La mujer se deshizo de los cachorros en los contenedores situados frente a un negocio en Coachella (Video: Facebook The Riverside County Animal Services)

En la grabación de vigilancia, parecía que la mujer que conducía un Jeep Wrangler blanco estaba buscando el mejor lugar para deshacerse de su basura.

La mujer condujo hasta una fila de contenedores de basura afuera de una tienda de autopartes en Coachella, en California, donde saltó con una bolsa de plástico. Miró dentro de un contenedor pero siguió adelante y lanzó su bolsa en el siguiente contenedor, que ya estaba lleno de basura.

Fue un simple, aparentemente un acto inocuo de disposición.

Y eso es lo que, dicen las autoridades, lo hace tan escalofriante.

Porque no eran desechos recolectados dentro de esa bolsa; en cambio, la bolsa estaba llena de cachorros; siete de ellos, todos con solo unos días de nacidos, dijeron los investigadores del Departamento de Servicios para Animales del Condado de Riverside.

La mujer condujo hasta una fila de contenedores de basura afuera de una tienda de autopartes en Coachella, en California (Foto: captura de pantalla)
La mujer condujo hasta una fila de contenedores de basura afuera de una tienda de autopartes en Coachella, en California (Foto: captura de pantalla)

A raíz del incidente, que ocurrió el jueves, se desató una búsquedas de información para localizar a la mujer que conducía el Jeep blanco y llevó en una manifestación de apoyo hacia los cachorros en todo el país.

El lunes, las autoridades arrestaron a Deborah Sue Culwell, una residente de Coachella de 54 años, que fue identificada como sospechosa desde el mismo día del abandono. Ella enfrenta siete cargos por el delito de crueldad animal.

Los cachorros, que cabrían cómodamente en la palma de una mano humana, sobrevivieron, gracias a un transeúnte que los encontró justo a tiempo. Ahora tienen alrededor de una semana de edad.

"Estamos hablando de siete cachorros arrojados a la basura como si fueran basura", dijo John Welsh, portavoz de la agencia de servicios para animales, en una entrevista. "Es un caso bastante serio en lo que se refiere a la crueldad animal".

Las autoridades rara vez atrapan a alguien mientras abandonan a un animal (Foto: captura de pantalla)
Las autoridades rara vez atrapan a alguien mientras abandonan a un animal (Foto: captura de pantalla)

Por lo general, los casos de crueldad animal en el condado del sur de California no ameritan mucho tiempo de cárcel, dijo en funcionario, pero como este caso es tan grave, puede ser una excepción.

Éste es el segundo caso de cachorros abandonados en un mes, reportó el Palm Springs Desert Sun, que señaló un incidente en marzo cuando los servicios de animales encontraron dos cachorros en un contenedor de basura dentro de un centro de reciclaje en el mismo condado.

Pero el caso de la semana pasada fue notable porque las autoridades rara vez atrapan a alguien mientras abandonan a un animal. El jefe de servicios de animales, Chris Mayer, dijo que ha hablado con la oficina del fiscal de distrito sobre la construcción de un caso.

"No hay excusa para abandonar a los cachorros", dijo Mayer en un comunicado, y agregó que la mujer podría haber llevado fácilmente a los perros a un refugio. "Esto fue un acto vergonzoso".

(Foto: especial)
(Foto: especial)

También fue casi mortal.

La bolsa de plástico se selló cuando la mujer la tiró al contenedor. Además, fue un día muy caluroso en Coachella, ciudad que comparte el nombre con el festival de música en el desierto cercano, con temperaturas que alcanzaron los 90 grados superiores esa tarde. Los cachorros estaban deshidratados y desnutridos.

Si un hombre, a quien la policía solo identificó como "John", no hubiera pasado poco después y escuchado el llanto de los perros, podrían haber muerto, dijo Welsh.

"Sucedió que estaba en el lugar correcto en el momento adecuado", dijo.

Aparentemente, John estaba hurgando en la basura cuando encontró la bolsa y la llevó al interior del taller, dijo en un comunicado de prensa Servicios para Animales. Los veterinarios trataron a los cachorros y los servicios de animales los transfirieron a un grupo de rescate local que los está cuidando para que recuperen la salud.

"El buen samaritano desempeñó un papel importante en salvar la vida de estos cachorros", dijo Mayer en el comunicado. "Sus acciones fueron humanas y heroicas".

"Me sorprendió un poco ver la forma en que los tiró", mencionó el hombre. "Sin cuidado, sin emoción, como si fuera una bolsa de basura vieja y corriente".