Las promociones y bonificaciones fomentan las ventas de autos cero kilómetro en el país (iStock)
Las promociones y bonificaciones fomentan las ventas de autos cero kilómetro en el país (iStock)

Abril podría ser el mes de transición. El escenario se imagina ambiguo. El mercado automotor llegó al cuarto mes del año con un volumen de operaciones sideral, pero sus perspectivas a corto plazo son moderadas. Las bonificaciones, los descuentos y las promociones solventaron el flujo de ventas. Rebajas abruptas, temporales y arbitrarias fundaron un fenómeno finito, limitado.

El primer trimestre del año fue récord: se vendieron 271.283 cero kilómetro, más que en el acumulado de los primeros tres meses de cualquier otro ejercicio de ventas de la industria automotriz. La apertura desató una competencia feroz con valores agresivos y descuentos sustanciales. Se creó una "guerra de precios". Automotrices generalistas ofrecían, de manera asintomática y súbita, modelos que el día anterior costaban hasta 80 mil pesos más.

Carlos Zarlenga, presidente de General Motors Mercosur, inauguró el cambio de política. Dijo que están operando a pérdida, anunció un ajuste de precios y culpó a la devaluación en la reconstrucción del escenario. Antes la coyuntura era favorable: conquista de mercado, márgenes de ganancia corporativa, sobrestock de una Brasil deprimida a costa de la pérdida de rentabilidad unitaria y las quejas de concesionarios. Lo mismo interpretó Hernán Vázquez, CEO de Volkswagen. Convocó al orden, criticó la compra de mercado con autos "regalados", cuestionó la sostenibilidad de la práctica y acusó a las bonificaciones de tramposas e irritantes.

Renault publicó un beneficio de $40.000 en el pago al contado del Logan
Renault publicó un beneficio de $40.000 en el pago al contado del Logan

Los analistas sectoriales tienen pronósticos reservados. Coinciden en que las automotrices adoptarán una estrategia comercial más moderada y prudente, que el reacomodamiento de precios será gradual y que la desaceleración del ritmo de ventas será paulatina. Pronostican que en el segundo semestre el crecimiento de operaciones estará lejos del récord histórico del primer trimestre. "Van a caer de forma importante hacia la segunda mitad del año. Creemos que no van a seguir creciendo por encima del 20% como venía ocurriendo, sino que va el porcentaje va a estar más cerca de un dígito que de dos, porque por ahora las condiciones de demanda siguen estando", le confesó Franco Roland, de la consultora Abeceb, a Infobae.

La demanda continúa: ninguna automotriz quiere sacrificar el terreno adquirido. Los consumidores, conscientes del método importado de "oferta del mes", negocian descuentos y promociones en los escritorios de los concesionarios. La estrategia de bonificaciones impartidas por las automotrices formaron y educaron a sus compradores: para reconstruir esa dinámica comercial de baja rentabilidad unitaria el cambio deberá ser escalonado y sucesivo.

El descuento del Kwid asciende a $30.000 en los concesionarios de Renault
El descuento del Kwid asciende a $30.000 en los concesionarios de Renault

Para ser récord, abril debe superar los más de 82 mil patentamientos del cuarto mes de 2013. Se presume que prolongará el ritmo de ventas a pesar de los anuncios del fin de la fiesta de bonificaciones, que en los puntos de venta se diluyen. El ocaso de la "guerra de precios" es relativo. Renault aumentó sus valores en el orden de un 3%, dentro de los parámetros de suba consecutiva desde comienzos de año. Pero el Logan sostiene una bonificación de $40.000 de manera oficial, y en los concesionarios oficiales los descuentos también absorben al Kwid y al Sandero con beneficios de hasta $30.000.

Chevrolet tradujo las declaraciones de Zarlenga en sus listas de precios con un reacomodamiento del 8%. Pero aún sostiene bonificaciones de $15.000 en el Onix y de hasta $30.000 en la Spin. En este contexto, los concesionarios oficiales también aplican beneficios como mecánica de seducción: en ambos modelos los descuentos se duplican. Volkswagen reforzó su despliegue de promociones con un agresivo catálogo de bonificaciones. El Fox asume un descuento de $34.700, el Voyage recibió una rebaja de $32.000, el Polo fue beneficiado con $40.000 y la Nueva Saveiro cuesta $12.500.

Volkswagen publicó al Fox con un descuento de $34.700
Volkswagen publicó al Fox con un descuento de $34.700

Peugeot ofrece el 308 con un incentivo de $55.000, tasa cero a 24 cuotas y financiación de hasta $250.000 en todas las versiones del modelo. Citroën publicó en abril su "oferta del mes", literal. Vende su C3 a $390.500, $40.000 menos que el precio calculado para la versión VTi 115 AT6 Feel AM18. Y comercializa su C4 Cactus a $477.500, con un beneficio de $50.000 en la versión Puretech 110 S&S AT6 Shine. Ford también presenta descuentos en concepto de oportunidades que atañen al Ka, al Ka+ y a la Ranger. Las bonificaciones se enquistaron en la industria hasta convertirse en el motor de ventas y proveer los registros récords. Abril podía ser la transición hacia una política comercial más reservada. O no.

El Peugeot 308 recibió un descuento de $55.000 en abril
El Peugeot 308 recibió un descuento de $55.000 en abril

Seguí leyendo: