En Argentina la venta de autos nuevos crece mientras la producción se desmorona
En Argentina la venta de autos nuevos crece mientras la producción se desmorona

El sector afronta una paradoja. Sin contar diciembre, los patentamientos de 2016 ya superaron las cifras de todo el año pasado. En 2015 se vendieron en total 643.668 nuevos autos. Antes de que terminara noviembre, los 0KM habían sobrepasado el umbral de las 650 mil operaciones. La conclusión es matemática: se vendieron más autos en lo que va del año en comparación al período anterior. Pero las estadísticas de valor positivo se manifestaron en una coyuntura política-industrial en crisis: el rubro automotor presenta una retracción interanual del 19,1 por ciento.

La ambigüedad es patrón nacional: en Argentina se venden más autos pero se fabrican menos. Hubo un descenso del 14% en la producción de las terminales automotrices radicadas en el país por el impacto de la crisis económica brasileña y un desplome del 30% de las exportaciones. La ecuación transitiva de 2015 a 2016 contrasta un profundo debilitamiento en la matriz del sector: el derrumbe en la producción provocó a su vez que cayera la rentabilidad de toda la industria.

La comercialización de 58.078 vehículos en noviembre evidenció un crecimiento del 13,9% en comparación con el mismo mes de 2015, cuando se habían patentado 50.976 unidades. En virtud al aporte mensual, el acumulado en lo que va del año asigna 667.495 nuevas ventas, un caudal que consolida la suba porcentual contra el acumulado del año pasado en el que se habían registrado 612.440 patentamientos hasta la fecha. Dante Álvarez, presidente de ACARA, analizó el panorama y proyectó cómo reaccionará el mercado: "El porcentaje interanual ratifica el crecimiento que nos ha venido acompañando prácticamente a lo largo de todos los meses del año. El año se estará cerrando con un piso de 700.000 unidades lo que ha superado bastante las expectativas que habíamos proyectado a principio de este 2016. Creemos que esta tendencia continuará durante los primeros meses del año próximo".

La pick up Toyota Hilux es el vehículo 0KM más vendido en lo que va del año: cuesta $620.000 (NA)
La pick up Toyota Hilux es el vehículo 0KM más vendido en lo que va del año: cuesta $620.000 (NA)

Las razones de este fenómeno replican directamente en el desequilibrio financiero de Brasil. Su crisis estimuló la entrada al mercado argentino de cuantiosas unidades, con un elevado stock y precios más competitivos. La maniobra del gobierno en suprimir las trabas aduaneras y liberar el dólar, dos medidas que reclamaba la industria, proporcionaron la intensa competencia de los productos importados. Se desató, en efecto, una "guerra de precios" que pronto se diseminó en todo el espectro automotor.

En diálogo con Infobae, el analista económico Damián Di Pace interpretó el crecimiento de las ventas en el marco de un sector retraído: "Los costos fijos de la industria automotriz argentina no pudieron ser compensados este año con la colocación de unidades en el mercado interno ya que la precarización de su situación se debió a la caída de un 20% de la producción destinada al mercado brasileño".

En 2015 se vendieron 643.668 0KM. En lo que va de 2016 ya se realizaron 667.495 nuevas operaciones

Estudió, en paralelo, las causas que podrían reactivar la producción del esquema automotriz nacional: "Las expectativas hacia el año que viene están montadas en la mejora de la actividad económica brasileña que luego de una caída de su producto del 3,4% en 2016 espera un crecimiento del 1,6% en 2017, lo que promete ser una gran noticia para la industria. A su vez, será importante resolver el nivel de dependencia mejorando la comercialización hacia otros mercados dentro de la región, Europa y Asia diversificando los riesgos a futuro".

La venta de los usados, otro de los factores que pudo haber motivado las operaciones de 0KM, acumula diez meses en estrepitoso descenso, con una caída interanual del 16 por ciento. El presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), Alberto Príncipe, lamentó que "el mercado del auto usado sigue sin reaccionar" y reveló que el sector "desde enero hasta el presente, nunca pudo tener un mes positivo".

El año en curso ya superó la barrera de las 650.000 operaciones anuales, más que en todo 2015
El año en curso ya superó la barrera de las 650.000 operaciones anuales, más que en todo 2015

En simultáneo, más por necesidad que por deporte, las terminales acuñaron un festival de bonificaciones, descuentos y liquidaciones. Los precios de los automóviles no acompañaron fiel los porcentajes de inflación; algunos los confrontaron. Gracias a políticas agresivas, se distinguen modelos capaces de sostener el mismo valor que a principios de año. El Volkswagen Gol, el Up! y la Renault Duster se dedicaron a ganar mercado con precios detenidos o bonificados. Apenas son ejemplos más radicales de un sector que procedió con niveles similares de estancamiento lo que permite suscribir una moraleja: aún en época de crisis, cuando la competencia de precios es atractiva, la demanda se hace presente.

El mercado finalizará 2016 con números positivos, amén a las más puras estadísticas de ventas. Para el año próximo crecerá la expectativa de operaciones con una previsión de alcanzar las 750 mil unidades. Aunque la venta de autos nuevos haya sido uno de los pocos 'brotes verdes' del plan económico del gobierno, la industria automotriz no descorchará. El incremento anual de patentamientos no tapa el escenario macro: caída en producción y en rentabilidad, crisis en Brasil y dificultades para encontrar mercados alternativos de exportación, hipotéticos planes de reducción de personal.

LEA MÁS: