Por el casco antiguo de Sion, en Suiza, un minibús autónomo transporta once pasajeros a 20 km/h
Por el casco antiguo de Sion, en Suiza, un minibús autónomo transporta once pasajeros a 20 km/h

La industria automotriz mutará. La intervención -macro y multidireccional- de la tecnología inventará un nuevo orden. Las autoridades y los fabricantes advierten que en el plazo de pocas décadas la industria automotriz será la industria de la movilidad. El factor que alterará el desarrollo normal de las cosas serán los vehículos autónomos, máquinas independientes controladas por inteligencia artificial que harán del hombre un ser obsoleto. La transformación será total: revolucionará las economías, las ciudades, las costumbres, las familias, los tiempos.

La invasión de los autos sin conductores será inmediata. Los pronósticos auguran un futuro gobernado por las tecnologías de autonomía en la conducción. Serán 12 millones de vehículos autónomos y 18 millones de semi autónomos para 2035, con un valor de mercado compuesto de 77 mil millones de dólares, según estimaciones de The Boston Consulting Group. El futuro, sin embargo, se vuelven contemporáneo en algunas regiones específicas. Convertidas en ciudades pioneras de movilidad autónoma, en ciertos contextos el tiempo se adelanta y se manifiesta en el presente en forma de pruebas, experimentos, prototipos. Son las ciudades laboratorio de vehículos autónomos.

Singapur

El gobierno de Singapur promueve las pruebas de los vehículos autónomos. La compañía de taxis nuTonomy ya inició su experiencia en tráfico abierto
El gobierno de Singapur promueve las pruebas de los vehículos autónomos. La compañía de taxis nuTonomy ya inició su experiencia en tráfico abierto

El laboratorio ideal para las experiencias piloto de vehículos sin conductores. Singapur es la panacea de los desarrolladores de tecnologías aplicadas al servicio de movilidad. Es el tercer país con mayor tasa de densidad poblacional. Dispone de un campo automotor -aunque en expansión- moderado, por la carga impositiva que grava la compra y tenencia. La fuente de estimulación que soporta esta tecnología experimental es la decisión gubernamental. "La principal razón que convierte a Singapur en el laboratorio perfecto es el fuerte apoyo del Gobierno para facilitar los tests. Los vehículos autónomos son un elemento importante para su estrategia de movilidad urbana. Invierten en investigación y preparan al país para el transporte autónomo, tanto en materia legislativa como en infraestructuras", develó Niels de Boer, director del programa para el Centro de Pruebas e Investigaciones para Vehículos Autónomos.

Al menos ocho proyectos han distribuido sus pruebas de autos sin conductores en Singapur. La compañía nuTonomy asegura haber sido pionera en la ejecución de una flota de taxis autónomos en el mundo con previsiones de lanzamiento comercial para 2018. Y desde mediados de febrero, por el campus de la Universidad Tecnológica Nanyang circula un minibús autónomo con capacidad para quince personas, un desarrollo en colaboración con la compañía francesa Navya.

San Sebastián, España

El programa CityMobil2, financiado por la Unión Europea, ahora se instaló en la ciudad española
El programa CityMobil2, financiado por la Unión Europea, ahora se instaló en la ciudad española

El 6 de abril comenzó en la capital de la provincia de Guipúzcoa, en la comunidad autónoma del País Vasco, la circulación de tres colectivos autónomos como parte del servicio CityMobil2, un proyecto de transporte sostenible e inteligente financiado por la Unión Europea. El programa de movilidad alternativa dispone de 45 socios comerciales, cinco fabricantes de vehículos con autonomía en la conducción y una red experimental de doce ciudades: en noviembre de 2015 en Trikala, Grecia, se estrenó la prueba piloto en situaciones reales con un recorrido gratuito por una ruta circular de 2,4 kilómetros en el centro de la ciudad.

En San Sebastián estarán disponibles hasta principios de agosto para continuar su rotación por ciudades europeas. El recorrido se limitó exclusivamente a recorrer el Parque Científico y Tecnológico de Guipucoa. Son de motorización eléctrica, tienen capacidad para diez personas, se mueven a 50 kilómetros por hora y funcionan mediante un sistema de GPS: su velocidad, su aceleración, su detención y su dirección son manipulados por un software que se programa previamente. Carece de conductor de respaldo, no está habilitado a cambiar de carril por lo que frena ante un obstáculo advertido por sus sensores láser y ultrasónicos, y no avanza hasta que su ruta se haya liberado.

Chiba, Japón

En el parque Toyosuna de la ciudad de Chiba, Japón, ya circulan vehículos de transporte autónomo
En el parque Toyosuna de la ciudad de Chiba, Japón, ya circulan vehículos de transporte autónomo

La estrategia de expansión de la principal empresa fabricante de minibuses autónomos, EasyMile, llegó hasta Japón. En colaboración con la compañía DeNA, el año pasado la ciudad de Chiba, ubicada al este de Tokio, sirvió de escenario para la circulación de un transporte sostenible e inteligente. En el parque Toyosuna ya circulan estos colectivos sin conductores símil instrumentos de prueba para la creación de máquinas más eficientes en términos de movilidad urbana.

