En un Medio Oriente a puro deporte, la primera copa del mes fue conquistada por Irán

A días de que el Mundial de Qatar 2022 acapare todas las miradas, la Copa Intercontinental de Dubai y la Copa Neom, ambas de fútbol playa, se cuelan en la agenda futbolística de esta parte del mundo, que cada año abraza a más eventos deportivos.

Amir Hosein Akbari, el MVP del campeonato, aplaude a la multitud. Irán gana por tercera vez en cuatro años.
Amir Hosein Akbari, el MVP del campeonato, aplaude a la multitud. Irán gana por tercera vez en cuatro años.

Varias de las mejores selecciones del mundo reunidas en Medio Oriente, a fin de año, con una pelota como excusa y en busca de la gloria. Por supuesto que a partir del 20 de noviembre esta dinámica se ajustará a lo que ocurrirá en Qatar 2022, pero primero aplica a la Copa Intercontinental de Fútbol Playa de Dubai, que ganó Irán, y a la Copa Neom, que se disputará esta semana en la arena de Arabia Saudita.

Al Main Stadium de Kite Beach, en Emiratos Árabes, lo separan 663 kilómetros de autopista y paisajes desérticos del Lusail Stadium de Doha (ciudad sede de los Juegos Asiáticos 2030). El primero no alojará una final de Mundial, pero sí fue el escenario el último domingo del choque decisivo en el que la selección iraní se impuso a Brasil por 2 a 1 en el marco de la undécima edición de la Copa Intercontinental. El mismo estadio hospedó todos los encuentros del certamen, que también tuvo en el podio a Paraguay (flamante medallista dorado en los Juegos Suramericanos de Asunción) luego de superar 4 a 1 en el partido por el tercer puesto al local Emiratos Árabes Unidos.

Ocho de los mejores equipos del mundo se enfrentaron en la Copa Intercontinental de Fútbol Playa de Dubái en noviembre con un fútbol puro en la zona del Golfo Pérsico.
Ocho de los mejores equipos del mundo se enfrentaron en la Copa Intercontinental de Fútbol Playa de Dubái en noviembre con un fútbol puro en la zona del Golfo Pérsico.

El trofeo alzado le permitió a Irán alcanzar a Rusia como el máximo ganador de esta competición, con cuatro títulos. Además, esta fue la tercera gesta en las últimas cuatro ediciones para el conjunto árabe. El resto de los seleccionados participantes fueron Japón, Estados Unidos, España y Arabia Saudita, que finalizaron entre el quinto y el octavo puesto, respectivamente, en un torneo cuyas ausencias más retumbantes fueron justamente la de Rusia, último campeón mundial y de este torneo, y la de Portugal, la selección del mediocampista Bernardo “Bê” Martins, distinguido como el mejor futbolista del 2022.

En una región caracterizada por las altas temperaturas, motivo que empujó al Mundial de la FIFA hasta los días finales del año por primera vez y forzó la instauración de sistemas de refrigeración artifical en los estadios, esta semana en Dubai la sensación térmica acarició los 37º y la final se disputó de noche con 30º, muy similares a los pronosticados para Doha durante el Mundial.

A su vez, entre el miércoles 9 y el sábado 12 la pelota playera concluirá su año en las playas de la futurista ciudad de Neom, localizada en el noroeste de Arabia Saudita y recientemente designada como el hogar de los Juegos Asiáticos de Invierno 2029. A diferencia de la Intercontinental, la Copa Neom abarcará también una contienda femenina, que contará con las selecciones de Brasil, Países Bajos, Inglaterra y Ucrania. El sistema de disputa será de todas contra todas y luego habrá una final entre las dos primeras de la tabla.

Por su parte, el cuadro masculino reunirá a Japón, Omán, Bahréin y Brasil en el grupo A y a Paraguay, Emiratos Árabes, Inglaterra y el anfitrión Arabia Saudita en el B. Los líderes de cada zona se clasificarán directamente a la final.

El almanaque del 2023 del fútbol playa tendrá como platos fuertes a la Copa del Mundo con sede a definir y a los World Beach Games de Bali, en Indonesia y organizados por Association of National Olympic Committees (ANOC), que se celebrarán entre el 5 y el 12 de agosto.