El Audi Traffic Light Information es un sistema que avisa al conductor sobre el estado de los semáforos de forma anticipada.
El Audi Traffic Light Information es un sistema que avisa al conductor sobre el estado de los semáforos de forma anticipada.

El derrotero de la movilidad hacia la conducción autónoma empieza a configurar indicadores que van marcando la proximidad de la nueva era. En este recorrido Audi ya se encargó de poner un mojón como referencia cercana y real de lo que viene: autos capaces de “hablar” con la infraestructura de tránsito para circular de forma más fluida y segura.

La tecnología Audi Traffic Light Information, como se denomina este desarrollo de la marca de los cuatro anillos, ya empieza a expandirse en Alemania, con sus dos ciudades pioneras, Ingolstadt y Düsseldorf, por lo que se supone en breve también podrá ser una opción en otros países de Europa. Incluso, hace unos años este sistema ya fue estrenado en Las Vegas, y ahora cuenta con más de 10.000 intersecciones conectadas en los Estados Unidos.

Mirá cómo funciona la onda verde de Audi.

El Audi Traffic Light Information es un sistema que avisa al conductor sobre el estado de los semáforos de forma anticipada y consta de dos funciones. Por un lado, la que se denomina Green Light Optimized Speed Advisory (GLOSA), que calcula la velocidad ideal para llegar al próximo semáforo con la luz verde, por lo que los conductores no tienen que acelerar innecesariamente ​​y así conducen con mayor seguridad. Con esta función, el dispositivo también sugiere reducir la velocidad unos 250 metros antes de llegar a los semáforos para alcanzar cada intersección con luz verde.

La segunda función del sistema, llamada Time-to-Green, entra en acción si inevitablemente hay que detenerse en un semáforo en rojo. Allí una cuenta regresiva en el tablero muestra los segundos restantes hasta que comience la siguiente fase verde. Con esto se busca que los conductores se relajen, quiten el pie del acelerador y ahorren combustible. Según la propia marca de Ingolstadt, en las pruebas piloto logró reducir el consumo de combustible en un 15%.

En el tablero el sistema va indicando la velocidad de circulación para no trabarse en semáforos en rojo.
En el tablero el sistema va indicando la velocidad de circulación para no trabarse en semáforos en rojo.

El sistema, desarrollado entre Audi y Traffic Technology Services, calcula predicciones exactas en base a tres fuentes: un programa de control de señales de tráfico, datos en tiempo real del tránsito (los botones que presionan los peatones en los cruces, tiras detectoras en la superficie de las calles, entre otros) y un registro de datos históricos. Incluso contempla las variaciones de concentración del tránsito en distintas franjas horarias.

“Con este sistema de información queremos mejorar la comodidad de los conductores. Para ello, tenemos que predecir con precisión cómo se comportarán los semáforos en los próximos dos minutos. Las previsiones exactas son el mayor desafío porque la mayoría de las señales reaccionan de forma variable al volumen de tráfico y adaptan continuamente los intervalos en los que cambian entre el rojo y el verde", explican desde el área de Desarrollo de Apps, Connected Services y Smart City de Audi.

El sistema toma datos históricos del tránsito pero también información en tiempo real.
El sistema toma datos históricos del tránsito pero también información en tiempo real.

El avanzado sistema ya está disponible en todas las versiones modelo 2020 de los Audi e-tron, A4, A6, A7, A8, Q3, Q7 y Q8 que dispongan del paquete Audi Connect Navigation, así como el sistema de reconocimiento de señales de tráfico por cámara, que es otro opcional.

La marca germana lleva la delantera en la aplicación de este desarrollo en las ciudades más importantes de Norteamérica: ya se encuentra operativo nada menos que en Las Vegas (Nevada), Los Ángeles y San Francisco (California), Orlando (Florida), Dallas y Gainesville, Houston (Texas), Denver (Colorado), Kansas City (Kansas), Phoenix (Arizona), Portland (Oregón), Nueva York (Nueva York) o Washington D.C.

Pero no es la única avanzada con este tipo de desarrollos. Volkswagen ya realizó ensayos en Wolfsburgo con su sistema Car2X, que también comunica a vehículos con infraestructura, y el mismo camino viene recorriendo Ford, con modelos que leen información de semáforos y señales en las intersecciones. Por su parte SEAT, con el León como protagonista, presentó el año pasado una función similar basada su tecnología “5G Connected Car”.

Esta artillería inteligente de varias automotrices busca acortar distancias con el Autopilot de Tesla, que en su versión de conducción autónoma total ya puede detectar semáforos, aunque aún no puede reaccionar en consecuencia, algo que podría incorporarse como novedad durante este año.

SEGUÍ LEYENDO: