Fue diseñado cuidando cada detalle de su aerodinámica. Acelera hasta 300 km/h en 12,8 segundos.
Fue diseñado cuidando cada detalle de su aerodinámica. Acelera hasta 300 km/h en 12,8 segundos.

Si hay autos destinados a convertirse en clásicos, el McLaren Speedtail es uno de ellos. Toda su construcción se realizó en función de lograr la máxima velocidad, y de hecho es el vehículo a la venta más rápido jamás creado por la automotriz británica: acelera de 0 a 300 km/h en 12,8 segundos y alcanza los 403 km/h.

Para eso la firma con sede en Woking, Inglaterra, aplicó parte de la tecnología y experiencia que tiene en la Fórmula Uno. El Speedtail, nombre que refiere a la velocidad y el particular sector trasero del auto, tiene propulsión híbrida, es decir, combina un motor naftero a combustión con uno o más eléctricos -la marca no lo precisó)-.

Atrás tiene un difusor y alerones que se activan según las necesidades de adherencia de cada situación.
Atrás tiene un difusor y alerones que se activan según las necesidades de adherencia de cada situación.

Sobre sus detalles técnicos, solo adelantaron que en total rinde 1.050 caballos de fuerza, una cifra que junto con sus 1.450 kilos explica las asombrosas prestaciones que declaran para este deportivo.

La relación peso/potencia es impresionante: 1,4 kilos por cada caballo de fuerza.

Su exclusividad también está asegurada. Se fabricarán solo 106 unidades que tienen un precio de 1,75 millones de libras esterlinas, el equivalente a 2,24 millones de dólares. Todas las unidades ya están reservadas y, por supuesto que, con el tiempo aumentará su valor.

El Speedtail es el auto más veloz jamás creado por McLaren. Alcanza los 403 km/h.
El Speedtail es el auto más veloz jamás creado por McLaren. Alcanza los 403 km/h.

El Speedtail rinde homenaje al mítico McLaren F1 de 1992, un auto de leyenda que suele figurar en cualquier ranking de los mejores deportivos 'de calle' de la historia.

Al igual que en el F1, pueden viajar tres personas: el puesto de conducción está en el centro y, retrasadas y a los costados, hay dos butacas más.
El trabajo aerodinámico fue meticuloso, por eso sus líneas fluidas y lanzadas, su llamativa cola con un difusor posterior y aerodinámica activa.

Eso significa que tiene unos alerones que se mueven en función de las necesidades de adherencia. Como innovación McLaren destaca que están hechos con fibra de carbono flexible.

 
Atrás tiene un difusor y alerones que se activan según las necesidades de adherencia de cada situación.
Atrás tiene un difusor y alerones que se activan según las necesidades de adherencia de cada situación.

Las llantas son de 20 y 21 pulgadas adelante y atrás, respectivamente, y si bien tienen el mismo diseño, las de adelante están carenadas, justamente para mejorar el flujo de aire y ganar en aerodinámica.

Con un chasis -armazón que sostiene el motor- monocasco realizado en fibra de carbono, mide 5,14 metros de largo y las puertas se abren hacia arriba y adelante. Otro detalles es que en vez de espejos retrovisores laterales tiene unas cámaras que se despliegan. La cabina está protegida por un cristal que se puede oscurecer.

El interior es tan futurista como por fuera, con tres pantallas, una de ellas frente al conductor a modo de tablero de instrumentos, y dos a los costados. Las teclas y mandos de la caja automática están, llamativamente, en el techo, lo que recuerda al puesto de mando de los aviones.