El indicador tiene como objetivo contribuir a la transparencia y mostrar por qué los alimentos valen lo que vale
El indicador tiene como objetivo contribuir a la transparencia y mostrar por qué los alimentos valen lo que vale

FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) publicó los resultados del "Indicador de precios" para los principales alimentos de la mesa argentina: carne bovina, leche, queso cremoso y pan. El índice muestra cómo se forman los precios desde que el producto sale del campo hasta que llega al consumidor.

En este sentido, David Miazzo, economista jefe de FADA, explicó que "el indicador tiene como objetivo contribuir a la transparencia y a reducir la desinformación, para obtener la mejor foto posible de por qué los alimentos valen lo que valen, y así poder identificar dónde pueden estar los principales problemas de cada cadena".

La sequía también tuvo su rol, dado que impactó en los costos de la alimentación de los animales y repercutió negativamente en el primer eslabón de algunos productos
Se pierde $0,78 por kilo de queso cremoso
Se pierde $0,78 por kilo de queso cremoso

En el caso de la leche, la mayor parte del precio que paga el consumidor se destina a la industria y en el caso del queso, a los impuestos, sin embargo, ambas cadenas presentan pérdidas. En cambio, en la carne bovina, de lo que paga el consumidor, el ternero explica la mayor parte del precio y en el caso del pan, la panadería se lleva la tajada más grande. Cabe aclarar, que estos dos últimos productos si presentan ganancias.

¿Quién se lleva la tajada más grande?

Durante los últimos días hubo un gran debate en torno al posible aumento del precio del pan en la góndola. El indicador, muestra que el pan tuvo un precio de $38,41 por kilogramo y que de ese valor, el trigo solo es el 9,3% ($3,58); el molino, el 3,3% ($1,27); la panadería explica el 64,6% ($24,80) y los impuestos, el 22,9% ($8,76), por lo cual queda claro quién tiene la mayor y menor incidencia en la formación del precio.

Según los cálculos de la Fundación, el precio se multiplicó 8,9 veces desde que el trigo sale del campo hasta que se convierte en pan, esta relación en agosto de 2017 era de 10,5
 
El trigo solo es el 9,3% del precio del pan y la panadería explica el 64,6%
El trigo solo es el 9,3% del precio del pan y la panadería explica el 64,6%

En continúa crisis

Una vez más, el tambero pierde. El índice da cuenta que en la cadena de la leche, el precio que se le pagó al productor no alcanzó para cubrir los costos, dado que recibió $5,76 por litro y tuvo más de $6,49 de costos e impuestos, por lo cual, perdió más de 0,73 centavos por litro. Según Natalia Ariño, economista de FADA esto ocurrió porque la sequía provocó aumentos en los costos de alimentación de los vacunos, ya que el precio del maíz y la soja se incrementó, en promedio, un 40% con respecto a agosto de 2017.

Un sector que no logra remontar. FADA advirtió que la situación de la actividad tambera empeoró, al comparar que a mediados del año pasado el productor perdía $0,02 por litro de leche y este año pasó a $0,73. "Bajo la actual estructura de costos, el productor tambero debiera percibir, en promedio, $6,50 por litro de leche vendido para cubrir la totalidad de los costos", indicaron los economistas de la fundación.

De esta manera, el precio de la leche al consumidor se multiplicó casi cuatro veces (3,65) desde que la leche sale del campo hasta que se vende al público. Del precio final que paga el consumidor, el 79% son costos, el 24,8% son impuestos y el -3,8% de pérdida. Desde la Fundación aclararon que las pérdidas del tambero no son neutralizadas por los otros eslabones, y advierten: "La industria láctea no se movió en ganancia y el comercio también sigue perdiendo".

Otro perdedor

De acuerdo al indicador de precios, hay otro producto lácteo que muestra pérdidas. El queso cremoso tuvo un precio de $146,8 por kilogramo, de ese precio el tambo explica el 29,1% ($42,79); la industria, el 16,4% ($24,66); el comercio, el 26,6% ($36,68) y los impuestos, el 30,04% ($42,68). En este sentido, la fundación subrayó: "La cadena del queso también presenta un resultado negativo de $ 0,78 por kilo de queso cremoso. Como en el caso de la leche, el tambero sigue perdiendo, pero los otros dos eslabones ganan". Al respecto, cabe aclarar que del precio al consumidor final, el 71,5% son costos, el 29,1% corresponde a impuestos y el -0,5%, lamentablemente a ganancias.

¿Y la carne?

La sequía también impactó en la ganadería, ya que el feedlot perdió $1,21 por kilo de animal en pie
La sequía también impactó en la ganadería, ya que el feedlot perdió $1,21 por kilo de animal en pie

Tal como lo informó Infobae, la sequía también impactó en la ganadería. En este sentido, según el informe de la fundación, el feedlot perdió $1,21 por kilo de animal en pie, debido al aumento en los granos que conforman las raciones diarias de los animales. En el mostrador, el precio de la carne se multiplicó casi tres veces más (2,7) desde el ternero hasta el precio que paga el consumidor.

En cuanto a la composición, señalaron que del precio promedio de la carne de $127,38 por kilogramo, el ternero forma el 38% ($48,47), el feedlot el 19,4% ($23,34), el frigorífico el 9,7% ($12,36), la carnicería el 14,5% ($18,47) y los impuestos el 19,4% ($24,75)

Al respecto, los analistas de la fundación aclararon que "la cría de terneros, que engordados en campo a "pasto" pueden alcanzar hasta los 200 kg., dependiendo de la disponibilidad del alimento por zonas, es la etapa más cara de toda la cadena cárnica, ya que requiere de aproximadamente una vaca y media para obtener un ternero por año". Por último, del precio final de la carne $127,38 por kilogramo, el 79,8% son costos de la cadena, 19,4% impuestos y 0,7% ganancias.