Pronostican lluvias de otros 100 milímetros y aumentaría el área de trigo

Las lluvias siguen beneficiando a los suelos y mejoran las expectativas para la próxima siembra de trigo
Las lluvias siguen beneficiando a los suelos y mejoran las expectativas para la próxima siembra de trigo

Luego de un período seco que afectó a gran parte de la zona núcleo de nuestro país, tanto los pronósticos privados como los del ministerio de Agroindustria de la Nación, están indicando que para los próximos siete días se prevén precipitaciones en el norte de Buenos Aires, este de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, sur de Chaco y sur de Corrientes. Las mismas rondarían los 100 milímetros.

En diálogo con Infobae, Esteban Copati jefe de estimaciones agrícolas de la Bolsa de Buenos Aires, comentó que las últimas precipitaciones se centraron en el este de Córdoba, gran parte de Santa Fe y Entre Ríos, y amplios sectores del norte, centro y oeste de Buenos Aires, zonas donde se está recuperando la humedad de los suelos de cara a la próxima siembra de cultivos de invierno que comenzará la semana que viene en el Norte, NOA y NEA, regiones del país que están necesitando precipitaciones, por lo que no se descarta que la siembra comience con algunas demoras.

A mediados de mayo la siembra comenzará en parte de Córdoba, norte de Santa Fe y norte de Entre Ríos, y hacia fines del presente mes la siembra estará llegando a Buenos Aires y La Pampa.

“Son buenas lluvias y serán capitalizadas principalmente por el trigo y también por la cebada, y es muy probable que traccione más la intención de siembra de la que habíamos relevado la semana pasada dado que se ha revertido el escenario”, comentó Copati

Recordemos que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires proyectó para la siembra de trigo un crecimiento del área del 3,5% y la misma alcanzaría las 5.900.000 hectáreas, si las condiciones climáticas siguen beneficiando, caso contrario el pronóstico es de caída de la siembra a 5.400.000 hectáreas.

Cosecha de soja y maíz

En maíz el escenario muestra un retraso un poco más importante que la soja, porque los productores han elegido cosechar primero la oleaginosa
En maíz el escenario muestra un retraso un poco más importante que la soja, porque los productores han elegido cosechar primero la oleaginosa

Contrariamente a los beneficios que las precipitaciones están teniendo para la siembra de cultivos de invierno, las mismas están complicando la parte final de la cosecha gruesa, donde ya se está observando afectación de lotes y mal estado de los caminos rurales.

Según explicó Copati, pese a las precipitaciones hubo avances de cosecha de soja de primera y segunda en Córdoba y en el Norte del país y hay demoras en la zona central de Buenos Aires y en distritos de Entre Ríos.

Al respecto, Copati expresó, "no hay gran riesgo de pérdidas porque este año tenemos a favor que las napas están bajas y eso beneficia, por lo que cuando mejore el tiempo vamos a recuperar fluidez en las tareas de cosecha en aquellas zonas complicadas".

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos