Salón Latinoamericano de Vehículos Eléctricos en BA: los seis mejores exponentes

Buenos Aires fue sede del primer congreso latinoamericano de vehículos de propulsión alternativa. La exposición ahondó en las nuevas tecnologías respecto a la movilidad sustentable y la necesidad de pensar soluciones ecológicas. Los modelos más destacados

Los vehículos de motorización eléctrica son el futuro de la industria automotriz (Adrián Escándar)
Los vehículos de motorización eléctrica son el futuro de la industria automotriz (Adrián Escándar)

Primer Salón Latinoamericano de Vehículos Eléctricos, Componentes y Nuevas Tecnologías: quince stands, ocho autos, siete motos, siete bicicletas, dos vehículos alternativos y un compromiso declarado por estudiar y reflexionar sobre la movilidad sustentable. Tras doce ediciones consecutivas en Brasil, se celebró en Buenos Aires un congreso que con la excusa de estimular la matriz energética se desplegó un escenario de exhibición, conferencias y divulgación de un método de automoción alternativa.

Los vehículos eléctricos son el futuro. Es una sentencia que promociona, asume y revela la industria automotriz en cada proyección, en cada previsión, en cada pronóstico cortoplacista. Cero emisión de gases, aliados en programas de sustentabilidad y prevención del cambio climático, promotores de la disminución de ruido, contaminación y costos, la movilidad sostenible es el desafío, el paradigma revolucionario de la tecnología aplicada al sector para el siglo XXI.

El Salón Latinoamericano del Vehículo Eléctrico viene de once ediciones consecutivas en Brasil (Adrián Escandar)
El Salón Latinoamericano del Vehículo Eléctrico viene de once ediciones consecutivas en Brasil (Adrián Escandar)

El crecimiento es exponencial aunque extranjero. Desde 2005, el mercado de propulsión alternativa creció anualmente un 24,9%, frente al 3,1% de los modelos convencionales. En la actualidad se calcula un total a nivel mundial de siete millones, con principal foco en Estados Unidos, Japón y China. Como reflejo del incremento salvaje de los autos eléctricos basta identificar el período 2012-2013 del mercado estadounidense: reforzó su inmersión en la población un 77,6 por ciento. Según datos vertidos por la Asociación Brasileña de Vehículos Eléctricos (ABVE), para 2020 circularán en el mundo más de 3 millones de vehículos eléctricos livianos, cifra que ascenderá a 10 millones en 2025 y superará los 19 millones de unidades en 2030, una tendencia que presagia los retos en procura de innovaciones más eficientes y asequibles, con aspiraciones de masificar y pluralizar la oferta de vehículos de propulsión alternativa -ecológica-.

FIA (Federation Internationale de l'Automobile), IBM, Fórmula E y ACA (Automóvil Club Argentino) intervinieron para trasladar el salón a territorio argentino, un mercado signado por el tradicionalismo, el romanticismo, el folclore del motor convencional: su olor, su ruido, sus rasgos. Un mercado repelente, anclado en concepciones ancestrales, que de a poco modera su recelo y suspicacia.

Es un sector joven, precoz, que da su primer paso en línea con la tendencia mundial. Que expuso en el corazón del Salón Atlántico una reliquia precursora de las nuevas tecnologías: el Krieger (Francia, 1904), una voiture con dos motores eléctricos montados sobre las dos ruedas delanteras, fabricada por la Compagnie Parisienne. Que lo rodeó por el eMin uruguayo, la Voltu paranaense, la gama de Lucky Lion, el testimonial Volvo Bus Híbrido, el innovador Trimove, el urbano Sero más otros vehículos eléctricos, junto a proveedores en la cadena de producción de esta industria emergente, líderes en políticas públicas de movilidad sustentable, funcionarios y autoridades, entusiastas de proyectos normativos para regular la actividad, conforme con los estándares legales de homologación. Una lista de modelos que connota el deseo y la voluntad de nacionalizar una política de movilidad sustentable.

eMin

El auto eléctrico, económico y ecológico ya está operativo en territorio uruguayo (Adrián Escándar)
El auto eléctrico, económico y ecológico ya está operativo en territorio uruguayo (Adrián Escándar)

Un urbano que cruzó el charco para promocionar su producto en Argentina. El eMin es eléctrico, económico y ecológico, que ya dispuso en circulación en las calles uruguayas una flota de ochenta autos. En el mercado argentino este auto de cero emisión cotizaría USD 12 mil. El "citycar" ahorra hasta diez veces sobre el costo de mantener un vehículo convencional además de combinar todos los beneficios propios de un eléctrico que estimula la movilidad urbana sustentable.

Rodolfo Fernández, responsable del stand, explicó la rentabilidad del eMin por la diferencia entre consumo de electricidad hogareña con el gasto de combustible fósil: "Este auto tiene un reintegro de valor a muy corto plazo. En cuatro años el valor del auto te queda en cero". Su carga dura entre seis y ocho horas, otorga una autonomía de cien kilómetros y acelera a 70 kilómetros por hora.

Voltu

Voltu es una moto de alta prestaciones que ya causó admiración en inversores estadounidenses (Adrián Escándar)
Voltu es una moto de alta prestaciones que ya causó admiración en inversores estadounidenses (Adrián Escándar)

"Un producto tecnológico 100% argentino", resumió Jorge Guillermo Gebhart, socio fundador de la compañía. De Paraná, Entre Ríos, al mundo: la Voltu V1 es una superbike eléctrica de altas prestaciones y acabada performance. Cuenta con un paquete tecnológico de calidad: un motor eléctrico refrigerado por agua que trabaja para alcanzar una temperatura óptima de trabajo. Presume de potenciales 200 caballos de potencia y que será comercializada en una versión de 100 CV y alcanza una velocidad máxima limitada de 180 km/h.

Su sistema de propulsión es alimentado por baterías de litio que le otorgan una autonomía de hasta 400 kilómetros en ciudad y de 250 kilómetros en ruta. Dado a su nivel de prestaciones, diseño y materiales, tiene previsiones de venta en mercados consagrados, manteniendo en el país el desarrollo tecnológico. "Nuestra estrategia es perfeccionar desde el punto de vista de motorización para aplicarlo a cualquier vehículo y lanzar también una línea de motos eléctricas de última tecnología y de alta performance", resumió su CEO.

La Voltu V1 es una creación completa. Desde su estética, diseño y líneas agresivas hasta su compromiso con el medio ambiente, el modelo también recoge la filosofía adrenalínica de las motos: acelera de 0 a 100 kilómetros por hora en 3,2 segundos. "Es una aceleración impresionante, no tenemos nada que envidiarle a una moto con el mejor desempeño en combustión interna", concluyó Gebhart.

Lucky Lion

Las Lucky Lion son modelos urbanos, económicos y confortables que ya circulan por la ciudad (Adrián Escandar)
Las Lucky Lion son modelos urbanos, económicos y confortables que ya circulan por la ciudad (Adrián Escandar)

Cómodos, económicos y ecológicos, las Lucky Lion son motos que asumieron el compromiso de dotar el campo automotor argentino de modelos absolutamente eléctricos. Es una empresa de capital nacional que comenzó siendo una importadora de productos de origen chino que ya lleva siete años de trayectoria y que pondera su condición de pionera en la materialización del sueño de los vehículos eléctricos. Presentó en el Salón tres modelos ensamblados en el país y de carácter innovador. De estricto uso urbano, son productos de bajo consumo, de carga fácil como la de un celular, exento de ruidos y gastos de mantenimiento y combustión fósil, representantes en la calle de la importancia de una energía limpia y renovable. Su velocidad promedia 40 kilómetros por hora, goza de una autonomía de 40 k, que implica un costo de un peso por carga y compite en un sector de motos clásicas con un precio final inferior a los $25.000.

"Nos consideramos pioneros y corajudos. Acá hay muchos románticos a quienes les gusta engrasarse con nafta, pero nosotros a la larga ganamos el espacio con un producto diferente. La gente nos ve como una alternativa de movilidad y de a poquito vamos cambiando la mentalidad con nuestros vehículos eléctricos", detalló Omar García, vicepresidente de la compañía.

Volvo

"Volvo Bus Híbrido: tecnología, economía y respeto por el medio ambiente". La promoción del colectivo ecológico es veraz. Su ventaja, además de consumir un 35% menos de combustible que un modelo convencional, es su tecnología híbrida: un motor diésel y uno eléctrico que se recarga de manera automática cada vez que el chofer presiona el freno.

El modelo de estirpe sueca promete menor contaminación, menor consumo, alta confiabilidad, cero emisión, cero ruido, potencia, inteligencia y alta eficiencia en materia energética. Esta unidad a fin de mes empezará a circular como bus turístico como prototipo de prueba durante un año en el país. "La idea es que las empresas de transporte conozcan el bus y lo implementen su su flota para el beneficio común", alentó Valère Lourme, gerente de marketing y comunicación de la compañía europea, quien comparó también el escenario argentino en contexto regional: "En Argentina somos casi los últimos en implementarlo. Chile empieza a tener, Brasil ya los tiene operativos, Colombia tiene más de 350 vehículos así circulando".

Trimove

El stand de Trimove presentó una bici eléctrica y su popular triciclo eléctrico “Vigía” (Adrián Escándar)
El stand de Trimove presentó una bici eléctrica y su popular triciclo eléctrico “Vigía” (Adrián Escándar)

Innovación en constante movimiento es la propuesta de Trimove, una empresa de capitales argentinos que desarrolla vehículos eco para movilidad privada y personal. Su modelo vigía es un innovador triciclo eléctrico unipersonal que se conduce desde parado, especialmente diseñado para roles de supervisión, control, seguridad y abastecimiento en líneas de producción.

Pensado en términos específicos para ámbitos logísticos e industriales de medianas o largas extensiones. El producto ya se encuentra operativo en shoppings, supermercados, barrios cerrados y su adquisición puede ser compra directa o bien alquileres temporales. Trimove también ofrece bicicletas eléctricas que llegan a una velocidad de 70 kilómetros por hora y modelos de movilidad capaz de adaptarse a personas en sillas de ruedas.

Sero Electric

Es el único fabricante de vehículos eléctricos de este tipo en Sudamérica. Su condición exclusiva también lo priva en términos operativos y prácticos. La compañía aún espera que homologuen su producción para darle un marco legal a la circulación autorizada del Sero Electric, un vehículo cuadriciclo ligero que se mueve a través de una propulsión 100% eléctrica.

Tras cuatro años de desarrollo, fueron presentados sus tres versiones: la Sedán y la Cargo Bajo y Cargo Alto como utilitarios, todos modelos de naturaleza interurbana. Mientras esperan que le validen la categoría vehicular L6, estiman alcanzar una producción para 2017 de cien unidades. "Es un nuevo concepto en movilidad. Presentamos un modelo de bajo costo y bajo mantenimiento. Con siete pesos, lo que equivale a una carga, podríamos hacer 70 kilómetros", definió Pablo Naya, director de desarrollo de la firma.

Lea más: