Entre las consecuencias se encuentran la falta de financiamiento, el pago de más impuestos y la falta de competitividad (Getty)
Entre las consecuencias se encuentran la falta de financiamiento, el pago de más impuestos y la falta de competitividad (Getty)

Así lo expresó Príncipe, titular de Federación Agraria Argentina (FAA) al presentar en la ciudad de Rosario un informe en el que detalla las consecuencias que trajo la reforma tributaria a los pequeños y medianos productores.

Allí estuvo acompañado por otros dirigentes federados como Agustín Pizzichini y Orlando Marino. La cúpula de la Federación Agraria Argentina, encabezada por Omar Príncipe, calificó a la reforma tributaria -aprobada a fines del 2017- impulsada por el gobierno de Mauricio Macri, como negativa ya que pierden competitividad por el pago de más impuestos, y mencionó además que los cambios impositivos también restan esquemas de financiamiento con que contaba el sector agropecuario.

"El impacto que tiene la reforma tributaria para los pequeños y medianos productores es negativa, beneficia a los grandes contribuyentes que van a pagar menos impuestos, como impuesto a las ganancias, y hará que los pequeños productores paguen la misma alícuota, eso quita competitividad y va a contramano de lo que proponemos como sistema progresivo en materia de contribución fiscal", expresó.

Entre los puntos refutados figura la decisión de transferir durante el 2018 unos $ 20.000 millones del Banco de la Nación Argentina al Tesoro nacional, hecho que a juicio de la FAA 'descapitaliza a la entidad oficial' y además prevé que el 20% de las utilidades líquidas anuales se transfieran en forma permanente.

Desde la conducción de Federación Agraria cuestionaron la falta de respuesta de las autoridades nacionales ante esta situación: "De parte del Ministerio de Agroindustria, entre tanto, lo único que oímos por estas horas es si reduce tal o cual dependencia, pero no vemos ninguna medida orientada al pequeño agricultor. Esperemos no despertarnos un día y tener la ingrata noticia de que el Ministerio haya pasado a ser directamente una Secretaría".

A su vez, según admitió Príncipe, la reforma propuesta propone así una mayor carga impositiva para los pequeños y medianos productores, que son los representados por la Federación Agraria, y propone cambios en materia del Impuesto al Inmobiliario Rural en las provincias y a los esquemas de financiamiento vigentes, que son objetados por la cúpula de la entidad ruralista.

Príncipe expresó que la Federación Agraria repara en este punto, por considerar, que esta medida afecta en particular a la entidad que más atiende las necesidades crediticias del sector agropecuario y señaló también que así no se está frente a un sistema financiero acorde a lo que necesita los más pequeños establecimientos del campo.

El titular de la FAA mencionó además que los pequeños productores perderán competitividad por las modificaciones impuestas al esquema del pago del Impuesto a las Ganancias

"Es la pretensión del gobierno nacional –reseñó el informe presentado por Príncipe- que beneficia de este modo a las empresas de mayor tamaño para que en definitiva se disminuya la tasa de este gravamen, y de esta forma hacer atractiva la pretendida inversión en este tipo de empresas. Situación que no gozan el resto de empresas que no tienen mayor capacidad de capitalización con ganancias, ni las empresas unipersonales", refirió el estudio presentado, con el que se refutó buena parte de los alcances planteados por la reforma fiscal aprobada por el Congreso el año pasado y promovida además por la gestión de Mauricio Macri.

Príncipe consignó además que la reforma, que a su juicio resultará negativa para el sector del campo que representa su entidad, se promueve también junto a la paralización que ofrece la política agropecuaria promovida por Cambiemos, donde no se enfrentan problemas tales como los que vive la Lechería o bien la producción de frutas en la provincia de Mendoza.

Respecto a la situación que ofrece la exportación, Príncipe aseguró que: "El complejo agroalimentario terminó el año pasado con una baja del 3% en las ventas al exterior en promedio, si tomamos actividades como la lechería, se exportó un 24% menos. Las economías regionales están complicadas y sobre todo los productores de escala más chica. En la zona núcleo, por la falta de lluvias, han bajado las estimaciones de rinde para soja y maíz. En este contexto, hay cientos de productores que no podrán seguir manteniendo su chacra", advirtió.

Por ello, la conducción de Federación Agraria cuestionó la falta de respuesta de las autoridades nacionales ante esta situación: "De parte del Ministerio de Agroindustria, entre tanto, lo único que oímos por estas horas es si reduce tal o cual dependencia, pero no vemos ninguna medida orientada al pequeño agricultor. Esperemos no despertarnos un día y tener la ingrata noticia de que el Ministerio haya pasado a ser directamente una Secretaría".