El Volkswagen Beetle, el mítico “escarabajo”, uno de los autos más significativos de todas las épocas
El Volkswagen Beetle, el mítico “escarabajo”, uno de los autos más significativos de todas las épocas

Autos afiliados al imaginario popular, adheridos a la viga más medular de la historia de la automoción. Modelos transversales a los tiempos, significativos de todas las eras. Símbolos. Íconos. Huellas. Subrayados en los anales como aquellos que surcaron el rumbo de la evolución de la industria. Una selección de los diez autos más emblemáticos de la historia.

Deben tal cartel a fenómenos relativos a su naturaleza. Modelos que ganaron popularidad en el cine, que expandieron su influencia por sus cifras de mercado, que nacieron en períodos históricos representativos o que simplemente ingresaron al sentido de pertenencia del mundo del motor por su diseño y espíritu. Un compendio que bien podría reunir los focos más determinantes de la industria automovilística.

Ford T

El Ford T, el primer auto producido a través de una cadena de montaje. El primer hijo del “fordismo”
El Ford T, el primer auto producido a través de una cadena de montaje. El primer hijo del “fordismo”

Henry Ford dijo en 1906: "Voy a construir un coche para el pueblo, el automóvil universal". Dos años después, no con una finalidad filantrópica, sino más bien para potenciar su negocio, fabricó el Ford T, el primer auto producido mediante una cadena de montaje. De allí, su coronación en la importancia de una industria prolífica, que basó todo su imperio en el "fordismo", que permitió popularizar un servicio de transporte hasta entonces aristocrático por el descenso en los costos de producción. Se fabricó hasta 1927: en 1921, casi el 60% de la producción mundial de automóviles correspondía al Ford T. En Argentina fue bautizado como el "Ford a bigotes".

Porsche 911

 
El Porsche 911 es uno de los mejores autos deportivos de toda la historia
El Porsche 911 es uno de los mejores autos deportivos de toda la historia

Porsche es el 911 y lo que vino después. El nueveonce de Porsche fue testigo de los cambios de paradigmas de los autos: siete generaciones desde 1964 hasta la actualidad con un fidelización única. Es uno de los modelos más valiosos, más bellos y más importantes de la industria automotriz. Una creación de Ferdinand Porsche, uno de los mejores deportivos de toda la historia, que en sus primeras versiones ya alcanzaba los 210 kilómetros por hora.

Volkswagen Beetle

“El automóvil del pueblo”, una idea de Adolf Hitler para motorizar al pueblo germano
“El automóvil del pueblo”, una idea de Adolf Hitler para motorizar al pueblo germano

Probablemente el auto más popular del mundo que nació bajo esa misma premisa. Idea de Adolf Hitler, obra por encargo de Ferdinand Porsche, emergió de un expreso pedido a Volkswagen para crear un vehículo que motorice al pueblo alemán. Hitler quería crear "el automóvil del pueblo": un diseño inteligente, eficiente, aerodinámico y un propulsor simple (cuatro cilindros refrigerados). Y aunque su nacimiento esté asociado a un escenario sociopolítico teñido de tragedia, evolucionó hasta configurar la idiosincrasia de la industria. Personalidad, versatilidad, atemporalidad, más de 22 millones de unidades vendidas y un lugar consagrado en el MoMA avalan al simpático "Escarabajo".

Mini

El Mini, otro ejemplo histórico de auto práctico, eficiente y urbano
El Mini, otro ejemplo histórico de auto práctico, eficiente y urbano

El Mini fue elevado al altar de los vehículos del pueblo en la segunda mitad del siglo XX por sus dimensiones reducidas, su utilidad, su fiabilidad, su condición asequible, de uso fácil y su calidad. Es la historia del pequeño coche británico con alta permanencia en el imaginario popular. Nació en 1959 con un propósito de época: motorizar al pueblo con un auto accesible y eficiente. Hoy símbolo de estatus, antes "popular". Fue fabricado por Morris, pero luego de un declive de personalidad, BMW compró su licencia para aggiornarlo y transformarlo en un auto de culto histórico.

Cadillac Eldorado

El Cadillac Eldorado, proveedor del sueño americano
El Cadillac Eldorado, proveedor del sueño americano

Otro modelo que Hollywood adoptó y popularizó. El Cadillac Eldorado fue un automóvil de lujo producido en la década del 50, dueño de una figura característica que le valió su trascendencia en la historia de la automoción. La primera versión de este elegante convertible denunciaba una extensión de 5,61 metros y exponía grandes aletas traseras con reminiscencias directas al cohete. Sus líneas, su tamaño y su extravagancia lo convirtieron en un modelo singular. En 2002 cesó su producción para dar origen al Cadillac XLR 1.

Citroën DS

Detrás del Beetle y el Mini, el Citroën DS fue el “Mejor Coche del Siglo XX” (y con muchas menos ventas)
Detrás del Beetle y el Mini, el Citroën DS fue el “Mejor Coche del Siglo XX” (y con muchas menos ventas)

El "Tiburón", uno de los autos franceses más populares de la historia. El 5 de octubre de 1955, se vendieron doce mil unidades. Así comenzó la historia del Citroën DS, un modelo que adelantaba tecnologías y diseño, una idea del diseñador italiano Flaminio Bertoni. Durante dos décadas gozó de un singular éxito que le permitió integrar el podio en el galardón al "Mejor Coche del Siglo XX". Por detrás del VW Beetle y del Mini, pero con el logro de no haber alcanzado ni siquiera el 10% de ventas de los modelos ganadores. Su innovación fue la premiada.

Aston Martin DB5

Sean Conery manejó un Aston Martin DB5 en la película Goldfinger de la saga James Bond
Sean Conery manejó un Aston Martin DB5 en la película Goldfinger de la saga James Bond

Todo el mundo soñó alguna vez con tener un Aston Martin DB5. En el mercado automovilístico surgió en 1963, pero su fama se multiplicó cuando Sean Conery lo condujo en la película Goldfinger de la saga James Bond. Allí nació uno de los autos más estéticos y famosos de la historia: le debe su éxito a la figura del agente secreto del cine. El vehículo original que se utilizó en el film fue subastado en 2010 por 4,6 millones de dólares.

Fiat 500

Una caravana de Fiat 500, uno de los autos italianos más clásicos de su historia
Una caravana de Fiat 500, uno de los autos italianos más clásicos de su historia

Alias "el bambino", el icónico auto italiano de todas las épocas. Otro utilitario europeo, además del Beetle y el Mini, que sirvió para movilizar a la población en tiempos de posguerra. Nació en la década del '30 como promesa de movilidad de Benito Mussolini. Una idea que, sin embargo, terminó de materializarse en 1957. Se trataba de un auto compacto eficiente que llegó a conquistar mercados inexplorados. Su producción total de casi cuatro millones de unidades se interrumpió en 1975, año en que cesó definitivamente su fabricación. En 2007 Fiat recuperó el 500 como escudo anticrisis. Lo relanzó con la misma filosofía: un diseño con delicadeza, practicidad, modestia y accesibilidad, pero moderno.

LEA MÁS: