Malestar por la media sanción a un proyecto que prevé aumentos a los exportadores de granos. Alertan por las consecuencias que ocasionará este incremento impositivo
Malestar por la media sanción a un proyecto que prevé aumentos a los exportadores de granos. Alertan por las consecuencias que ocasionará este incremento impositivo

La legislatura de la provincia de Santa Fe dio media sanción, días atrás,  a un proyecto que promueve un incremento de la presión tributaria a las empresas que integran la cadena de valor agropecuaria con subas de la alícuota de Ingresos Brutos de 2% a 2,5% para el comercio al por menor y mayor de agroquímicos, semillas y fertilizantes, mientras que el caso de la comercialización de granos realizada por cuenta propia por acopiadores se aumentará de 0,25% a 1%.

Por otro lado, entraría en vigencia  un adicional del 300% del Impuesto Inmobiliario para todos aquellos inmuebles que sean utilizados en el desarrollo de actividades de comercialización y acopio de productos agrícolas, de transformación de cereales y oleaginosas, así como de actividades efectuadas por los bancos e instituciones financieras.

Para la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) de aprobarse este incremento de impuestos, "no solo generará quebrantos masivos y aumentos en los precios de los alimentos, sino que también se corre el riesgo de que la medida sea imitada por otras provincias, lo que provocaría un incumplimiento masivo del pacto fiscal firmado el año pasado, que estableció un cronograma para reducir las alícuotas de Ingresos Brutos".

Para Gerardo Díaz Beltrán, presidente de CAME, "la medida va en sentido contrario a la baja de los costos que las pymes tanto necesitamos  para ganar rentabilidad y competitividad. Es por eso que solicitamos al gobierno de Santa Fe que frene este nuevo golpe al campo que no soporta más impuestos y se convoque a la Mesa de Análisis Tributario de la que participan todos los sectores representativos de la economía provincial".

Además,  Díaz Beltrán aseguró que "no hay dudas de que si prospera esta iniciativa todo el peso de los mayores impuestos recaerá sobre la rentabilidad de los productores y de las pymes provinciales y, en definitiva, sobre los consumidores".

"Los productores no sólo sufrirán una caída en los valores de venta de sus productos, sino también una suba en el precio de compra de los insumos que utilizan y un incremento en el costo de acondicionamiento de granos. Los continuos cambios de reglas le quitan previsibilidad a las pequeñas y medianas empresas", manifestó Díaz Beltrán,

Más rechazos

La Bolsa de Comercio de Rosario y sus entidades adheridas vinculadas a la cadena agroindustrial rechazaron la decisión de la Cámara de Diputados de Santa Fe y expresaron su disgusto y malestar por el tratamiento “relámpago” del proyecto
La Bolsa de Comercio de Rosario y sus entidades adheridas vinculadas a la cadena agroindustrial rechazaron la decisión de la Cámara de Diputados de Santa Fe y expresaron su disgusto y malestar por el tratamiento “relámpago” del proyecto

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario manifestaron: "Esta nueva carga tributaria recaerá sin dudas sobre las espaldas de los productores agropecuarios, quienes sufrirán una disminución de los precios que reciben por su producción, un incremento en el precio de compra de los insumos necesarios para la implantación de los cultivos y un aumento de los costos de acondicionamiento de los granos que comercializa a través de acopios".

Por su parte, los integrantes de la Sociedad Rural de Rosario se mostraron sorprendidos por "la falta de conocimiento de los legisladores provinciales  acerca de deteriorada situación económica que está atravesando el agro santafecino. A los magros resultados físicos de la cosecha gruesa pasada, se le suman el mal estado de los cultivos invernales, producto de las inclemencias climáticas. Todo esto hace incierto el resultado productivo de la cosecha fina. La producción de carne y leche también está padeciendo la falta de pasto primaveral. Cabe destacar, que los precios en el mercado internacional de los granos actuales, cotizan a la mitad del valor de 10 años atrás".

Los productores agrupados en la rural sostienen que el nuevo impuesto se trasladará al bolsillo del productor, y agregaron, "hoy la provincia cuenta con un consolidado superávit fiscal en sus cuentas públicas y por lo tanto,  la manera real de disminuir la pobreza, crecer y desarrollarse en el mundo es bajando impuestos, permitiendo la inversión y creación de puestos de trabajo productivos. Es por eso que pedimos a nuestros gobernantes un esfuerzo de austeridad y ajustar su presupuesto, para así, no incrementar a los contribuyentes santafecinos con  nuevos tributos, actuando en consecuencia a la realidad y necesidad de estos tiempos".