El combustible fue el insumo que motorizó la crecida de los costos del transporte de cargas ya que aumentó un 3,21% en abril
El combustible fue el insumo que motorizó la crecida de los costos del transporte de cargas ya que aumentó un 3,21% en abril

En un escenario donde todo aumenta: el dólar, las tarifas, los impuestos y el combustible, los costos para transportar mercadería por la ruta no se quedan atrás y en abril treparon 1,28%.

De acuerdo al análisis de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), entidad que nuclea a las cámaras transportistas en todo el territorio argentino, el combustible fue el insumo que motorizó la crecida, aumentó 3,21% en el último mes y 11,5% desde enero.

“Estos valores preocupan al sector porque es cada vez más difícil poner en movimiento a los camiones y defender la competitividad de las empresas que contribuyen a una actividad crucial para la economía nacional”, manifestó FADEEAC, a partir de su Índice de Costos mensual
Según Fadeeac, el Índice de costos del transporte de cargas presenta un alza acumulada de 10% en el primer cuatrimestre
Según Fadeeac, el Índice de costos del transporte de cargas presenta un alza acumulada de 10% en el primer cuatrimestre

El alza

Con el registro de abril, el Índice presenta un alza acumulada de 10% en el primer cuatrimestre de 2018, y de 27,9% en los últimos doce meses. Tras el notorio incremento de marzo, que rozó el 4%, en abril transportar mercadería por carretera volvió a demandar más presupuesto de parte de los empresarios de todo el país, principalmente por el aumento del combustible, que fue del 3,21%. En base al recuento de la federación, este insumo fundamental para el sector lleva una crecida acumulada del 11,5% en el transcurso del año (enero-abril), tras los marcados aumentos en enero y febrero (4,8% y 3,1% respectivamente) y de 27,7% desde la desregulación del mercado de hidrocarburos anunciada a partir del 1 de octubre de 2017.

Para FADEEAC, se proyecta un marcado aumento del combustible en el corto plazo dada la acelerada devaluación del peso y la suba de los precios de internacionales del petróleo en el transcurso del mes pasado

Más caro que…

Tras cinco subas de combustibles en los últimos siete meses, el precio promedio país de gasoil alcanzó $23,392 en abril, constituyendo el valor en dólares en torno a US$ 1,14. En este sentido, otro aspecto a resaltar según la comparación que establece FADEEAC, es que Argentina todavía mantiene los precios del gas-oil en dólares más altos de la región con excepción de Uruguay, con una diferencia de casi 12% respecto a Brasil y de más de 20% en relación a Chile.

Al respecto, desde la federación, explicaron que esta diferencia regional tiene de da principalmente porque en Argentina las tarifas del combustible están semi dolarizadas, dado el esquema de desregulación vigente acordado entre el Ministerio de Energía y las petroleras.

Por cierto, este lunes el ministro Juan José Aranguren se reunió con los representantes de las principales petroleras para analizar el sector de los combustibles frente a los movimientos internos que marcó el dólar y el avance del precio del petróleo, con el objetivo de frenar los aumentos en los combustibles.

Otros formadores

Además del gasoil, hay otros rubros que impactan directamente en los costos de las empresas de los transportes de carga de todo el país.
Además del gasoil, hay otros rubros que impactan directamente en los costos de las empresas de los transportes de carga de todo el país.

Durante abril, los neumáticos también marcaron una crecida del 2,75%, mientras que la suba del 0,34% en concepto de personal responde al impacto de la asignación extraordinaria no remunerativa rubricada a fin del mes analizado, y el costo financiero subió un 1,21%.

En tanto, el resto de los rubros no sufrieron modificaciones respecto de marzo. Al respecto, desde la entidad enfatizaron que "estas subas, que fueron constantes y cada vez más preocupantes, se traducen en la continuidad de fuertes ajustes en los costos de la actividad, una situación que redobla la presión sobre el transporte de cargas".