Futuros halteristas olímpicos centran la atención en el Campeonato Mundial de León, México

Entre el 11 y el 18 de junio la actual IWF organiza en la ciudad mexicana su último Mundial antes de su histórico Congreso electoral en dos semanas en Tirana, Albania

La halterófila colombiana Julieth Rodríguez es campeona del Mundial Juvenil de Levantamiento de Pesas / (Twitter: @ifwnet)
La halterófila colombiana Julieth Rodríguez es campeona del Mundial Juvenil de Levantamiento de Pesas / (Twitter: @ifwnet)


Más de 200 adolescentes de unos 40 países de los cinco continentes se han reunido en un auditorio de la ciudad mexicana de León para soñar con los Juegos Olímpicos de Los Angeles dentro de seis años.

México vuelve a organizar un campeonato mundial de la Federación Internacional de Halterofilia este en la categoría de hasta 17 años. En 2003 acogióuna cita juvenil del orbe en la ciudad de Hermosillo. En 2016 en Mérida, Yucatán, un certamen global estudiantil fue auspiciado por la Federacion Internacional Del Deporte Universitario.

Los mexicanos serán anfitriones de este evento universal de la IWF del 11 al 18 de junio en medio del entusiasmo por su brillante actuación en el Campeonato Mundial en la isla griega de Creta.

México con 15 medallas fue segundo en el cuadro final detrás de Turquía (19) y se ubicó por encima de potencias en la halterofilia como Armenia (14) y Ucrania (13).

Estados Unidos fue quinto en el medallero con 13 preseas ( cuatro de oro, cuatro de plata y cinco de bronce) para ratificar la calidad de la nueva generación de halteristas de América en una faena completada por Colombia con 11 medallas, Ecuador 4 (tres de oro) y Cuba 2.

León, a más de 400 kilómetros de la Ciudad de México, será sede del último Mundial antes del Congreso electoral de la Federación Internacional en dos semanas del que dependen precisamente los sueños olímpicos de estos jóvenes, de sus padres, de sus entrenadores.

El foro del que debe resultar “una nueva IWF” será el 25 y 26 de junio en Tirana, Albania. Unos sufragios decisivos para el futuro olímpico de la halterofilia, excluída temporalmente de Los Angeles 2028.

El Comité Olímpico Internacional ha insistido que la elección del nuevo gobierno de la IWF tendrá un impacto determinante en su decisión de restablecer o no la disciplina en el programa olímpico después de los Juegos de París 2024.

Unos 140 candidatos fueron avalados por un Panel de Determinación de Elegibilidad, independiente, para diversos cargos en la Junta Ejecutiva, en comisiones y comités, luego de un largo y varias veces postergado proceso de elegibiilidad.

De acuerdo a algunos expertos, América nunca antes había llegado a ese número de aspirantes en un proceso electoral obligado a marcar un giro radical de la federación internacional.

En esa transformación jugará un papel clave su nuevo presidente. Hay 11 candidatos a la presidencia entre ellos dos mujeres representantes de América, la ex presidenta interina de la IWF, Ursula Papandrea y la actual presidenta de USA Weightlifting, Paula Aranda.

El presidente interino de la IWF, Michael Irani, que no está postulado, calificó este proceso electoral “transparente y bien definido” conducente a una “nueva era” y con el que se completan las exigencias trazadas por el COI luego de aprobarse una nueva Constitución para garantizar reformas en la gobernanza e introducirse “sólidos procedimientos antidopaje”.

El futuro dirá la última palabra.

Por lo pronto, América celebrará a partir de este sábado el primero de sus dos campeonatos mundiales que en 2022 se le ha asignado al continente. El segundo será el Mundial de Mayores con sede en Colombia en diciembre, el primer evento de la halterofilia clasificatorio para París 2024.

En 2023 Guadalajara, México, organizará el próximo Campeonato Mundial Juvenil, y La Habana acogerá un Grand Prix, puntuable en la clasificación olímpica.

En 2024 Lima, Perú, tendrá la oportunidad de organizar el Mundial sub 17 de forma presencial luego de que la pandemia de coronavirus en noviembre de 2020 obligara a última hora a convertirlo en una competencia virtual, que resultaría aleccionador para deportistas, entrenadores y federaciones nacionales en medio del aislamiento y las restricciones de viajes.

Ocho meses después América conseguiría una actuación histórica en Juegos Olímpicos cuando en Tokio siete naciones del continente lograron 11 preseas, entre ellas dos de oro a cargo de mujeres: la ecuatoriana Neisi Najomes (76 kg) y la canadiense Maude Charron (64 kg). Desde este sábado en León podrian nacer futuros héroes olímpicos.