India prohibió el uso de automóviles autónomos para proteger los empleos (iStock)
India prohibió el uso de automóviles autónomos para proteger los empleos (iStock)

Además de la búsqueda de alternativas más amigables con el medio ambiente, el rumbo de la industria automotriz está permanentemente signado por la creatividad para ofrecer mejores comodidades al usuario a partir de innovaciones tecnológicas. Por este sendero, son varios los países en los que autoridades y fabricantes siguen estos lineamientos profundizando en una propuesta que describe el futuro del mundo automotor: la apuesta por los vehículos autónomos.

Los autos sin conductor se están probando en distintas partes del globo. En Estados Unidos, Japón, Alemania, Australia, China, Emiratos Árabes Unidos, entre varios otros. De hecho, en algunas regiones ya son una realidad. Hay ciudades pioneras en las que funcionan como campos de prueba para la evolución en la industria de la movilidad, cumpliendo funciones de transporte público o incluso de patrulla policial. Sin embargo, el escenario del mundo automotor es amplio y hay excepciones.

Cada vez más países se suman a las pruebas de este tipo de coches
Cada vez más países se suman a las pruebas de este tipo de coches

Una de ellas ocurre en India, el primer país que -al menos por el momento- decidió rechazar la iniciativa. Así lo aseguró el ministro de Transporte y Carreteras del país asiático, Nitin Gadkari, quien reveló que no se permitirá su uso.

Desde la puesta en escena del los primeros prototipos, las principales dudas y preocupaciones acerca de estos automóviles rondan en torno a la seguridad de los autos inteligentes y a su capacidad para no incurrir en infracciones y accidentes de tráfico. Razones que se alejan de las esgrimidas por las autoridades hindúes. El motivo que expuso el ministro como parte de una tajante decisión gubernamental está relacionado con los trabajos que quitaría a los conductores en el país.

"No permitiremos ninguna tecnología que elimine los empleos, y en un país donde hay desempleo, no se puede tener una tecnología que acabe ocupando puestos de trabajo", adujo Gadkari.

Algunos están ideados para el uso personal, otros para el transporte público e incluso algunos para funcionar como patrulla policial
Algunos están ideados para el uso personal, otros para el transporte público e incluso algunos para funcionar como patrulla policial

El puesto de conductor privado y de transporte público es uno de los más importantes en India en cuanto a masividad. El contexto actual refleja que la demanda de empleo en este sector es de aproximadamente 22,000 conductores, según estima el miembro del gobierno. Es por ello que, por ejemplo, trabajan en la apertura de 100 institutos por todo el país para capacitar a conductores, esperando conseguir 5,000 profesionales en los próximos cinco años que calme un poco la demanda.

El ministro envió además un mensaje para los fabricantes extranjeros de vehículos eléctricos: no apoyarán ninguna reducción de aranceles. "Les he dicho a los fabricantes que pueden venir y fabricar aquí. Pero no hay duda acerca del alivio fiscal", enfatizó.

El tráfico en la India supone una complejidad para los autónomos (iStock)
El tráfico en la India supone una complejidad para los autónomos (iStock)

A pesar de la negativa, los referentes de la industria no veían con muchas posibilidades de que esto suceda. Según las propias declaraciones del ex CEO de Uber, Travis Kalanick, y el CEO de Google, Sundar Pichai, no era probable que India tuviera vehículos autónomos en el futuro cercano. El estado de las carreteras y el tráfico caótico en algunas localizaciones dificultan la introducción segura de tecnología sin conductor en las calles. Los peatones, carriles no alineados, el ganado y la carencia de letreros que caracterizan el tránsito local dificultarían la capacidad de transitar de los autónomos.

LEA MÁS: