Púgil cubano deserta en México tras su debut profesional

Es la cuarta fuga de la temporada en el equipo nacional de boxeo . Nunca antes el deporte cubano había registrado tal número de deserciones de medallistas olímpicos activos y en retiro

Sintiéndose "en casa" en México y listos para  demostrar que tienen "estirpe" para brillar en cualquier terreno, los peleadores de Cuba manifestaron el miércoles orgullo y ganas de regresar al boxeo profesional tras 60 años de ausencia.
Sintiéndose "en casa" en México y listos para demostrar que tienen "estirpe" para brillar en cualquier terreno, los peleadores de Cuba manifestaron el miércoles orgullo y ganas de regresar al boxeo profesional tras 60 años de ausencia.

En un hecho inédito,un púgil cubano de reciente incorporación en la selección nacional cubana, desertó luego de hacer su debut como profesional.

El suceso ocurrió la noche del viernes último en La Paz, capital de Baja California Sur, México, cuando el boxeador minimosca (49 kg) Billy Rodríguez decidió que no regresaba a La Habana tras derrotar por nocaut técnico en el segundo asalto al local Miguel Angel Luna.

Desde mayo de 2021 los boxeadores cubanos bajo la sombrilla del Instituto Nacional de Deportes fueron autorizados por el gobierno a pelear con el status de “profesionales” y los mismos púgiles que representarían a la Isla en el torneo olímpico de Tokio se encargarían de protagonizar la primera velada “rentada” en la ciudad mexicana de Aguascalientes con el nombre de “Domadores de Cuba”.

La empresa Golden Ring presidida por el mexicano Gerardo Zaldívar es la encargada de gestionar la faena de los “Domadores”, una franquicia cubana que con el mismo nombre apareció por primera vez cuatro jornadas después de iniciada la Serie Mundial de Boxeo de la AIBA, ya desaparecida.

Aún no está claro cuál podría ser la relación futura de los cubanos con las organizaciones que lideran el boxeo rentado como la Asociación Mundial (AMB), el Consejo Mundial (CMB) y la Organización Mundial (OMB) aunque se conoce de conversaciones de directivos cubanos con algunas de ellas.

Billy Rodríguez, 22 años, había conseguido la única medalla de oro de Cuba en el Campeonato Panamericano en Guayaquil, Ecuador, en abril pasado. En ese torneo desertaron los cubanos Herich Ruiz y Kevin Brown quienes ya se encuentran en el sur de La Florida.

El cubano Rodríguez debía haberse iniciado como profesional el pasado 5 de junio en Buenos Aires, pero el anfitrión Sergio Daniel Rosales incumplió las exigencias del peso corporal y el pleito fue cancelado

La victoria de Rodríguez en La Paz debe contarse como el décimo triunfo consecutivo de la franquicia Domadores de Cuba desde su estreno el pasado año.

Varios comentarios en las redes sociales coinciden en que la nueva hoja de ruta de Rodríguez tiene como próxima parada la frontera con Estados Unidos y como segunda escala gimnasios de Miami o Las Vegas donde están concentrados en la actualidad medallistas olímpicos y mundiales junto a otros prospectos cubanos bajo la tutela de ex entrenadores de seleccionados nacionales cubanos.

Un día después de la actuación de Rodríguez en el ring mexicano, elogiada en la prensa oficial cubana antes de su deserción, las autoridades deportivas fustigaron la decisión del peleador.

“Informamos que, dando la espalda a sus obligaciones contractuales, Billy Rodríguez decidió no regresar a Cuba tras debutar anoche en el boxeo profesional. Condenamos su actitud, ajena al compromiso contraído”, notificó la escueta declaración aparecida en redes sociales.

Esta es la cuarta deserción en la selección nacional cubana en lo que va de año.La más notoria se confirmó a fines de junio cuando el campeón olímpico de Tokio 2020 y tricampeón mundial, Andy Cruz fue descubierto por las autoridades locales cuando intentaba salir ilegalmente de la isla vؙía marítima.

La sangría de importantes exponentes del deporte cubano tanto en activo como en retiro, entre ellos campeones y medallistas olímpicos, continúa preocupando a la afición deportiva cubana en medio de la impresionante ola migratoria que vuelve a sacudir a la sociedad cubana.