Wimbledon logra lo que será inviable en Tokio 2020 estadios con tribunas llenas

Wimbledon Centre Court by Spiralz from England
Wimbledon Centre Court by Spiralz from England

(ATR) Wimbledon, el torneo más prestigioso del tenis e ícono del deporte mundial, logrará esta semana algo inviable en los inminentes Juegos Olímpicos de Tokio 2020: estadios a plena capacidad de espectadores.

En un comunicado, el All England Lawn Tennis and Croquet Club (AELTC) se dijo “feliz de poder confirmar que el court central y la cancha 1 estarán al 100 por ciento de su capacidad para cuartos de final, semifinales y finales”.

Será la primera vez que los estadios al aire libre tengan sus tribunas completas con espectadores en un evento deportivo en el Reino Unido desde que la pandemia del covid-19 cerró el deporte en el país y en todo el mundo en marzo de 2020.

Un claro contraste con lo que ocurre en Tokio, donde en poco más de dos semanas se inaugurarán los Juegos, aplazados en 2020 por la pandemia.

El número de espectadores de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio podría reducirse aún más en medio del continuo aumento de los contagios de covid-19 en la capital japonesa, según escribieron los medios de comunicación japoneses la semana pasada.

El plan actual que permite el 50% de la capacidad del recinto, con un máximo de 10.000 personas, será revisado esta misma semana por el gobierno japonés y los organizadores de Tokio 2020, según Kyodo News.

La gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, declaró el viernes que la celebración de los Juegos sin espectadores debería considerarse como una de las principales opciones.

Koike hizo estos comentarios en su primera rueda de prensa desde que abandonó el hospital el miércoles tras una semana de estancia por lo que se describió como “fatiga severa”.

El primer ministro japonés, Yoshihide Suga, dijo a principios de esta semana que la posibilidad de no tener espectadores seguía siendo una opción.

En su rueda de prensa semanal del viernes, la presidenta de Tokio 2020, Seiko Hashimoto, dijo que el comité organizador está preparado en caso de que el gobierno decida que no haya aficionados en las gradas.

Se están barajando otras opciones. Una de ellas sería reducir el límite a 5.000 personas. Otra prohibiría la presencia de espectadores en algunos de los eventos que se celebran por la tarde y por la noche.

El límite de 10.000 espectadores se aprobó a finales del mes pasado en una reunión de las cinco entidades organizadoras de Tokio 2020, con la condición de que se revisará si la situación del covid-19 empeoraba. El tope también se aprobó con la expectativa de que el cuasi estado de emergencia en curso para Tokio se levantara como estaba previsto el 11 de julio.

Sin embargo, las infecciones diarias han aumentado desde que se levantó el estado de emergencia el mes pasado y parece poco probable que se pueda levantar el cuasi estado de emergencia. El número de entradas para los Juegos Olímpicos se ha reducido ya en 910.000, hasta los 2,72 millones, es decir, alrededor del 35% del total de plazas disponibles.

Reportado por Sebastián Fest y Gerard Farek