En marzo cayó la participación del Estado en la renta agrícola
En marzo cayó la participación del Estado en la renta agrícola

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA),  calculó a marzo de 2018 que con el efecto de la sequía la participación impositiva dentro de la renta agrícola ronda el 64,1%, cifra que exhibe una reducción respecto del nivel del 66,2% que exhibía el mismo relevamiento en marzo de 2017.

Según David Miazzo, economista de FADA, el índice que elabora la entidad se hace con los rendimientos obtenidos en el último trimestre, allí pesa la caída promedio estimado en un 25% por la sequía, hecho que será contrarrestado por "cuatro factores que hacen bajar" el indicador; aquí figuran cuestiones tales como "la suba de precios, el incremento del dólar, la menor participación de la soja en el área sembrada y la baja de los derechos de exportación".

FADA consignó que los precios internacionales subieron respecto de marzo de 2017, y también "lo hicieron aún más los precios internos". El valor internacional de la soja se incrementó un 3% aunque el precio local para el disponible  aumentó un 17%. En maíz, las alzas fueron del 14% en ambos mercados.

Respecto al tipo de cambio, según FADA, cuando el dólar evoluciona por encima de la inflación, genera un impacto positivo sobre los sectores exportadores, ya que hace incrementar los ingresos (en dólares) por encima de los gastos (que, en parte, son en pesos).

Por ello, la entidad refirió que la devaluación del peso con respecto al dólar genera que se amplíe el valor de la producción, y eso hace bajar la participación del Estado en la renta agrícola. En los últimos 12 meses, la devaluación fue del 31,5%, unos 5 puntos por encima de la inflación.

Provincias

El informe de la Fundación con sede en Río Cuarto, Córdoba, revela que hay menor participación de la soja en el área sembrada, producto de que es el único cultivo que paga derechos de exportación
El informe de la Fundación con sede en Río Cuarto, Córdoba, revela que hay menor participación de la soja en el área sembrada, producto de que es el único cultivo que paga derechos de exportación

La participación del fisco nacional y provincial ronda el 69,9% mientras que en el maíz cae al 50% en la medición tras incorporar aquí el efecto sequía.

"Al haber menor cantidad de soja en el área sembrada, hace que baje el índice general", refirió FADA, al tiempo que consignó que al mismo tiempo creció el área de maíz y de trigo y la soja pasó de representar el 62% del área de soja, maíz, trigo y girasol, al 52%.

De acuerdo al estudio, realizado con la entidad mediterránea la participación del Estado en la renta agrícola, con efecto sequía incluido, ronda el 64,9% en Buenos Aires, 62,5% en Córdoba, 66,5% en Santa Fe,  55,7% en San Luis, y del 63,7% en La Pampa.

En los casos de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe y La Pampa, se consideran los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol mientras que para el caso de San Luis, sólo se consideran soja y maíz, ya que explican el 95% del área, explicó FADA.

Sin embargo, en cuanto a los impuestos nacionales, son más altos en términos absolutos en Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, y más bajos en San Luis y La Pampa. Se consideran el Impuesto a las Ganancias, Créditos y Débitos e IVA.