Un operario evita un desastre embistiendo un carrito fuera de control en plena pista de aterrizaje

El enorme y aparentemente no tripulado carro estaba haciendo furiosos y vertiginosos círculos en la pista del aeropuerto cuando un trabajador vestido de amarillo saltó a la acción.

Lo siguiente que hizo generó que le aplaudiera una terminal completa de viajeros con ojos cansados, que se detuvieron a mirar la extraña batalla real que comenzaba entre filas de aviones estacionados.

Esto eventualmente capturó la atención del presidente también.

La dramática escena se desató en el lunes en el O’Hares Internacional de Chicago, uno de los aeropuertos más concurridos del país, y la grabación del episodio se compartió a través de redes sociales.

Horas después, Kevin Klauer, jefe ejecutivo de la Asociación Americana de Osteopatía, posteó el video en Twitter, donde tiene acumuladas 7 millones de vistas y el trabajador del chaleco fue bautizado como un salvador.

El departamento de relaciones públicas de la aerolínea envió un comunicado por correo que decía que la compañía esta “investigando el incidente que implica a un camión de abastecimiento”.

“Reportes preliminares indicaron que el acelerador quedó atascado y causó que el carro perdiera el control”, continua el comunicado. “Ningún miembro del equipo de American Airlines resultó herido y el incidente resultó en un retraso de 10 minutos de vuelo”.

Una cosa más es obvia: Si no hubiera sido por el rápido actuar del empleado, el carro desbocado pudo haberse estrellado en un avión estacionado cerca de una de las puertas.

Como el vehículo giró salvajemente, aparentemente tiró a un trabajador al suelo, otros de ellos corrieron a refugiarse. Algunos se pusieron de pie y miraron alrededor sin parecer seguros de que hacer. El carro se desvió y sus ruedas aplastaron lo que parecían ser latas de refresco, haciendo que su contenido saliera disparado.

Los pasajeros caminan en la Terminal 3 en el aeropuerto O'Hare en Chicago. (Foto: Nam Y. Huh)
Los pasajeros caminan en la Terminal 3 en el aeropuerto O'Hare en Chicago. (Foto: Nam Y. Huh)

En la terminal, los pasajeros exclamaban:

“¿Ella fue golpeada?”.

“Oh, Dios mío”.

“¿Que está pasando?”.

Un trabajador salió de la pantalla, evitando por muy poco una de las puertas de metal batientes del carro.

“Va a golpear el avión – ahí va”, dijo uno de los espectadores.

No tan rápido.

Desde la derecha del escenario, el trabajador de amarillo reaparece en el video, conduciendo otro vehículo de apoyo en tierra del aeropuerto. Justo a tiempo, el trabajador golpea el costado del enloquecido carro, volcándolo y esparciendo su contenido sobre el asfalto.

De nuevo, un coro de la terminal.

“oh, genial”.

“¡Ahí tienes!”

“¡Así se hace!”.

La multitud aplaudió en aprobación.

En el comunicado, American Airlines agregó, “Apreciamos la rápida acción del miembro de nuestro equipo que detuvo el vehículo”.

La mañana siguiente, el presidente Donald Trump compartió el video y calificó de héroe al trabajador, twiteando, “Buen trabajo, justo a tiempo”.

El sitio web de aviación, NCYaviation tuiteó un mensaje discreto, “una solución creativa para resolver un problema inusual” y el sitio Deadsping clasificó el clip entre sus “Deportivos Destacados del Día”.

Un comentarista lo resumió simplemente a: “Todos necesitamos héroes”.