La primera SUV fue lanzada en el 2003 y desde ahí, el segmento explotó regional y mundialmente.
La primera SUV fue lanzada en el 2003 y desde ahí, el segmento explotó regional y mundialmente.

Argentina es uno de los países donde las pick ups y los SUVs son vehículos aspiracionales, esto quiere decir que gran parte del mercado los quiere no por funcionalidad o comodidad, sino para marcar un nivel de estatus.

Ford interpretó esa tendencia y apostó al desarrollo de un modelo para satisfacer a ese cliente en particular. Así, hace 15 años, nació en el país la EcoSport.

La fórmula del EcoSport fue tan sencilla como genial, en vez de "maquillar" de aventurero a un modelo existente, decidieron desarrollar un SUV compacto con base en el Fiesta.

Sus principales características fueron el formato de su carrocería, el despeje y el auxilio 'colgado' del portón, una solución polémica, pero que sin duda le da al modelo la estética off road, porque después de todo la gente quiere subirse a un vehículo que se vea como una 'camioneta', así le dicen muchos, aunque el término es incorrecto -camioneta o 'chata' son las pick ups-.

De esta manera, el Ecosport ya lleva 15 años en el país y se ha consagrado como líder indiscutido del segmento, con más de 300.000 unidades vendidas a nivel local

La creadora del segmento de los SUV compactos -Sport Utility Vehicles-, llegó a la Argentina en el año 2003 con un diseño disruptivo que marcaría un antes y un después en la industria automotriz creando una nueva tendencia a nivel mundial.

Por un tiempo el EcoSport jugó solo, acaparando todo el mercado. Pero luego, Renault presentaría su carta en 2011. La Duster hizo una maniobra similar con base en la plataforma Sandero/Logan, pero posicionándose como el '4×4' más accesible de ese momento.

Los dos rivales se repartían las ventas, aunque la industria brasileña tenía algunos grises en cuanto a calidad de materiales. Al poco tiempo fue en ese punto donde atacó el próximo jugador: Chevrolet Tracker.

El Chevrolet Tracker se importa de México. (Prensa Chevrolet)
El Chevrolet Tracker se importa de México. (Prensa Chevrolet)

Fabricado con controles más severos el modelo de GM se importó de México, como en la actualidad, y apuntó a una 'porción de la torta menor', pero dispuesta a pagar más por un producto mejor terminado.

De ahí en más el segmento explotó, regional y mundialmente. En el país se destacó el Honda HR-V que ocupó el lugar que dejó el City en la planta de Campana, Buenos Aires, y que tuvo una gran aceptación por sumar un concepto más crossover -con una orientación estética y funcional más citadina que sus rivales-, aunque siempre se ubicó en lo más alto del rubro en cuanto a precio.

La cuestión siguió multiplicándose con el arribo de nuevas opciones como Hyundai Creta, Jeep Renegade, Nissan Kicks, Peugeot 2008 y Renault Captur. Y a las marcas tradicionales se sumaron las Chinas como Chery (Tiggo), Baic (X25), Haval (H2) y Lifan (X50), entre otros.

Pero como ser primero no basta, en la actualidad la segunda generación del Ecosport tuvo que mejorar para mantener su cetro y lo hizo con un atractivo diseño interior y exterior, versatilidad, tecnología innovadora y equipamientos de seguridad pasiva y activa como ningún otro vehículo en su segmento, sin perder el espíritu deportivo y aventurero que la caracteriza desde sus inicios.

Además, es un ejemplo de cómo un producto desarrollado en Sudamérica creó un nuevo segmento para todo el mundo, ya que se comercializa en más de 140 mercados incluyendo Norteamérica.