California, Estados Unidos

La imagen de un Volvo XC90 de conducción autónoma de Uber en San Francisco, California
La imagen de un Volvo XC90 de conducción autónoma de Uber en San Francisco, California

San Francisco, la cuna de Silicon Valley, es la ciudad dentro del estado de California donde Uber, Google, Apple y muchas otras compañías de tecnología y de la industria automotriz prueban sus autos sin conductor. Según Canalays, es la región más preparada para absorber la automatización de los vehículos. Las autoridades han concedido autorizaciones a 27 compañías para probar sus vehículos sin conductor en la vía pública, incluso luego de que en diciembre haya suspendido la experiencia de Uber con sus Volvo XC90. El Departamento de Vehículos Motorizados -DMV- de California había declarado ilegal el despliegue de esta flota automatizada por no contar con los permisos pertinentes, un día después de que iniciaran las pruebas.

El proyecto “Hyperlane” de un equipo de la Universidad de California en Berkeley propone un carril exclusivo en las carreteras de la ciudad para los vehículos autónomos
El proyecto “Hyperlane” de un equipo de la Universidad de California en Berkeley propone un carril exclusivo en las carreteras de la ciudad para los vehículos autónomos

San Francisco casi por esencia y por vocación estimula desde sus legislaciones las evaluaciones de este tipo de vehículos. El departamento de vehículos motorizados de California elevó un reglamento de política integral a la Administración Nacional de Seguridad Vial con tales objetivos. En la ciudad se respiran aires de innovación, de fomentación de nuevas tecnologías aplicadas a la vida diaria: un equipo de la Universidad de California en Berkeley desarrolló "Hyperlane", un proyecto para optimizar la movilidad con un carril exclusivo en las autopistas para los vehículos autónomos. Una medida que además de revolucionaria, promueve la consolidación del nuevo paradigma automotor.

Sion, Suiza

Las pruebas en tráfico abierto se extenderán hasta octubre de 2017. Los dos PostBus autónomos son gratuitos y no superan los 20 km/h
Las pruebas en tráfico abierto se extenderán hasta octubre de 2017. Los dos PostBus autónomos son gratuitos y no superan los 20 km/h

La ciudad más antigua de Suiza presume de condiciones proclives para el estudio y la experimentación de la eficiencia y la respuesta de los autos autónomos en tráfico real. Sin demasiado tráfico y con una población aproximada de 30 mil habitantes, los minibuses sin conductores atraviesan la ciudad entre un hermoso paraje montañoso anclado en el corazón del Valle del Ródano. Las autoridades emitieron permisos especiales para evaluar la respuesta en concepto de conducción automatizada en la urbe europea, como medida de prueba para redactar una legislación acorde a las demandas.

Desde 2016 y durante dos años, colectivos amarillos transportarán por rutas convencionales a tráfico abierto once pasajeros por unidad a una velocidad limitada de 20 kilómetros por hora. Sin volantes ni pedales, carece de cualquier instrumento de manipulación humana pero al tratarse de un servicio a pruebo está acompañado por asistentes que monitorean su correcto funcionamiento. Cuentan también con un botón antipánico para casos de emergencia.

Helsinki, Finlandia

En Finlandia la legislación no exige la figura del conductor a bordo del vehículo, una medida que alentó la prueba de los autos autónomos
En Finlandia la legislación no exige la figura del conductor a bordo del vehículo, una medida que alentó la prueba de los autos autónomos

Otro gesto de innovación de la capital finlandesa: anunció el lanzamiento de la segunda fase de Sohjoa, el experimento de la tecnología automatizada en el transporte público de la ciudad. Helsinki RoboBusLine es el nombre del proyecto que evaluará la respuesta de la conducción de la inteligencia artificial en tránsito real. "RoboBus nos permitirá testear la operación bajo las condiciones reales del transporte público. Será utilizado para estudiar tanto la operatividad a largo plazo de los buses autónomos como el comportamiento de los usuarios", explicó el director del programa de movilidad inteligente Metropolia, Harri Santamala.

Dos minibuses autónomos y eléctricos de EasyMile EZ10 recorren la capital de Finlandia
Dos minibuses autónomos y eléctricos de EasyMile EZ10 recorren la capital de Finlandia

Sohjoa forma parte del programa mySmartLife, financiado por la Unión Europea, que promueve la movilidad sustentable y la disminución de la huella de carbono en la atmósfera con transporte eficiente, propulsado por energías renovables. En agosto de 2016, dos minibuses eléctricos de EasyMile EZ10 sirvieron para analizar la viabilidad y convivencia urbana de este tipo de transporte. Promovido también por las seis ciudades más grandes de Finlandia, universidades nacionales y autoridades viales, la clave para que pudieran circular libremente los autobuses autónomos en Helsinki fue la permeabilidad de la legislación de tráfico: la regulación no exige la figura de un conductor en los vehículos. A cambio, impuso dos requerimientos: un asistente de respaldo preventivo y una velocidad máxima limitada en once kilómetros por hora.

LEA MÁS: