‎Jair Bolsonaro desafía el ‘sistema de honor’ contra el COVID-19 de la Asamblea General de la ONU‎: asistirá sin estar vacunado

El nuevo sistema es el pasaporte covid de la asamblea, ya que significa que “al deslizar una insignia para ingresar al Salón (de la Asamblea General), los delegados atestiguan que están completamente vacunados, que no han dado positivo por covid-19 en los últimos 10 días y no tienen síntomas”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto de archivo EFE/ Joédson Alves
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. Foto de archivo EFE/ Joédson Alves

Las Naciones Unidas exigen que los líderes mundiales que llegan a Nueva York para su Asamblea General se adhieran a un “sistema de honor” para certificar que están completamente vacunados contra el coronavirus.

Pero ese mandato se pondrá a prueba en los primeros momentos del debate general.

Jair Bolsonaro, quien contrajo el virus el año pasado y tan recientemente como esta semana dijo públicamente que no necesita vacunarse porque ha adquirido anticuerpos de forma natural, está programado para iniciar el 76º debate general de la Asamblea General de las Naciones Unidas el martes.

Es tradición de la ONU que el presidente de Brasil hable primero, pero no está claro cómo el organismo haría cumplir el mandato si Bolsonaro ingresa al Salón de la Asamblea General sin antes recibir una inyección. La ONU no respondió a una solicitud de comentarios.

Fotografía de archivo de una sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas. EFE/Noemi Bruzak
Fotografía de archivo de una sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas. EFE/Noemi Bruzak

“Todos los que han contraído este virus están vacunados, incluso de una manera que es más efectiva que la vacuna en sí. Así que no lo discutan”, ha dicho Bolsonaro. Brasil tiene el segundo número más alto de muertes por covid-19 en el mundo, solo superado por Estados Unidos, con casi 590,000 muertes y el 37% de la población completamente vacunada, según Our World In Data.

El presidente Joe Biden llegará a la ciudad de Nueva York el lunes antes de dar un discurso el martes en la apertura del debate general.

Estados Unidos, que sirve como anfitrión anual del evento en la sede de la ONU, inicialmente trató de disuadir a tantos participantes como fuera posible de venir: en una carta enviada en agosto vista por los medios de comunicación, la misión de Estados Unidos ante las Naciones Unidas pidió a aquellos que pudieran asistir virtualmente para evitar convertir la reunión anual en “un evento de súper propagación”.

Se espera que más de 100 aparezcan de todos modos.

Bandera de Naciones Unidas en su sede de Nueva York, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JASON SZENES
Bandera de Naciones Unidas en su sede de Nueva York, en una imagen de archivo. EFE/EPA/JASON SZENES

Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, dijo en una conferencia de prensa que el “sistema de honor” de la vacuna significa que “al deslizar una insignia para ingresar al Salón (de la Asamblea General), los delegados atestiguan que están completamente vacunados, que no han dado positivo por covid-19 en los últimos 10 días y no tienen síntomas”.

La presión está sobre la ONU, ya que todos los residentes de la ciudad de Nueva York mayores de 12 años deben demostrar que han tenido al menos una dosis de una vacuna para asistir a grandes eventos en interiores a mediados de agosto.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, dijo que le había dicho a António Guterres, el secretario general de las Naciones Unidas, que esta regla se aplica al Salón de la Asamblea General, y la ONU, aunque inicialmente reacia, acordó alinearse con la política. Pero algunos funcionarios de la ONU no estaban satisfechos con lo que vieron como una intrusión en la extraterritorialidad de la ONU.

Las reglas del coronavirus en uno de los principales eventos diplomáticos del año subrayan las grandes disparidades del despliegue mundial de la vacuna contra el coronavirus.


ONU/ESKINDER DEBEBE
ONU/ESKINDER DEBEBE

Si bien Estados Unidos tiene un suministro abundante de vacunas, casi el 57% del mundo no ha recibido ninguna dosis de una vacuna contra el coronavirus, según Our World In Data.

Una complicación adicional para los líderes mundiales y sus equipos es el hecho de que en muchos países, las únicas vacunas disponibles son las que no han sido aprobadas por las autoridades sanitarias estadounidenses, incluidas las producidas por la compañía británico-sueca AstraZeneca, las compañías chinas Sinovac y Sinopharm, y el Instituto Serum de la India.

Todos estos han sido aprobados para su uso por la Organización Mundial de la Salud, y la ciudad de Nueva York permite la prueba de una vacuna aprobada por la W.H.O. o la Administración de Alimentos y Medicamentos. Pero no está claro si los líderes mundiales que fueron inoculados con una de estas vacunas calificarían como vacunados para la Asamblea General de la ONU.

El embajador ruso ante la ONU, Vasily Nebenzya, escribió en una carta esta semana que el mandato es “claramente discriminatorio” y que los “derechos de las personas que no pueden ser vacunadas por razones médicas, el estado de aquellos que acaban de recuperarse del COVID-19 y tienen anticuerpos, los derechos de las personas que recibieron vacunas que no están aprobadas por los CDC, etc.”, debe tenerse en cuenta. (La vacuna Sputnik V de Rusia no está autorizada para uso de emergencia por los Estados Unidos o la Organización Mundial de la Salud).

El embajador de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzya. 
REUTERS / Yana Paskova
El embajador de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzya. REUTERS / Yana Paskova

Cuando se le preguntó sobre el comentario del embajador ruso, de Blasio dijo en una conferencia de prensa: “Si su vacuna no es lo suficientemente buena, entonces deberían ir y usar una de las otras vacunas”.

El alcalde de Nueva York, refiriéndose a las clínicas que ofrecen vacunas Johnson & Johnson de dosis única que la ciudad planea poner a disposición de los asistentes a la AGNU, agregó que “cualquier persona que haya tenido una vacuna no aprobada puede obtener una de las que estamos usando aquí que son efectivas”.

La ONU indicó que el tema aún se está discutiendo. Refiriéndose a las discusiones con Nueva York y el gobierno de los Estados Unidos, el portavoz de la ONU Dujarric dijo: “Hemos cooperado con el país anfitrión y la ciudad anfitriona en estos asuntos y continuaremos discutiendo estos asuntos con ellos”.

“Esperamos encontrar soluciones apropiadas consistentes con nuestros respectivos requisitos y estatus”, dijo Dujarric en la conferencia de prensa.

Jair Bolsonaro.
 REUTERS/Adriano Machado
Jair Bolsonaro. REUTERS/Adriano Machado

Otros dijeron que la solución, particularmente en el caso de Bolsonaro, era clara. El autor brasileño y Mensajero de la Paz de la ONU, Paulo Coelho, tuiteó que “sería una victoria evitar que la delegación del presidente de Brasil ingrese” al Salón de la Asamblea General si no está vacunado.

(c) The Washington Post

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR