El Renault Sandero, mostró falencias en el crash test.
El Renault Sandero, mostró falencias en el crash test.

Este año la Latin NCAP -entidad que evalúa la seguridad de los modelos que comercializan en toda la región Sudamericana-, le realizó sus pruebas de impacto a 14 vehículos.

Del total, cuatro obtuvieron la máxima cantidad de estrellas -que son cinco-, en protección para adultos y para niños. A continuación, los puntajes para destacar a los tres mejores.

El más seguro fue el Fiat 500X, de origen italiano y que se ofrece en Argentina. Las cinco estrellas en protección para adultos las obtuvo al tener un total de 32,55 puntos sobre un máximo de 34, mientras que para niños consiguió 43,13 sobre 49.

Fiat 500X, fue el auto más seguro de 2018.
Fiat 500X, fue el auto más seguro de 2018.

En cuanto a los 'crash test', en el frontal su calificación fue de 14,55 -de 16- y en el lateral 16 -de 16-. En los comentarios se destacó que la protección ofrecida a la cabeza, cuello y rodillas del conductor y acompañante fue "buena". El pecho del conductor recibió protección "adecuada" y el del acompañante "buena".

Las tibias del conductor recibieron protección "adecuada" y las del acompañante "buena" y "adecuada". Además, la estructura del habitáculo fue considerada como estable.

El Ford recibió el premio Latin NCAP Advance, que se le otorga a aquellos modelos cinco estrellas que ofrecen tecnologías para prevención de siniestros y mitigación de lesiones a peatones como equipamiento opcional o estándar

El segundo puesto dentro de los más seguros, lo ocupó Volkwagen Virtus que también está presente en el país y se produce en Brasil. Obtuvo 32,56 estrellas -de 34- en adultos y 43 -de 49- en infantes.

Volkswagen Virtus: el brasilero demostró resultados mejores que autos extrazona.
Volkswagen Virtus: el brasilero demostró resultados mejores que autos extrazona.
En las pruebas de choque frontal fue puntuando con 15,68 y lateral de 15,88, siempre sobre un total de 16

En el desglose se informa que que la bolsa de aire para tórax y cabeza ofreció buena protección a la cabeza, abdomen y pelvis del adulto, mientras que ofreció protección adecuada al pecho. Al igual que el Fiat, obtuvo la mención Latin NCAP Advance.

En el tercer puesto, aparece el Seat Arona, el único que no se vende en Argentina. El español fue calificado con 29,95 y 42,54 puntos en adultos y niños respectivamente -sobre 34 y 39-. En cuanto a los 'crash test' el puntaje fue de 13,71 en el frontal y 15,24 en el lateral -de maximo de 16-.

El Seat Arona no se vende en Argentina, pero fue uno de los mejores de la región.
El Seat Arona no se vende en Argentina, pero fue uno de los mejores de la región.

Del otro lado se encuentran los vehículos con los peores resultados, donde aparece el Renault Sandero/Logan -se produce en Brasil, Argentina y Colombia-, que tuvo una estrella para adultos -18,01/34- y tres en niños -28,97/49-.

El pecho del conductor fue la zona más dañada, con una calificación "pobre", tanto en impacto frontal como lateral, y la estructura del habitáculo fue considerada como inestable.

Le sigue el Nissan March -se fabrica en Brasil y México-, una estrella para adultos -20,11/34- y dos para niños -21,42/49-. Con una estructura inestable, la protección del pecho del conductor fue pobre y el del acompañante fue marginal. Las rodillas ofrecieron protección marginal porque se observaron estructuras peligrosas en la zona del tablero contra las que podrían impactar.

El Nissan March es el compacto de la marca japonesa y sólo tiene una estrella en protección para adultos.
El Nissan March es el compacto de la marca japonesa y sólo tiene una estrella en protección para adultos.

Y el más pobre de los modelos evaluados en 2018 fue el Hyundai Accent fabricado en Corea del Sur, que no se vende en el país y no consiguió estrellas en adultos -o de 34-, y una en infantes -16,04/49-.

Su principal problema es que hay mercados en donde se ofrece sin airbags -por lo cual la cabeza no tiene protección-, y la política de la entidad es evaluar la versión menos equipada que se comercialice en algún mercado. Pese a la mala nota, la estructura del vehículo es "estable", por lo cual cuando haya versiones con el mínimo equipamiento de seguridad su nota subirá dramáticamente.