El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, pidió una baja de la presión impositiva: “No hay lugar para más impuestos”, dijo.
El presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto, pidió una baja de la presión impositiva: “No hay lugar para más impuestos”, dijo.

El Coninagro realizó el Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El evento reunió a representantes del movimiento cooperativo de todo el país junto con los de Brasil, Uruguay, España, República Checa, Chile y Francia. También participaron integrantes de instituciones vinculadas a la agroindustria nacional y del sector público.

Coninagro es la entidad que agrupa a 800 cooperativas vinculadas con el campo, a través de 15 federaciones, junto a las cuales representan a 120 mil productores asociados, generando 360 mil puestos de trabajo.

"Nuestra entidad es el fiel reflejo de la Argentina profunda, silenciosa y solidaria que crea trabajo y genera crecimiento", expresó el titular de Coninagro  Carlos Iannizzotto.

En su discurso inaugural del Congreso, y a una semana de los cambios que realizó el Gobierno en materia de retenciones, Iannizzotto aseguró: "No hay lugar para más impuestos", a lo que agregó: "Se debe enfrentar el desafío ineludible de reorientar aspectos económicos que basados solo en miradas monetaristas ahogan el esfuerzo de nuestra gente".

El dirigente, a su vez, se refirió al difícil momento que atraviesan las economías regionales. Las producciones del año pasado realizaron un aporte de casi el 10% al PBI, generando exportaciones por un valor de USD 36.600 millones, abonando al fisco 243.000 millones de pesos, y se prevé que para el 2019, el monto será más del doble y generaría más empleo directo e indirecto.

"Hoy son 12 de 18 producciones regionales que atraviesan una situación de crisis. Por ejemplo, el sector tambero, de peras y manzanas, el sector forestal, de porcinos y de tabaco correntino, entre otros. En definitiva, necesitamos más divisas, pero también más mercado interno", reconoció Iannizzotto.

El pedido por una nueva Ley de Semillas

Carlos Iannizzotto junto a la diputada nacional Elisa Carrió, durante el Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial
Carlos Iannizzotto junto a la diputada nacional Elisa Carrió, durante el Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial

Por otro lado, Iannizzotto expresó que su entidad está trabajando para ser protagonistas de un "modelo productivista, de agregado de valor,  que fortalezca el mercado interno y que sea competitivo a la hora de ofrecer nuestros alimentos al mundo".

Para lograr eso, "se impone la necesidad de pensar y planificar una Argentina agroindustrial basada en las economías regionales, animada por la economía social y forjada en el temple de los hombres y mujeres de esta tierra,  para constituir el camino al desarrollo sustentable", dijo el presidente de Coninagro, quien a su vez, reclamó por una nueva Ley de Semillas, y una ley vinculada al suelo y al ambiente, con el desarrollo de las  buenas prácticas en las actividades agropecuarias.

En el ámbito del evento que se realizo, Coninagro presentó ideas y parte de la agenda para la construcción de un proyecto de ley que tenga como objetivo promover el desarrollo de la Agroindustria, para que tenga previsibilidad, financiamiento y se solucione el déficit habitacional de la ruralidad, la infraestructura hídrica, vial y energética.

Desde la entidad que agrupa al movimiento cooperativo de nuestro país, aseguraron que de entrar en vigencia este proyecto de Ley, "Argentina podría sumar USD 12.000 millones en concepto de exportaciones más de base, en un lapso de 5 años y de llevarse a cabo todas las medidas propuestas, se adicionaría  la creación de 20.000 puestos de trabajos directos e indirectos en promedio por año".

Las ideas que presentó Coninagro para el desarrollo de la Agroindustria son:

-Brindar personería jurídica a los proyectos asociativos, como los consorcios camineros, para que sean sujeto de crédito y tengan los mismos beneficios de las pymes.

-Realizar una inversión productiva para sostener el consumo interno y acceder a mercados internacionales, ya que la inversión productiva es financiamiento. El crédito en Argentina es solo el 14% del PBI, y de ese porcentaje, el campo es sólo el 1,4%. Es por eso que se propuso  la creación de las Cooperativas de Crédito, juntos a otros modelos asociativos productivos rurales, complementados con Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR), para convertir productores en sujeto de crédito.

Además del pedido por una nueva Ley de Semillas, se reclamó una ley vinculada al suelo y al ambiente, con el desarrollo de las buenas prácticas en las actividades agropecuarias. (Getty)
Además del pedido por una nueva Ley de Semillas, se reclamó una ley vinculada al suelo y al ambiente, con el desarrollo de las buenas prácticas en las actividades agropecuarias. (Getty)

-Financiar la innovación tecnológica.

-Crear  un fondo anticíclico de las economías regionales  para poder hacer frente a contingencias climáticas, de compensación logística, fitosanitarias y/o financieras.  Modificando la actual tasa de estadística, y en función de las proyecciones para 2019 y de acuerdo al tipo de cambio, desde Coninagro consideran que el fondo podría ser de casi 1.200 millones de pesos y al mismo tiempo dotar al INTA por otros 1.200 millones para Programas Regionales de Valor Agregado y a Cancillería con otros 1.500 millones de pesos más para promoción de exportaciones.

-Con los actuales fondos capitalizados por el BICE, se podrían articular con el Banco Nación un Plan de Accesos a Mercados, y así financiar actividades exportadoras, pre y post créditos de exportaciones y seguros de exportación.

-Las distintas actividades agropecuarias deben estar aseguradas frente a las distintas contingencias que se puedan llegar a dar. Para eso hay que generar  seguros multirriesgo que permitan asegurar las actividades frente a situaciones como sequía, inundación, exceso de lluvias, granizo, heladas, viento, incendio, altas temperaturas. "Poder contar con un Plan de Cobertura de Seguros de Riesgos Climáticos puede hacerle ahorrar a la Argentina casi dos puntos del PBI en pérdidas, como ocurrió este año", expresó Carlos Iannizzotto.

-Crear  un Programa Habitacional Rural que permita construir 100.000 viviendas más. Esto permitirá beneficiar al arraigo y a su vez aumentar el empleo en los distintos núcleos regionales. Se propuso llevar adelante el "Pro.Cre.Ar Rural".

-Diseñar un Plan Nacional de Conectividad Regional física y no física, lo que permitirá desarrollar el canal exportador para las distintas regiones del país.

-Impulsar a la educación rural, con más presupuesto para las escuelas técnicas y de alternancia.

-Desde la economía solidaria hay que promover el asociativismo, desde el punto de vista educativo como cultural.