En el año electoral de la Argentina y durante Expoagro, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) presentó un "Plan de Políticas Públicas" para impulsar la competitividad del sector agropecuario, industrial y financiero.

El Plan consiste en 13 puntos de coyuntura que, según la BCR, deberían implementarse, entre los que aparecen: actualizar la Ley de Semillas, seguros agropecuarios para mitigar el impacto del cambio climático, obras de infraestructura, la importancia de trabajar en las Buenas Prácticas Agrícolas, el desarrollo del mercado de capitales de nuestro país y el efecto de la desaparición del escalonamiento arancelario sobre la industria procesadora de oleaginosas.

La presentación estuvo a cargo de Julio Calzada y Patricia Bergero, director y subdirectora de Informaciones y Estudios Económicos (DIYEE) de la BCR, y María Laura Rodríguez De Sanctis, gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales.

La sanción de una nueva Ley de Semillas, es uno de los ejes principales del Plan. Este año, el gobierno buscará aprobar esta normativa que ya cuenta con dictamen en la Cámara de Diputados de la Nación.

La Bolsa de Rosario sostuvo en su propuesta, que "los obtentores deben lograr un retorno adecuado de su inversión en tecnologías para poder seguir investigando y desarrollando nuevas variedades y tecnologías en beneficio del sector y del país".

Además, consideraron que la biotecnología es clave para el aumento de la productividad, la ampliación de las superficies cultivables, la expansión de la frontera agrícola, la diversificación de las economías regionales y el aumento de los beneficios nutricionales de la semilla.

Por otro lado, la ausencia de una nueva normativa suma problemas a las economías regionales, "evidencian un deterioro de su posición relativa en relación a nuestros competidores internacionales, por la dependencia de pocas variedades, el bajo desarrollo de eventos genéticos y el declive en la productividad", explicaron desde la BCR, y además se mostraron a favor de la investigación y actividades del INTA, un actor clave en el desarrollo de nuevas variedades.

Desde la BCR sugieren que los productores deberán pagar una regalía "razonable, justa y equitativa a los titulares de derechos de propiedad intelectual", y también pidieron que el uso propio sea gratuito para los pequeños productores en función de los parámetros que se definan.

Para la entidad rosarina, la nueva normativa de semillas, "debería garantizar el libre acceso de los fitomejoradores a los cultivares que están en el mercado para la creación de un nuevo cultivar, y apoyar y fortalecer al INASE para controlar y fiscalizar el comercio de semillas y de granos".

Seguro multirriesgo

Frente a un escenario de variabilidad climática y su efecto sobre los resultados productivos agrícolas, que azotó al sector agropecuario en las últimas campañas, la Bolsa reclamó la instrumentación de medidas que mitiguen el daño económico causado por fenómenos climáticos extremos o severos.

En ese sentido, se apoya desde la entidad la sanción de una Ley de Seguros Agrícolas, que debería contemplar los siguientes aspectos:

– El Estado debe subvencionar las primas en alguna medida y adoptar un rol asegurador frente a eventos catastróficos. Deben ser incluidas todas las producciones nacionales, no sólo granos.

– Se debe evitar la obligatoriedad del seguro, ya que todo lo que es obligatorio tiene una connotación negativa. Por lo que debe ser decisión del productor contratar el seguro o no. No obstante, si el Estado decide subvencionar las primas, los productores deberían sentirse casi obligados a asegurar toda su producción.

El seguro debe ser deducible del impuesto a las ganancias.

-Necesidad de información detallada a escala local o subregional.

Infraestructura

En este aspecto la Bolsa reclamó avanzar en la futura reglamentación de open access en ferrocarriles de carga, que va a permitir bajar los costos de transporte de las producciones de granos y otros productos agrícolas y ganaderos, desde el Norte Argentino a los puertos del Gran Rosario para su exportación y la industrialización en la zona central de país.

Por otro lado, y frente al vencimiento de la concesión de dragado y balizamiento de la vía navegable troncal desde Puerto Santa Fe al Río de la Plata, la BCR consideró que es imprescindible que el Estado Nacional comience las tareas de diseño del pliego para el llamado a licitación de una nueva concesión, de modo que al momento de finalización del actual contrato se haya adjudicado el nuevo y se garantice la continuidad de la prestación del servicio.

También se propone un mejoramiento de la red caminera secundaria y rural, ya que uno de los principales problemas es la imposibilidad física de los caminos de tierra y/o ripio para garantizar la transitabilidad permanente de los actores sociales y económicos que habitan y trabajan en el campo argentino.

La entidad rosarina apoya la ejecución de obras de infraestructura, que las tasas viales o impuesto inmobiliario rurales se destine efectivamente a la construcción y mantenimiento de los caminos públicos que dividen las parcelas, así como también que la liquidación del tributo tenga en cuenta criterios de capacidad contributiva y rentabilidad de la tierra. Por último, se pronunció a favor de la conformación de consorcios viales constituidos por los productores.

Camino rural
Camino rural

Mercado internacional

Hay dos aspectos del plano internacional que provocan alerta a los integrantes de la entidad. Por un lado, el futuro del Mercosur, y por el otro, la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

Sobre el futuro del Mercosur, la BCR sostiene: "Se observa con preocupación esta situación, con la posible transformación del mismo de una unión aduanera imperfecta en una zona de libre comercio, con una posible apertura de acuerdos bilaterales por parte de Brasil con otros países. La posible desaparición del Arancel Externo Común que encarece el ingreso de productos de países extra bloque, podría ser negativo para las exportaciones argentinas a Brasil, especialmente las de trigo. Necesitamos un fortalecimiento del Mercosur y de nuestra relación comercial con Brasil".

