Galassi, reclamó que Santa Fe aporta millones y millones vinculados a las retenciones, y no recibe nada de Nación
Galassi, reclamó que Santa Fe aporta millones y millones vinculados a las retenciones, y no recibe nada de Nación

Semanas atrás, la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe dio media sanción a un proyecto de ley que incrementa los impuestos a los ingresos brutos y al inmobiliario sobre la comercialización de productos agrícolas y actividad financiera.

Este proyecto -que posiblemente se trate el jueves en el Senado-, causó malestar y preocupación en varias entidades del agro, ante la posibilidad de que ese aumento de tributos se traslade al productor.

El proyecto pretende incorporar una serie de modificaciones a la Ley Impositiva Anual N° 3650, incrementando en 50 puntos básicos la alícuota diferencial de ingresos brutos para la actividad de comercio al por mayor y menor de agroquímicos, semillas y fertilizantes.

Además establece una alícuota de 0,75% del mismo tributo cuando la actividad de comercialización de cereales, forrajeras, oleaginosas y cualquier otro producto agrícola sea efectuada por cuenta propia por los acopiadores de esos productos, y sean contribuyentes y/o responsables cuyos ingresos brutos anual superen los $289.300.000.

Además, se propone un adicional del 300% del impuesto inmobiliario para todos aquellos inmuebles que sean utilizados en el desarrollo de actividades de comercialización y acopio de productos agrícolas, de transformación de cereales y oleaginosas así como de actividades efectuadas por los bancos e instituciones financieras comprendidas en la Ley Nacional N° 24.526.

Al respecto, y en dialogo con Infobae, Rubén Galassi, diputado provincial de Santa Fe, presidente del bloque Socialista y uno de los impulsores de la iniciativa, señaló que el incremento de los impuestos "no se debería trasladar al productor".

Planteamos el aumento de impuestos, obligados por una decisión del Gobierno Nacional que cortó el subsidio al transporte y eliminó lo que se conocía como fondo sojero, argumentó Galassi

En los fundamentos del proyecto, se expresa que el actual escenario nacional "definido por la retracción de recursos a los estados provinciales y los graves retrocesos que se han producido en materia de federalismo fiscal, han profundizado aún más las inequidades regionales y la excesiva participación del gobierno nacional en la recaudación fiscal total, exigiendo que las provincias comiencen a rever los acuerdos alcanzados con el Estado nacional en todo lo vinculado a desgravación impositiva, reducción de alícuotas, etc".

En materia del impuesto inmobiliario, explicó: "También lo aumentamos para este sector -empresas exportadoras de granos- y para los bancos, entendemos que son los que han tenido grandes utilidades en el último año cuando la industria y el comercio han caído, y ni hablar el poder adquisitivo de los salarios".

En este sentido, ejemplificó: "Comparando el tercer trimestre de 2017 con el tercer trimestre de 2018, han tenido utilidades por $140.000 millones.  No tiene ningún sentido trasladar este impuesto que va a ser algo más de $100 millones".

Tributo provincial versus nacional

Galassi resaltó que el aumento del impuesto a las exportadoras de granos no debería trasladarse al productor
Galassi resaltó que el aumento del impuesto a las exportadoras de granos no debería trasladarse al productor

Galassi, dijo: "Acá, si hay alguien que hoy le está generando un perjuicio a la economía de la provincia de Santa Fe es la carga tributaria que tiene el Gobierno Nacional". Según comentó, más del 90% de lo que paga de tributos el sector agropecuario tiene que ver con la nación -retenciones, ganancias, y 21% de IVA-, mientras que en Santa Fe, la carga tributaria es alrededor del 5%.

Al referirse a la presión impositiva santafesina, estableció una comparación con el resto de las provincias, y resaltó: "Es menor que en provincia de Buenos Aires y ni hablar con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. De hecho la actividad agropecuaria primaria está exenta de IIBB, y en la provincia de Buenos Aires tiene el 1%".

"Cuando uno ve los números reales, los planteos que se hacen tienen una mirada más ideológica que económica, porque los miles de millones que le saca el Gobierno Nacional a la provincia y que no vuelven en obras, no se comparan con la carga tributaria de Santa Fe, cuyo gobierno, con el ingeniero Miguel Lifschitz está haciendo rutas, y mejorando la infraestructura en todo el territorio provincial".

La ecuación sin fondo sojero y subsidio al transporte

En un pasaje de la entrevista, el legislador socialista recordó que para el año 2019 con la eliminación del Fondo Federal Solidario, conocido como "fondo sojero" y la quita del subsidio al transporte, dejaría de ingresar a la provincia no menos de $6.000 millones.

En sintonía, al ser consultado sobre si buscan compensar esa falta de aporte con parte del aumento del tributo a las cerealeras Galazzi, respondió: "Si, aunque va a ser no más del 10% de la pérdida". En la misma línea, comentó que modificaron el impuesto a los Sellos que se paga en la provincia. "No lo aumentamos, sino que planteamos que de lo que recaude la provincia,  aporte un porcentaje mayor, es decir, el tesoro provincial resigna recursos que le podría dar otros destinos y los traslada al transporte público".

Para el diputado provincial, el "fondo sojero" es otra de las paradojas y reiteró: "Santa Fe aporta millones y millones vinculados a las retenciones, no solo de la soja sino de otros granos, y no recibe nada. Recién ahora se están anunciando algunas obras después de tres años de Gobierno. Vemos con preocupación los aportes que hace Santa Fe y que no se retribuyen".

De acuerdo a lo expresado en el proyecto que se busca transformar en Ley esta semana en el Senado de Santa Fe, la eliminación del Fondo Sojero representa para la provincia una pérdida aproximada de 232 millones de pesos para lo que resta de este año y de 2.500 millones de pesos para el ejercicio 2019: "Condicionando la ejecución de obra pública ya iniciada y financiada con partidas correspondientes a este Fondo".

Además, la reducción de los subsidios al transporte por 100.000 millones de pesos planteada por el gobierno nacional, y trasladar esta carga a las provincias, "exige incrementar los recursos provinciales afectados al sostenimiento del transporte público de pasajeros, de manera de mitigar el impacto que esta medida tendrá en el valor final del boleto de colectivos".

En línea con los impuestos, al ser consultado sobre cómo quedaría el inmobiliario rural para 2019, analizó: "Seguramente vendrá con el presupuesto, pero históricamente el incremento de inmobiliario sigue el proceso inflacionario. Hoy, los impuestos al inmobiliario (en general) en Santa Fe tienen un impacto en la recaudación muy inferior a lo que eran en los años 90".  Según comentó en aquella época, significaban entre el 20% y el 22% de los ingresos propios de la provincia, y hoy, no llegan al 10%.

El agro como sector dinámico

Para Galassi se trata de un sector que genera mano de obra directa e indirecta con todo el complejo industrial en la zona Armstrong y Las Parejas
Para Galassi se trata de un sector que genera mano de obra directa e indirecta con todo el complejo industrial en la zona Armstrong y Las Parejas

En el marco de la entrevista, el diputado provincial se refirió al sector agropecuario de Santa Fe, y apuntó: "Es un sector dinámico, vital para la provincia", y en este sentido, remarcó que "el sector agropecuario primario está exento de IIBB, y por eso no comparto que algunos representantes del agro hayan salido a decir que lo que nosotros planteamos en estos días era en contra de ellos; en realidad está planteado para 18 cerealeras, muchas de las cuales son multinacionales. Desde el Gobierno no solo se lo apuntala en la producción primaria sino en la idea de agregarle valor en todo lo que produce Santa Fe", subrayó.

"Creemos que deben que pensar que estos recursos tienen un destino específico que va ayudar, por un lado, atemperar en parte el impacto de la quita de subsidios al transporte y por el otro, a reforzar la co-participación a municipios y comunas".

Por último, Infobae indagó acerca de cuándo la iniciativa de aumentar los impuestos a las cerealeras se convertiría en ley. A lo que respondió: "Tiene que ser tratado por el Senado. Las primeras voces que han surgido, lamentablemente no son muy favorables, ya que algunos senadores han planteado que no están de acuerdo del todo con la medida".