La siembra de trigo alcanzaría en la campaña 2019/2020 las 7 millones de hectáreas, el área más alta de los últimos 18 años
La siembra de trigo alcanzaría en la campaña 2019/2020 las 7 millones de hectáreas, el área más alta de los últimos 18 años

El informe de la BCR sostiene que los planteos de rotación "siguen cobrando fuerza", y agrega, "si bien hay amplias zonas con barro y saturación de humedad en los suelos, se va a trabajar intensamente durante toda la ventana de siembra para cumplir con la intención de siembra".

Por otro lado, se adelantó que el potencial de rendimiento para la nueva campaña tendría un promedio nacional de casi 32 quintales por hectárea, y esto podría derivar en una cosecha total de 22 millones de toneladas.