Mafia de las autopartes: secuestraron más de 54 mil piezas ilegales en desarmaderos porteños

En el marco del "Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales", personal de la Policía de la Ciudad realizó innumerables inspecciones y allanamientos, principalmente en el polo automotor de la Avenida Warnes. La confiscación de las piezas representa una suma millonaria
Ópticas, paragolpes, capots, espejos retrovisores, entre las miles de piezas incautadas

57 inspecciones, 34 allanamientos, 14 detenidos, 11 autos embargados con pedido de secuestro, 34 clausuras administrativas por irregularidades, autopartes de 95 vehículos robados, 2 destrucciones de autopartes, 15 pedidos de destrucciones pendientes. Entre febrero y los primeros doce días de marzo, organismos de seguridad de la Ciudad de Buenos Aires realizaron un mega operativo en desarmaderos porteños. El saldo: 54.457 autopartes ilegales secuestradas, valuadas en una suma de dinero millonaria.

Los procedimientos obedecen al "Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales" que rige en la Ciudad de Buenos Aires y es fiscalizado por la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana, a cargo de Juan Pablo Sassano. En el compuesto general de los allanamientos, 17 de los 23 locales inspeccionados con resultado positivo pertenecen al centro neurálgico de repuestos y autopartes de la Avenida Warnes, donde las calles colapsan de locales del rubro automotor: polarizados, talleres, gomerías, alarmas, chapa y pintura. venta de partes de cualquier marca y modelo.

Your browser doesn’t support HTML5 video

En un reciente operativo, efectivos de la división Sustracción de Automotores de la Policía de la Ciudad clausuraron dos depósitos en las inmediaciones de la intersección de las avenidas Warnes y Dorrego, barrio de Villa Crespo. Embargaron más de 9.500 piezas de autopartes y accesorios que se comercializaban en forma ilegal. Las autoridades estiman que el secuestro equivale a una cifra millonaria.

En Warnes al 1700 se realizó el primer operativo. Allí funcionaba un depósito sin actividad comercial aparente: encontraron ópticas, paragolpes, capots de vehículos, espejos retrovisores usados, de dudosa procedencia. También hallaron libros contables y talonarios de facturación pertenecientes a un local destinado a la venta de autopartes ubicado en la calle Dorrego al 100.

El Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N° 27, a cargo del Dr. Norberto Circo, ordenó el secuestro de las autopartes y la documentación. Y se liberó una orden allanamiento por presunta infracción a la Ley 25.761 sobre "Régimen Legal para el Desarmado de Automotores y Venta de sus Autopartes" para investigar el local de la calle Dorrego.

Las piezas embargadas fueron trasladadas a depósitos judiciales

El personal policial vinculó, una vez en el comercio, actividad mercantil entre ambos negocios. Procedieron a la incautación de la documentación y las computadoras. E identificaron más de 500 autopartes de vehículos, de las cuales no se pudo comprobar su procedencia. Las piezas embargadas fueron trasladadas a depósitos judiciales.

El "Programa de Lucha contra la Comercialización de Autopartes Ilegales", una división de la Subsecretaría de Seguridad Ciudadana del Ministerio de Justicia y Seguridad de la ciudad, en los que se encuadran las más de 54 mil piezas secuestradas entre febrero y marzo, se creó en 2016 con el propósito de coordinar y articular políticas de prevención y detención en relación con la ley 3.708 de Registro de Verificación de Autopartes. Juan Pablo Sassano, Subsecretario de Seguridad Ciudadana, pronunció: "La intención de la políticas de persecución de la venta de autopartes ilegal es poder terminar con el robo automotor".

La ley 3.708 fue sancionada en 2011, pero desde 2016 las autoridades empezaron a aplicar sanciones para disipar la nube de desinformación popular. Para desalentar la comercialización de piezas robadas, los propietarios deben grabar sus autopartes. La Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y las policías de la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires exigen en sus requerimientos de circulación la oblea y certificado de la Revisión Técnica Obligatoria (según legislación donde se encuentra radicado el vehículo), pero la ANSV no incluye en la documentación obligatoria el Registro de Verificación de Autopartes.

En agosto de 2017, la Resolución 40691-E/2017 de la Superintendencia de Seguros de la Nación dispuso que las compañías aseguradoras incluyeran en sus pólizas una leyenda que recuerde la exigencia de contar con el grabado de autopartes en las jurisdicciones donde el requerimiento es ley -provincia y ciudad de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza-. "El vehículo asegurado deberá contar con el respectivo grabado indeleble del dominio en determinadas partes de la carrocería conforme lo disponga la normativa de aquellas jurisdicciones en las que el mismo es obligatorio", reza la normativa.

Seguí leyendo:

Últimas noticias

Mas Noticias