Nueve automotrices faltarán a Frankfurt: ¿se acerca el fin de los salones?

La feria alemana es una de las más importantes del calendario automotor. Compañías notables de la industria ya anunciaron que no acudirán a la cita. ¿Por qué algunas firmas prefieren no desembolsar grandes sumas de dinero en las tradicionales muestras automovilísticas? El comienzo de un nuevo esquema de comunicación

Una postal del Frankfurt Motor Show de 2015. Una cita histórica que celebrará en septiembre su edición número 67
Una postal del Frankfurt Motor Show de 2015. Una cita histórica que celebrará en septiembre su edición número 67

El Salón del Automóvil de Frankfurt es la segunda cita más importante del universo automotor, tal vez por detrás de Ginebra, una sede que garantiza equidad y sostiene políticas democráticas de distribución de contenidos. En el evento de la ciudad germana habrá lanzamientos, inversión, opulencia, brillo, situaciones de común trascendencia internacional. Y habrá grandes ausencias: nueve compañías automotrices ya confirmaron que prescindirán de la exposición de su marca en una de las grandes convenciones del motor del calendario global.

El Auto Show de Frankfurt se celebrará del 14 al 24 de septiembre: su extensión, su valor histórico y su rol como plataforma de lanzamiento de las principales novedades de la segunda mitad del año alimentan su trascendencia. Condiciones que, sin embargo, no han convencido a grandes tanques de la industria automotriz. No habrá ningún modelo con la firma de Fiat y otras marcas del grupo como Alfa Romeo y Jeep, Peugeot y DS del Grupo FCA, Nissan y su marca premium Infiniti, Mitsubishi y Volvo. Este equipo de nueve marcas equivalen al 20% de las ventas totales de Europa.

#iaa2017 #mercedesamg :-)

A post shared by IAA (@iaamesse) on

Su comportamiento no es inesperado. Desde hace algunos años y varios salones de renombre, las compañías estudian de manera más minuciosa y precavida su participación en las principales ferias automotrices del año. El abandono es cada más pronunciado, una tendencia sutil que incrementa su caudal de modo paulatino. Las razones son suficientes. El factor económico es uno: el carácter redituable de los salones es abstracto; no se traduce en ventas, sino en permanencia. "Las razones son variadas y específicas para cada compañía, pero principalmente están relacionadas con políticas financieras o corporativas", reveló el presidente de la Association of the German Automotive Industry (VDA), Klaus Braeunig, entidad a cargo de la organización de la muestra bávara.

"Para los constructores de vehículos cada vez es más difícil justificar la enorme inversión que realizan en un gran certamen frente al efecto que su presencia tiene sobre las ventas", certifica un informe publicado por la compañía de análisis financiero IHS Markit. Los fabricantes deciden destinar los recursos económicos en inversiones más integrales, modernas y personales. Entienden que acudir a un evento plural sólo para no perder presencia es irrisorio, arcaico.

Fundamentalmente Frankfurt, donde las alemanas Porsche, Audi, Mercedes-Benz y Volkswagen aprovecharán su condición de locales. No montarán un stand, ocuparán todo un pabellón que reducirá a potencias mínimas la presentación de las marcas extranjeras. La ecuación de alquiler, montaje y traslados, entonces, no rinde. Semejante despliegue no multiplica divisas. Antes los salones eran escaparates para el lanzamientos de nuevos modelos; ya no. Ahora las marcas invierten su dinero en presentaciones fastuosas íntimas, privadas, incluso por fuera de la órbita automotriz: el CES de Las Vegas -la feria de tecnología más importante del mundo- le concedió lugar a Ford, Mercedes-Benz, Nissan, Honda, Hyundai, BMW, Faraday Future y Chrysler.

Los eventos propios más una gestión multidireccional en redes sociales, plataformas digitales, transmisiones por streaming, nuevos medios de comunicación reemplazan los motivos que concibieron a los Auto Show como primordiales centros de comunión automotriz donde cada marca exponía su mundo y sus nuevos modelos. Por el momento, se presume que los salones internacionales del automóvil no perecerán en un tiempo menor. Pero su utilidad, antes incuestionable, ahora se permite incertidumbres.

LEA MÁS:

Adelanto: predicciones y curiosidades del Salón de Ginebra 2017

El "Salón de las Oportunidades", radiografía del fastuoso despliegue de autos en Buenos Aires

¿Cuál es el auto favorito del Salón de Buenos Aires?

Los lanzamientos más cautivantes del Salón de Buenos Aires: la revolución de los nuevos

Últimas Noticias

“Compro monedas por kilo”: crece el negocio de venderlas por su valor en metal en lugar de usarlas como dinero

Al ritmo de la inflación, en las plataformas de e-commerce y las redes sociales abundan las ofertas para comprar dinero por kilo que terminará en una fundición de metales. Cuánto se paga y quiénes las compran

¿Es gripe o COVID-19?: 5 principales diferencias que distinguen hoy a esas infecciones

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) y la Clínica Mayo de EEUU precisaron las diferencias entre los síntomas, el tiempo de contagio, y otras pautas para distinguir

El Gobierno recibirá a los piqueteros que mantienen la amenaza de bloqueos y un campamento en la 9 de Julio

En el ministerio de Desarrollo Social se reunirán funcionarios y dirigentes sociales duros alrededor de la mesa interministerial. Exigen la creación de un millón de puestos de trabajo y la apertura de los planes sociales

Cuándo se puede tomar aspirinas y cuándo evitarlas

Se debe diferenciar entre la aspirina como analgésico y la que hasta ahora se recetaba como prevención para algunas enfermedades. Qué tener en cuenta

Con tarifas congeladas desde 2020, estiman que el costo real del boleto de colectivo es de $136

Así se desprende de un informe elaborado por la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor, el cual arrojó que su costo promedio ronda los $13, con lo cual el Estado compensa su valor con $93,8 por pasajero y las empresas absorben $29,20
MAS NOTICIAS