La cosecha de maíz sufrirá una baja de 8 millones de toneladas respecto a la campaña anterior

Se estima que la cosecha maicera alcanzaría los 31 millones de toneladas (getty)
Se estima que la cosecha maicera alcanzaría los 31 millones de toneladas (getty)

El el informe semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires dio a conocer el recorte en la estimación de producción de maíz de la campaña 2017/2018. Debido a los bajos rendimientos, la cosecha maicera alcanzaría los 31 millones de toneladas, esto quiere decir que son 8 millones de toneladas menos que en la campaña anterior.

Por su parte, el Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa porteña redujo la estimación en un millón de toneladas, ya que a medida que avanza la cosecha aquellos lotes tardíos con el cereal presentan una disminución importante de los rendimientos afectados por las condiciones climáticas adversas que se atravesaron en los últimos meses.

En las provincias de Córdoba y Santa Fe, los lotes presentan rendimientos de 16 quintales por hectárea. Además, en los lotes que se están cosechando en las regiones del NOA y NEA los rendimientos están cercanos a los promedios zonales en Tucumán y Santiago del Estero.

A su vez, los especialistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires afirman que la campaña fina 2018/2019 avanza con su etapa de siembra con mucha fluidez, donde ya se sembraron 6.400.000 hectáreas entre trigo y cebada.

La condición del cultivo varía entre normal y excelente en gran parte del territorio nacional. Desde la consultora Zorraquín + Meneses comentaron: "La sumatoria de necesidad y precio hicieron que aumentara el área sembrada con trigo. Entender que estamos y estuvimos en un escenario de precios excepcionales es el principio para realizar coberturas".

Trigo y cereal

Cosecha de trigo

La Bolsa de Comercio de Rosario informó ayer que en la zona núcleo finalizó una siembra de trigo histórica: 1.350.000 hectáreas. También se proyecta una cosecha en la zona de 5.800.000 toneladas

En cuanto al cereal, se retomaron los niveles de siembra de los años 1999 a 2001, donde los promedios de rendimientos rondaban los 25 quintales por hectárea. En la actualidad hay un potencial de rendimiento de 20 quintales.

"Las implantaciones fueron mejores que las de los dos años anteriores. Sin problemas de barro, se logró establecer un mayor número de plantas por metro. Ese es un factor muy importante para que el 75% del trigo esté en condiciones excelentes a muy buenas. El 27% de los cuadros entra en macollaje, el 44% le sigue en etapa de foliación y el resto emerge. No hay limitaciones de agua. En algunas zonas, se necesitaban unos 10 mm a 15 mm para mantener el ritmo de crecimiento, más allá de que las reservas son adecuadas en profundidad", explicaron desde la BCR.

MAS NOTICIAS