En los lotes gruesos, maíz y soja fundamentalmente, hay hasta un 30% del área afectada por heladas, que no estaban pronosticadas.
En los lotes gruesos, maíz y soja fundamentalmente, hay hasta un 30% del área afectada por heladas, que no estaban pronosticadas.

Las bajas temperaturas registradas durante el último fin de semana en una
franja de 230 kilómetros al centro oeste de la provincia de Buenos
Aires, incluyeron fuertes heladas tardías que provocaron importantes pérdidas de la inversión realizada en la campaña gruesa, ya que la producción deberá volver a sembrar cultivos tales como soja o maíz en el área afectada.

Cuando nadie esperaba una fuerte helada a menos de dos semanas de
arrancar el verano, el resultado fue un importante daño en las áreas de cultivo desde Trenque Lauquen hacia el sur, pasando por Pehuajó, Irigoyen, Pellegrini, Tres Lomas, Salliqueló, Daireaux, Guaminí, Adolfo Alsina, Pigué hasta la localidad de Saavedra. Lo mismo sucedió en algunos departamentos del este de La Pampa.

Según Pablo Ginestet, Coordinador de la Comisión de Emergencia
Agropecuaria de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y también de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa
(CARBAP): "El clima está raro y las zonas más golpeadas por las heladas
fueron varios partidos del centro oeste bonaerense, donde los cultivos más
afectados fueron los de verano, maíz, girasol y soja, ya que los trigos o cebada ya estamos a poco días de la cosecha".

"En los lotes gruesos, maíz y soja fundamentalmente, hay hasta un 30% del área afectada por heladas, que no estaban pronosticadas. Hay zonas con
daños mínimos y otras muy afectadas. En Henderson y sus alrededores, donde se sembró soja, hay que ir a la resiembra, ya que el cultivo quedó muerto por el frío", explicó Ginestet.

Bajas temperaturas

En los informes realizados por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) a
través de las redes sociales, se constató que tras las tormentas registradas el
viernes pasado, ingresó un frente frío que dejó un marcado descenso de las temperaturas en la provincia de Buenos Aires.

Ya el domingo se registró una temperatura mínima de 8,9 grados, una
marcha climática que solo es igualada en el arranque de diciembre de 1949.

El ingreso de nuevos frentes fríos se aguarda para toda la presente semana, aunque no tan intenso como el ya registrado

En el arranque de la próxima semana volverá a reunirse la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, convocada por la Secretaría de Agroindustria, sin embargo el temario a tratar serán puntualmente el efecto que tuvieron las últimas tormentas e inundaciones en la provincia de Santa Fe y el granizo caído en Mendoza.

La evaluación del impacto que tuvieron las heladas en vastas zonas
bonaerenses primero deberá ser tratada, a instancias de los pedidos que
realizarían CRA o CARBAP en La Plata, por la administración de María
Eugenia Vidal, y luego tras superar este trámite recién elevarlo a la Comisión de Emergencia de Agroindustria.

Atentos a los cambios que impone el clima en todo el Interior productivo,
Ginestet, comentó: "Uno escucha hablar de cosecha récord y toca madera, en el caso del trigo, se hablaba de obtener 22 millones de toneladas, y al poco andar ya se redujo por diferentes motivos a 19 millones. También se habla de récord para soja o maíz, cuando todavía no se terminó de sembrar. Con el clima hay que poner paños fríos. Sabemos que hay que mantener la esperanza, pero el clima juega un partido importante y hoy no hay nada definido para el productor".