Por el lado de la denominada guerra comercial entre Estados Unidos y China, la misma ha generado cambios importantes en el mercado de granos internacional con gran influencia sobre el agro argentino. Hubo un efecto negativo sobre la industria oleaginosa argentina, mayormente dirigida a la exportación, ya que vio disminuir su margen de molienda y, por lo tanto, aumentar su capacidad de procesamiento ociosa. Ante un escenario de persistencia de la disputa, es de esperar que China aumente las importaciones de poroto de soja sin procesar de Argentina, disminuyendo el margen de molienda de la industria aceitera y las exportaciones de harinas y aceites. "Esto es negativo para el proceso de industrialización y agregado de valor de nuestro país", precisaron desde la BCR.

Porotos de soja
Porotos de soja

Escalonamiento arancelario

La decisión del gobierno nacional de eliminar el escalonamiento arancelario en el complejo sojero en Argentina, aumento de derechos de exportaciones y baja de reintegros dispuestas en el año 2018, "fueron y son medidas que desalientan la industrialización de productos agropecuarios y no favorece el ingreso de los productores agrícolas", manifestaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

La Bolsa solicitó avanzar en la industrialización, ya que la harina y el aceite de soja tienen más destinos de exportación que el poroto sin procesar, "lo que morigera los riesgos de colocación de nuestras producciones en el mundo y brinda mayor estabilidad a las exportaciones nacionales, considerando que la harina de soja es el producto más importante de la balanza comercial argentina con un aporte de casi 10.000 millones de dólares", comentaron.

Modificación de la Ley de Warrants

Otro de los desafíos legislativos que planteó la Bolsa de Rosario es la modificación de la Ley de Warrants, que es un instrumento que facilita la conservación y comercialización de productos, como para su utilización como vehículo de crédito.

La actual normativa vigente fue sancionada en 1914, y se necesita que la misma sea adaptada a las actuales exigencias de los mercados.

Esta semana, el Senado de la Nación consiguió un dictamen sobre la iniciativa que presentaron los senadores Alfredo de Angeli, Federico Pinedo y Esteban Bullrich, quienes proponen la modificación de la ley vigente.

Buenas Prácticas Agrícolas

Sobre este tema tan importante para el desarrollo de una producción agropecuaria cada vez más sustentable, cuidando el suelo, el medio ambiente y la salud de la población, la BCR impulsa y apoya los "nuevos lineamientos que guiarán las políticas públicas sobre buenas prácticas en materia de aplicaciones de fitosanitarios", fijadas por el Grupo de Trabajo Interministerial de la República Argentina en julio del año pasado.

También la entidad viene trabajando en esta cuestión formando parte de la Red de Buenas Prácticas Agropecuarias (Red BPA), una organización conformada por 70 instituciones públicas y privadas.

"Estamos convencidos que el formato de diálogo interinstitucional es el ideal para trabajar sobre BPA en los distintos niveles de gobierno", comentaron.

Nuevas tecnologías

La propuesta también tiene un capítulo sobre el avance tecnológico en el agro. La entidad sostiene que "resulta difícil anticiparse a cambios científicos tecnológicos específicos, pero una de las convicciones en la Bolsa de Comercio de Rosario es que debemos tomar la delantera en cuanto a las tendencias tecnológicas, estudiar su impacto y actuar en consecuencia".

Además, recordaron que ya es una realidad en el mundo de los agronegocios la adquisición de bienes de uso o de capital o la contratación de servicios (uberización de contratistas) a través de plataformas digitales; la información que interesa a través del celular; el modelo de compartir el uso de equipos o máquinas para disminuir la capacidad ociosa de la tecnología y bajar costos se está trasladando a robots y drones; la creciente adopción del blockchain dentro de las grandes compañías y extendiéndose a las transferencias de dinero, la logística, el back office de los negocios o la trazabilidad de los alimentos.

La bolsa está desarrollando un proyecto de "Innovación Abierta en AgTech" donde se reconoce que el conocimiento está ampliamente disperso aunque fácilmente accesible, los desafíos o las problemáticas de cada aspecto de la actividad agroindustrial seguramente hallarán solución en emprendedores con base científico-tecnológica, los proyectos innovadores pueden originarse tanto dentro como fuera de una organización, dentro o fuera del país, y que es posible llegar a una conclusión exitosa tendiendo puentes entre las actividades productivas y el emprendedorismo innovador.

Fusión MATba – ROFEX

En Argentina, ROFEX y MATba fueron los mercados institucionales en los que se han negociado contratos de futuros y opciones sobre activos subyacentes financieros y sobre activos subyacentes de commodities, respectivamente. Teniendo en cuenta la complementariedad de sus operaciones y su presencia e importancia histórica en el desarrollo de los mercados de futuros del país, a fines del año 2018, ambas empresas consolidaron su integración con el fin de emerger como un negocio fortalecido para adaptarse a la creciente unificación de mercados en Argentina y a la integración de nuestro país al mundo.

Para la Bolsa de Comercio de Rosario, accionista clave de ROFEX, esta integración es estratégica para el siempre presente objetivo de fomentar el desarrollo de los mercados y ofrecer oportunidades a accionistas e inversores.

Energías Renovables y la biomasa como fuente de energía

La Bolsa de Comercio de Rosario impulsa ante las autoridades nacionales y provinciales responsables de evaluar la composición de la matriz energética, la necesidad de ponderar e instalar como política de estado el fomento de la biomasa como fuente de energía renovable en la Región Centro.