Los Mercedes-Benz GLC y Volvo CX90 actualizarán sus modelos con novedades mecánicas. Los BMW X3 y X4 presentaron sus versiones M y M Competition con propulsores más potentes y prestaciones de primer nivel
Los Mercedes-Benz GLC y Volvo CX90 actualizarán sus modelos con novedades mecánicas. Los BMW X3 y X4 presentaron sus versiones M y M Competition con propulsores más potentes y prestaciones de primer nivel

El mundo de los SUV premium presentó algunas novedades. Más precisamente se trata de la nueva gama del Mercedes-Benz GLC -con base el Clase C- que incorporó cambios de aspecto, en los motores y en el número de asistentes a la conducción.

En el interior el GLC 2019 cuenta con dos pantallas, una que oficia de panel de instrumentos de 12,3 pulgadas y otra en la consola central de 7 o 10,25 pulgadas -no esta integrada como el Clase A, sino que mantiene el concepto de tablet flotante-. Cuenta con el sistema multimedia MBUX desde el cual se controlan diversas funciones a las que se accede desde la pantalla o por voz diciendo “Hey Mercedes”.

Mediante el sistema multimedia MBUX se controlan diversas funciones a las que se accede desde la pantalla o por voz diciendo “Hey Mercedes”.
Mediante el sistema multimedia MBUX se controlan diversas funciones a las que se accede desde la pantalla o por voz diciendo “Hey Mercedes”.

En cuanto a los motores, la gama está compuesta por dos nafteros -de 197 CV y 258 CV- y tres diésel -de 163 CV, 194 CV y 245 CV-. Los primeros cuentan con propulsor eléctrico de 16 CV que sirve para arrancar el motor de combustión, para recuperar energía -reemplaza al alternador-y como apoyo. Todos los GLC 2019 tienen un sistema de tracción total y cinco programas de conducción -Confort, ECO, Sport, Sport + e Individual-, que puede agregar de forma opcional el paquete técnico Offroad con dos modos más (Offroad y Offroad +). Por último, en cuanto a los asistentes a la conducción fueron ampliados y mejorados. Se empezará a comercializar en Europa a medidas de año, y por su condición de modelo importado en algún momento llegaría al país.

Por otra parte, Volvo actualizó el XC90, al igual que el MB, ahora el motor de combustión es apoyado por un propulsor eléctrico que permite recuperar energía durante las frenadas para almacenarla en una batería y ayudar al motor térmico aportando un extra de potencia. Volvo dice que este dispositivo permite reducir hasta un 15 % el consumo. Las versiones que cuenten con este dispositivo se distinguen exteriormente por exhibir una "B".

En cuanto al exterior presenta cambios en la parrilla, las llantas y en la gama de colores. Mientras que en el interior hay nuevos materiales, uno de ellos una mezcla de lanas, nuevas posibilidades de personalización y más configuraciones de los asientos -hay una versión de seis plazas-. La fabricación del nuevo XC90 comienza en mayo.

Para cerrar, los BMW X3 y X4 presentaron sus versiones más radicales denominadas M y M Competition -desarrolladas por la división deportiva de la marca Motorsport-. Ambos usan un nuevo motor naftero de seis cilindros en línea de 3,0 litros con dos turbos que entrega 480 CV en los M y 510 en los M Competition.

Ambos BMW usan un nuevo motor naftero de seis cilindros en línea de 3,0 litros con dos turbos que entrega 480 CV en los M y 510 en los M Competition
Ambos BMW usan un nuevo motor naftero de seis cilindros en línea de 3,0 litros con dos turbos que entrega 480 CV en los M y 510 en los M Competition

Todos tienen caja automática de ocho relaciones y tracción integral. Las prestaciones son las mismas para los M del X3 y X4, al igual que en los M Competition de los X3 y X4. Los primeros aceleran de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, mientras los otros en 4,1 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, pero gracias al paquete “M Driver´s” se puede aumentar hasta los 280 km/h en los M y 285 km/h en los M Competition.