ATR EXTRA Jeddah ya es historia con sus records y medallas de nueva generación, mientras la halterofilia apunta a Tashkent, el destino final

Menores de 17 años de Rusia y Estados Unidos marcaron el liderazgo en la sede saudita del Mundial, con Colombia y México a la cabeza de América Latina.

Hampton Morris (USA) el pesista más destacado del Mundial sub 17 en Jeddah (IWF)
Hampton Morris (USA) el pesista más destacado del Mundial sub 17 en Jeddah (IWF)

Una nueva generación de pesistas envió una señal prometedora a tres años de la cita olímpica de París, tras las ocho jornadas del Campeonato Mundial de la IWF para menores de 17 años en Jeddah, Arabia Saudita.

Ocho records mundiales para la categoría fueron establecidos en la justa con 202 atletas de 44 países, en la que Rusia consiguió liderar el cuadro de medallas en hombres y mujeres.

La nación árabe organizó por primera vez un torneo de halterofilia de relevancia internacional, y Jeddah permitió revivir estos campeonatos de forma presencial luego que la anterior edición en Lima, Perú, en 2020, se celebró de manera virtual.

Varios ganadores de medallas en la competición internacional “online” organizada por la Federación Peruana y la IWF en noviembre pasado escalaron ahora el podio en Jeddah.

Hace dos años, en Las Vegas, Estados Unidos había conquistado los títulos masculino y femenino por equipos. En esta ocasión mantuvo su dominio en las damas mientras los rusos lo hacían en hombres.

Los norteamericanos fueron los únicos en presentarse con el cupo máximo de 20 deportistas, seguidos por Rusia (17) e Irán (14).

De Estados Unidos resultaron también las dos figuras seleccionadas como las mejores del Mundial: Katie Step ( 55 kg) y Hampton Morris (61 kg), con dos records mundiales cada uno.

Estep, oriunda de Auburn, Washington, levantó 89 kg en Arranque para superar por un kilogramo la marca de Nina Sterckx, de Bélgica, impuesta en el Campeonato Europeo Juvenil de 2019 en Eilat, Israel.

En el Total, Estep hizo 198 kg, un peso con el que rompió el registro vigente de Pak Jin-hae, de Corea del Norte (197 kg), establecido en 2019 durante el certamen asiático de la categoría disputado en Pyongyang, la capital norcoreana.

Morris, de Marietta, Georgia, con 156 kg en Envión, quebró su propio record del mundo (155 kg), que había realizado en el Campeonato Panamericano de Manizales, Colombia, en julio de 2021.

El joven de 17 años también logró un nuevo registro universal en el Total con 276 kg, superior en tres kilogramos al del indonesio Muhammad Faathir, de febrero de 2020.

Step y Morris volverán pronto a representar a Estados Unidos, esta vez en los Primeros Juegos Panamericanos Junior a partir del 25 de noviembre en Cali, Colombia.

Los protagonistas de los otros cuatro records mundiales para menores de 17 años fueron Zarina Gusalova (Rusia) en 71 kg con 103 kg en Arranque y 226 kg en Total, en el sector femenil, y Satrio Adi Nugroho, de Indonesia , 55 kg ( 111 kg en Arranque) y Kaan Kahriman, Turquía, en 61 kg ( 276 kg en Total), en el masculino.

En el ranking final de las mejores pesistas del torneo, entre las 10 primeras escoltaron a Estep, Zalina Gusalova(RUS-71 kg), Ingrid Segura (COL- 64 kg), Milana Kutiakina (RUS- 49 kg), Monika Marach (POL- 64 kg), Medine Bilicier (TUR- 49 kg),Nigora Suvonova (UZB- 71 kg), Jean Rose Ramos (PHI- 45 kg), Ozoda Hojieva (UZB- 55 kg) y Karol López (COL- 49 kg).

La tabla de puntuación en hombres la encabezaron, tras el líder Morris, Alireza Abbaspoor (IRI- 81 kg), Rakhat Bekbolat (KAZ- 102 kg), Weeraphon Wichuma (THA- 67 kg), Alexsandr Lazaryan (ARM-89 kg),Mijail Podkorytov (RUS- 89 kg), Kaan Kahriman (TUR-61 kg), Antonio Carrasco (MEX-61 kg), Hakan Kurnaz (TUR- 89 kg), y Kurbonmurod Nomozov (UZB-96 kg).

Siete países representaron a América. Junto a EE.UU asistieron México, Colombia,Venezuela, Perú, Panamá, y Brasil.

Las limitaciones financieras, que se hicieron más agudas para varias federaciones tras la prolongación por un año de la preparación hacia los Juegos Olímpicos, al parecer impidieron una mayor participación latinoamericana en una sede lejana.

Sin embargo, la faena de los deportistas de la región puede considerarse de sobresaliente.

Colombia, con sólo seis atletas, conquistó 14 medallas, cinco de oro, cuatro de plata y cinco de bronce. Sus cinco premios dorados, gracias a sus damas (Dubaney Sinisterra, dos en 59 kg; Ingrid Segura, dos en 64 kg y Karol López en 49 kg) permitieron que Colombia se ubicara segunda en el cuadro de preseas por países sólo superada por Rusia

La colombiana Ingrid Segura y su entrenador. Fue la última medalla de oro para su país (COC)
La colombiana Ingrid Segura y su entrenador. Fue la última medalla de oro para su país (COC)

Otra destacada actuación fue la de México con 12 medallas: tres de oro, tres de plata y seis de bronce,por medio de Adolfo Tun (55 kg), Herseleid Carrasco ( 61), Vanesa Hernández ( 81) Ximena León (55) y Angeles Cruz (76).

En femenino Brasil ganó cuatro preseas,tres plata y un bronce : tres de Taiane Justino de Lima en +81 y una para Julia Vieira (55 kg) en envión.

Venezuela también subió al podio por intermedio de Josué Arango en los 67 kg con tres de plata.

Como ocurrió en el torneo olímpico de Tokio donde varios países consiguieron medallas históricas, en Jeddah también se registraron algunos momentos similares

En el caso de Irán, por ejemplo, la joven Yekta Jamali logró la primera medalla de plata en los anales de la halterofilia femenina de su país. Ella realizó esa actuación inédita en la categoría de 81 kg con un total de 205 kg.

Jamali ya había hecho historia en mayo en Tashkent con un bronce en el Campeonato Mundial Juvenil, la que significó la primera medalla de la mujer iraní.

Las dos medallas de Arabia Saudita en la competencia de la que fue sede las alcanzó Ali Majeed con plata en arranque y bronce en total en los 55 kg.

El cuadro de medallas en el femenino fue comandado por Rusia con 6 de oro, 2 de plata y 5 de bronce seguida por Colombia 5-4-2, Turquía 4-2-2, USA 3-3-4,Kazajstán 3-0-0, Polonia 2-3-1, México 2-2-5,Filipinas 2-1-1, Georgia 2-1-0,Tailandia 1-2-2, Uzbekistán 0-4-2, Brasil 0-3-1, Irán 0-2-2, España 0-1-0 , Indonesia 0-0-3.

En masculino, Rusia al frente con 7 de oro, 9 de plata y 5 de bronce, Tailandia 4-1-2, Uzbekistán 4-0-1, Irán 3-0-2, Kazajstán 3-0-0, Turquía 2-5-7, USA 2-2-0, Armenia 2-0-1, R. Checa 1-2-0, México 1-1-1, Indonesia 1-0-0, Georgia 0-5-1, Venezuela 0-3-0, Arabia Saudita 0-1-1, Irak 0-1-1, Ucrania 0-0-3,, Colombia 0-0-3,Polonia 0-0-1 y España 0-0-1.

La clasificación por puntos, por equipos, la lideraron USA, Rusia e Irán en femenino y Rusia, USA y Arabia Saudita en masculino.

La próxima cita mundial de mayores convocará a la familia de la halterofilia en Tashkent, Uzbekistán, del 7 al 17 de diciembre. En esos días, junto a medallas, records, controles antidoping y anticovid, se dará un importante paso en el proceso de reformas de la IWF monitoreado de cerca por el COI con la creación de una nueva Comisión de Atletas.

Cuatro días después los ojos seguirán puestos en la capital uzbeca con el Congreso Electoral de la Federación Internacional, cuyos resultados deben marcar el “antes y después” de la cuestionada institución.

Presentado por la Federación Internacional de Halterofilia. Para más información sobre la IWF, haga clic aquí.