Travis Lee Davis logró burlar dos veces a la policía (Foto: Washington Post)
Travis Lee Davis logró burlar dos veces a la policía (Foto: Washington Post)

Desde el exterior, los imponentes muros de hormigón y las estrechas ventanas de la cárcel del condado de Pettis hacen pensar que se edificó una auténtica fortaleza en medio del centro histórico de Sedalia, Misuri.

Sin embargo, la majestuosa construcción al parecer no fue suficiente para mantener a Travis Lee Davis tras las rejas. Tampoco fue suficiente que la policía lo arrestara por segunda vez y lo metiera en la cajuela de una patrulla. Los agentes lo habían descubierto en Oklahoma después de que cuatro días antes se encendieran las alertas por su huida. De alguna manera, Davis logró escapar por segunda ocasión, llevándose el vehículo de los oficiales.

"Estamos cazando al tipo", aseguró el martes pasado el capitán Dave Keller durante una entrevista con el medio televisivo KRCG. "Lo estamos cazando vigorosamente. Lo conseguiremos. Es solo cuestión de tiempo."

El jueves se cumplió el cuarto día de búsqueda. Las autoridades advirtieron que se trataba de un reo peligroso y que debían estar atentos a un hombre con un tatuaje en el cuello de la banda Eye of Providence. Según KRCG, Travis fue encarcelado en febrero, después de que fuera arrestado por supuestamente amenazar a su novia embarazada con matarla. Cuando lo detuvieron protagonizó un enfrentamiento con la policía. Antes de su fuga, lo habían acusado de secuestro, asalto doméstico, resistencia al arresto y violación de los términos de su libertad condicional. Estaba detenido con una fianza de $ 110,000.

La patrulla que usó Davis para escapar por segunda vez y que luego abandonó (Foto: Twitter)
La patrulla que usó Davis para escapar por segunda vez y que luego abandonó (Foto: Twitter)

El sargento Tolbert Rowe informó que después de revisar el video de vigilancia y hablar con otros internos, los oficiales determinaron que Davis había escapado de la cárcel aproximadamente a las 9:31 p.m del sábado 9 de marzo. Supuestamente se subió al techo de la celda donde estaba retenido, trepó por unas vigas y luego atravesó un orificio que desemboca en una zona de mantenimiento. Desde allí, caminó hacia la salida y así pudo escapar de la cárcel a pie. No fue hasta las primeras horas de la mañana del lunes cuando los encargados de supervisar el centro se enteraron de que Davis no estaba.

"Necesitamos averiguar qué sucedió y no dejar que vuelva a suceder ", dijo el comisionado David Pick a KGCG.

Los funcionarios dijeron que todavía están tratando de averiguar cómo fue exactamente la fuga de Davis, pues varios informes se contradijeron.
"Desde que se fugó, otros reclusos supieron del caso, por lo que nos aseguramos de que no se les ocurra repetir lo que hizo Davis", dijo el alguacil del condado, Kevin Bond.

Dos días después de que se diera a conocer su desaparición, David fue localizado en una pequeña ciudad ubicada a 6 horas de Sedalia. Sin embargo, al poco tiempo volvió a escabullirse.

Esta es la cárcel de donde escapó Davis (Foto: @KyreonKRCG13)
Esta es la cárcel de donde escapó Davis (Foto: @KyreonKRCG13)

Poco antes de las 7:00 am del miércoles, las autoridades de Heavener, Oklahoma, recibieron una extraña llamada de una gasolinera. Una mujer les dijo que había sido secuestrada por un hombre que la había obligado a conducir su auto mientras la amenazó con una pistola. La víctima dijo que les pudo llamar porque Davis supuestamente se quedó dormido mientras cargaban gasolina. Un par de oficiales correcionales que trabajaban en una prisión cercana llegaron al lugar antes que la policía.

En ese momento Davis trató de escapar a bordo del auto de su víctima, pero los guardias de la prisión lo sacaron antes de que pudiera acelerar. Una vez que los oficiales del Departamento de Policía de Heavener aparecieron, lo abofetearon y le colocaron un par de esposas. Después lo metieron a la cajuela y comenzaron a interrogar a la mujer que había denunciado el secuestro. Sin embargo, cuando volvieron a ver a Davis, este estaba conduciendo la patrulla y ya se encontraba a varios metros de distancia. Nada pudo hacer la policía para impedir su segunda fuga.

"De alguna manera, logró pasar sus manos hacia enfrente y pasarse al otro lado de la rejilla de la patrulla mientras los policías entrevistaban a la víctima", le dijo Armstrong al Sedalia Democrat. "Cruzó la rejilla, robó el auto y, aproximadamente, a tres kilómetros de ahí se estrelló, para luego huir a pie".

Los oficiales corrieron tras él, pero solo encontrar el vehículo vacío y abandonado entre la maleza.

Una vez más, se convirtió en todo un misterio cómo fue que Davis había logrado escapar por segunda vez.

Y es que a pesar de que el motor del automóvil había estado funcionando mientras él estaba sentado en la parte de atrás, los oficiales habían quitado las llaves del contacto. La policía aún no ha descubierto cómo pudo encender el vehículo y conducirlo por casi dos millas.

Las horas siguientes fueron protagonizadas por un intenso operativo de búsqueda, pero una lluvia torrencial hizo que la misión se detuviera.

A temprana hora de este martes la policía anunció que ya habían dado con él, pero hasta no verlo encerrado será difícil volver a creer en las autoridades.