El dólar y las subas del combustible jaquean al transporte de carga, quienes reclamaron medidas al gobierno.
El dólar y las subas del combustible jaquean al transporte de carga, quienes reclamaron medidas al gobierno.

La volatilidad cambiaria y la última suba del combustible jaquean al transporte de carga, según indicó la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

Con este panorama, desde la entidad se propone un proyecto de retenciones escalonadas para el sector de hidrocarburos que frenaría el alza que exhibe el gasoil local.

Los propietarios de camiones ya dan por descontado que el último incremento del 6% al 7% que exhibió el mercado mayorista de hidrocarburos impondrá "un generalizado aumento del gasoil y del combustible en el mercado interno", impacto al que también le aportará la volatilidad que reporta la cotización del tipo de cambio, con un dólar que tocó los $ 47 días atrás.

Según indicó a Infobae Mario Eliceche, presidente de FADEEAC: "En una
estructura de costos del transportista, donde el gasto en combustible ronda el 30%, su ajuste es lineal y va directamente a tarifas. El problema es que el
combustible hay que pagarlo hoy en el surtidor y el flete se cobra, con viento a favor, tras un período de 40 días. A esto hay que sumarle también el costo
financiero. Así, con disparadas inflacionarias, siempre corremos de atrás y
nunca tomamos la sartén por el mango".

Según las últimas evaluaciones realizadas por la federación transportista, la
suba de costos para el flete, "dificulta la negociación" al momento de trasladarlo a la tarifa plena por transportar la mercadería, debido a que no se reflejan en los precios que reportan los surtidores de combustible.

A modo de ejemplo, si el gasoil trepara hasta un 13%, de acuerdo a las
proyecciones realizadas, se alcanzaría un precio de $ 47 por litro pagado en los surtidores, hecho que dificultaría –a juicio de FADEEAC- la operatoria del sector.

Una de las objeciones planteadas por el transportista es que el mercado local
solo mantiene una posición de alza para el combustible, ya que con la última
baja de casi u$s 3 por barril, "este tipo de información a las petroleras nunca les llega", comentó Eliceche.

"En un mercado como Chile, tan cercano, el combustible fluctúa en alza o en baja de acuerdo al cierre quincenal para el precio del barril de crudo (que tocó un máximo de u$s 74 para el Brent la semana pasada). Esto es para analizarlo en serio, ya que es típico argentino, todo sube y nada baja", explicó el titular de FADEEAC.

Las medidas que le reclaman al Gobierno

Eliceche explicó que un tema sobre el cual debe dar respuesta el gobierno
nacional es posibilitar contar con un "Precio Federal para el Combustible", ya que por ejemplo, en la provincia de Tucumán el valor del gasoil es un 10% más caro que adquirirlo en la Ciudad de Buenos Aires, hecho por el cual, las empresas transportistas ubicadas en el área metropolitana resultan más competitivas que las que toman carga en el Interior del país.

En otro orden, FADEEAC propuso un proyecto de retenciones escalonadas
para el segmento de los hidrocarburos como herramienta para estabilizar los precios de los combustibles el mercado interno: "A todas las empresas nos tiene que ir bien y no queremos que las petroleras pierdan plata, pero como buenos empresarios, si nos permiten ganar un 100% del margen, lo hacemos y allí tiene que haber alguien que imponga un freno y un equilibrio, y eso le corresponde al gobierno nacional".

"Sabemos que el barril de Santa Cruz Norte tiene un costo fácil de un 40%
respecto al nivel internacional del petróleo. ¿Quién se queda con esta
diferencia? Esto fue planteado y esperamos respuesta por parte de las
autoridades nacionales", explicó el titular de la federación transportista.