Durante el último fin de semana, el secretario de Gobierno de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere participó del G20 Agrícola ocurrido en Japón
Durante el último fin de semana, el secretario de Gobierno de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere participó del G20 Agrícola ocurrido en Japón

El secretario de Gobierno de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, participó durante el fin de semana de la reunión del G20 Agrícola, realizada en Japón. En la sesión estuvieron presentes los representantes del sector provenientes de Argentina, Chile, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, México, Países Bajos, Senegal y tres organizaciones internacionales: el Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI), Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Como un foro líder de las principales economías del mundo, el G20 tiene la responsabilidad de contribuir a coordinar respuestas de colaboración a los desafíos relacionados con el sistema alimentario mundial, ya que representa el 60% de todas las tierras agrícolas y aproximadamente el 80% del comercio mundial de productos agrícolas.

"Esta reunión representó una excelente oportunidad para enviar al mundo una clara señal de compromiso, coordinación y determinación para encontrar soluciones y lograr un desarrollo sostenible", dijo Etchevehere.

En su discurso, Etchevehere recordó que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, desde que asumió en diciembre de 2015, "trabaja  arduamente para reinsertar a la Argentina en el mundo". Y reiteró el compromiso del país con el multilateralismo y la cooperación para encontrar soluciones a los desafíos globales.

Acabar con el hambre, la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible está en nuestras manos. Argentina es un socio confiable para coordinar acciones y aunar esfuerzos con ese objetivo

Sobre el desafío clave de la política de la cadena de valor de los alimentos, Etchevehere opinó que las diferentes políticas deben aplicarse según las circunstancias de cada país, "pero que deben ser transparentes y basadas en normas". Además dijo que en materia de tecnología, "el derecho del agricultor a acceder a la información es fundamental y que es necesario garantizarlo".

Tecnología aplicada al campo

En relación al uso de tecnología, Luis Miguel Etchevehere dijo que la tecnología puede servir como una forma de obtener mejor rentabilidad, "pero crea una gran brecha entre los agricultores que pueden acceder a la tecnología y los que no pueden". También precisó que hubo una observación sobre el significado de agricultor rico: "Si los agricultores tienen bajos ingresos pero poseen una gran área de tierra, ¿podemos llamarlos ricos?", comentó.

Al cierre del evento, el secretario participó de la conferencia de prensa ofrecida por los países de la Troika, Argentina, Japón y Arabia Saudita, próximo presidente del G20. "Celebro la continuidad de estos encuentros ministeriales como un espacio de discusión y una oportunidad para encontrar soluciones a los problemas de los productores del mundo. La colaboración y el intercambio permanente permitirán trabajar en equipo y obtener buenos resultados hacia una producción sostenible de alimentos", destacó Etchevehere.

Además, Etchevehere junto a los ministros de Agricultura de Brasil -Tereza Cristina Correa-, Canadá -Marie Claude Bibeau- y Estados Unidos -Sonny Perdue-, se comprometieron a aumentar el trabajo con terceros países, y apoyar los enfoques globales para el manejo de situaciones de Baja Presencia de cultivos biotecnológicos (LLP), que sean prácticos, basados en ciencia, predecibles y transparentes. Todo esto incluirá el uso de directrices internacionales con base científica.

También se acordó entre los mencionados países un posicionamiento conjunto para trabajar en temas de interés común, tales como la seguridad alimentaria global, el comercio agrícola y las normas de regulaciones globales basadas en la ciencia.

"Los cinco países reconocemos que la ciencia y la innovación en el sector agrícola contribuyen a la mejora de la productividad, al desarrollo de los productores y a la necesidad de estar preparados para cumplir con la demanda creciente global de alimentos", dijo Etchevehere.